Ruta de la Costa Caribe

Candis Hamilton hrlawgroup.blu@ibw.com.ni En relación con la carta que publicó LA PRENSA, titulada “La ruta de la Costa Atlántica”, coincido con que los documentos históricos son irrefutable, y en el abandono de la Costa Atlántica de parte de todos los gobiernos habidos hasta la fecha en la nación, no así con el resto del texto. […]

Candis Hamilton hrlawgroup.blu@ibw.com.ni

En relación con la carta que publicó LA PRENSA, titulada “La ruta de la Costa Atlántica”, coincido con que los documentos históricos son irrefutable, y en el abandono de la Costa Atlántica de parte de todos los gobiernos habidos hasta la fecha en la nación, no así con el resto del texto.

La Costa Caribe de Nicaragua nunca fue gobernada por las autoridades españolas ni fue parte de la Colonia Española, pues tuvimos la “suerte”, buena o mala, de ser colonizados por la corona inglesa, llámese de manera fortuita si se quiere. Por lo que no se sufrió los embates de la deshumanizada colonización española, que no trajo más que miseria, explotación y muerte a las comunidades indígenas de la nación. La Costa Atlántica pasó a ser parte del territorio con la mal llamada “Reincorporación de la Mosquitia”, que en algunos lados se le llama “incorporación”. Cuando se comenzó a formar parte de esta nación se pagó el precio del abandono y la marginación de esta gloriosa nación, pero por supuesto, fueron explotadas en grandes cantidades las riquezas naturales de la región. No fue una colonia española, pero se impuso la celebración de la independencia los 15 de septiembre.

La Costa Atlántica en su mayoría (70%) es mestiza, y apenas 30% de la población se distribuye en cinco etnias restantes. La Autonomía no es sólo para beneficiar a ese supuesto “medio millón de negros”, que para aclaración a la Costa Atlántica no llegaron como esclavos, sino en busca de trabajo, superación y desarrollo, que sólo a través de la real autonomía, hasta ahora secuestrada por los gobiernos centrales, se puede obtener.