Pensiones estancadas

José Cuadra S. Parece increíble que en este país donde la devaluación ha alcanzado un 175% desde los años 90, cuando el cambio del dólar se fijó al 5×1, hasta la fecha del 2002 en que está al 14×1, los sueldos y las pensiones de los jubilados sigan estancados como en los años 90, sin […]

José Cuadra S.

Parece increíble que en este país donde la devaluación ha alcanzado un 175% desde los años 90, cuando el cambio del dólar se fijó al 5×1, hasta la fecha del 2002 en que está al 14×1, los sueldos y las pensiones de los jubilados sigan estancados como en los años 90, sin que las autoridades Ejecutivas, Legislativas o cualquier organización de Derechos Humanos o las mismas autoridades del INSS hayan tomado la iniciativa para “suavizarlas” con un poco de sensibilidad social.

Mi pensión aprobada en los años 90 fue de mil doscientos córdobas, como el cambio estaba al 5×1 podía comprar en medicinas y alimentos el equivalente a 240 dólares. Hoy en el año 2002 mi pensión sigue siendo de mil doscientos córdobas (jamás revalorizaron nuestras pensiones en once años) pero, con el cambio al 14×1 solamente puedo comprar el equivalente a 85.43 dólares.

En Nicaragua todo está dolarizado, luz, agua, teléfono, arroz, frijoles, carnes, salario del presidente, diputados, magistrados etc. Sólo las pensiones de los jubilados, ciudadanos de cuarta categoría, no.

En los años 90 con los 240 dólares compraba mis medicinas, pero hoy con 85.43 dólares, si compró medicinas no como y si como no compro medicinas.

Hoy tenemos una vejez digna de miseria, hambre, enfermedades crónicas, etc. Sin comida, sin medicinas, sin esperanzas, pues para muchos de nosotros el sol ya no saldrá mañana. ¡Y nuestras autoridades discutiendo si se ponen 7,000 u 8,000 dólares mensuales!   

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: