Bolaños quiere comprar tiempo

Analista ofrece una posible explicación a estrategia del Presidente al posponer las elecciones municipales De acuerdo a este análisis, el mandatario necesita tiempo para que su presidencia y su partido se desarrollen Xiomara Chamorroxiomara.chamorro@laprensa.com.ni Posponer las elecciones municipales ha sido un tema al que no han renunciado ni el Frente Sandinista ni el gobierno del […]

El analista político Arturo Cruz.

  • Analista ofrece una posible explicación a estrategia del Presidente al
    posponer las elecciones municipales
  • De acuerdo a este análisis, el mandatario necesita tiempo para que su presidencia y su partido se desarrollen

Xiomara Chamorroxiomara.chamorro@laprensa.com.ni

Posponer las elecciones municipales ha sido un tema al que no han renunciado ni el Frente Sandinista ni el gobierno del presidente Enrique Bolaños, quienes han explicado públicamente que el interés coincidente es destinar hacia gastos sociales los 265 millones de córdobas previstos para realizar esos comicios en el 2004.

Sin embargo, esta sola explicación no termina de convencer a una ciudadanía acostumbrada a leer entre líneas el discurso de los políticos. Para el analista político, Arturo Cruz, el asunto podría ir más allá.

Según Cruz, el interés de la administración Bolaños es dar prioridad a lo económico sobre lo político durante su período, desbrozando el panorama de elementos perturbadores y tomarse el tiempo necesario para permitirse levantar la economía nacional.

Cruz considera que el presidente Bolaños quiere que la HIPC madure bajo su tutela, ya que este programa representa un alivio extraordinario para Nicaragua, así como también está interesado en que el tema de la deuda interna quede resuelto en los próximos dos años, lo que mejoraría significativamente la situación fiscal del país.

Otro elemento que Cruz destaca es que el próximo año termina de resolverse el TLC con EE.UU. en los parlamentos de ambos países, ratificación de gran importancia para la economía nacional, ya que para el analista, Nicaragua puede considerarse un “ganador neto” en el tratado comercial con Estados Unidos, cuyos beneficios podrán empezarse a notar con más fuerza en el año 2005.

Sin desestimar el argumento de que los recursos para las elecciones pueden destinarse a los sectores sociales, Cruz indica que para el próximo año habrá más flexibilidad en la programación del techo del gasto público en el presupuesto, mientras a nivel mundial la economía empieza a mejorarse para beneficio de los productos nacionales.

“Con este panorama, existe la posibilidad de un crecimiento vigoroso de la economía nacional de un cinco por ciento, pero lo político puede enturbiar este asunto”, comenta.

EL GUL, EL OTRO INTERÉS

Sin embargo, Cruz hace notar que en los planes de Bolaños no solamente predomina el estadista, sino también el político que quiere ver su proyecto de partido la “Gran Unidad Liberal” (GUL), convertido en una alternativa influyente entre los liberales, por lo que también existe el interés de tomarse un poco más de tiempo para darle “músculos” a este proyecto, coincidiendo con los éxitos económicos de su administración.

“A lo largo de América Latina se está empezando a cuestionar el ciclo electoral, que sean más funcionales, el Presidente necesita limpiar su escenario de lo político, darse un ciclo electoral más funcional, posponer este juego electoral para cuando tenga mejor posibilidad política”, señala.

EL FSLN, UN ENIGMA

Pero si los propósitos del presidente Enrique Bolaños para posponer las elecciones parecen claros para el analista Arturo Cruz, el interés del Frente Sandinista en este asunto se vuelve un enigma.

“Me sorprende, no sé por qué (el apoyo del Frente), es extraño, es algo que no necesariamente le conviene a (Daniel) Ortega, sería especular ofrecer una explicación”, manifestó.

Una alternativa es que el Frente Sandinista se esté dando tiempo para recomponer internamente sus candidaturas, o quizás Ortega busque restaurar su situación con Estados Unidos a través de un apoyo a las políticas de la administración Bolaños, pero Cruz dice que no se siente cómodo con ninguna de esas posibilidades para explicar la actuación política de los sandinistas en este caso.

NO HAY RESPETO A LAS REGLAS

Aunque el analista Arturo Cruz cree que estos objetivos de Bolaños son nobles en cuanto a conseguir la estabilidad económica nacional, la ligereza con que se cambian en este país las reglas del juego, debe ser un elemento a ser discutido con amplitud. “Hoy los objetivos para posponer las elecciones pueden ser nobles, mañana no se sabe, por lo que debe ser tema de discusión, como sociedad, la permanencia de las reglas del juego político”, advierte Cruz.