La ruta cultural de la Costa Atlántica

Róger García Marenco rogergarcia@rogers.hom La única razón por la que la autonomía caribeña existe es por la poca población que asiste a esa vasta región, de haber sido más poblada habría, históricamente, seguido la misma ruta cultural que la otra mitad de Nicaragua. Los documentos históricos son irrefutables, la región fue gobernada por las autoridades […]

Róger García Marenco rogergarcia@rogers.hom

La única razón por la que la autonomía caribeña existe es por la poca población que asiste a esa vasta región, de haber sido más poblada habría, históricamente, seguido la misma ruta cultural que la otra mitad de Nicaragua.

Los documentos históricos son irrefutables, la región fue gobernada por las autoridades españolas y luego nicaragüenses como parte del territorio nacional, sin embargo, su población se desplazaba constantemente hacia el Pacífico en donde las condiciones económicas eran muchísimo mejor y ahí eran recibidos mestizos, negros, mulatos y zambos por igual y a quienes se les daban tierras y aperaban de —semillas, gallinas, vacas, cerdos, material para construir viviendas y demás— lo necesario para establecerse e iniciar actividades productivas que les permitieran integrarse a la economía nacional.

La región fue paulatinamente abandonada después de la independencia, dada la debilidad inicial de los gobiernos y la inestabilidad política.

La Costa es poblada y dominada por la mayoría, el 90%, de origen africano que somete a la minoría mestiza (nativa de América) no sólo por el número —9 a 1— sino por tener mejor situación económica y ser más desarrollada culturalmente.

De modo que todo este artificial y manipulado alboroto es para el solo beneficio del medio millón, de raza negra, descendientes de los esclavos que desembarcaron los ingleses en los siglos XVI, XVII y XVIII para hostigar a la torpe corona española.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: