Bancentro apelará resolución de Llanes

Superintendente ordenó la separación del presidente de la junta directiva, Roberto Zamora, pero el banco considera que la decisión no tiene base María Antonia López Manzanaresmaria.lopez@laprensa.com.ni La resolución del Superintendente de Bancos, Alfonso Llanes, en la que ordena la destitución de Roberto Zamora como presidente de la junta directiva del Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro), […]

  • Superintendente ordenó la separación del presidente de la junta directiva, Roberto Zamora, pero el banco considera que la decisión no tiene base

María Antonia López Manzanaresmaria.lopez@laprensa.com.ni

La resolución del Superintendente de Bancos, Alfonso Llanes, en la que ordena la destitución de Roberto Zamora como presidente de la junta directiva del Banco de Crédito Centroamericano (Bancentro), será apelada en enero por la institución bancaria ante el Consejo Directivo de la SIB, ya que la considera sin fundamento.

El 23 de diciembre el superintendente Llanes emitió una resolución separando a Zamora de su cargo en cumplimiento de una sentencia condenatoria por injurias y calumnias en perjuicio del ex banquero Haroldo Montealegre, accionista del desaparecido Banco Mercantil.

La sentencia obliga a la SIB a separar a Zamora en base al artículo 30, inciso 8 de la Ley General de Bancos que prohíbe “a los que hayan sido condenados por cualquier delito de naturaleza dolosa” a pertenecer a la junta directiva de un banco.

Sin embargo, Bancentro esgrime para la apelación una interpretación de la misma Superintendencia de Bancos emitida el 12 de noviembre pasado en la que resuelve que “el delito de naturaleza dolosa al que se refiere dicha disposición (Arto. 30 inciso 8), es aquel que amerita una pena más que correccional”.

Según Carlos Briceño, gerente general del Bancentro, el caso de injurias y calumnias no amerita la acción tomada por el superintendente. “Una cosa es que pierda el caso una persona por un delito de carácter doloso que requiera cárcel y otro por una demanda de injurias y calumnias entre dos personas, y que basado en eso quieran destituir al presidente de una institución financiera”.

Briceño dijo que mientras se aclara el proceso legal, la presidencia del banco la asume el vicepresidente de la junta directiva y que de ninguna manera esta situación perjudica al banco.

“Las operaciones y administración del banco están totalmente ajenas a ser afectadas por este problema, de tal manera que la entidad continúa trabajando normalmente, sin efectos negativos en el capital propio y de los ahorrantes con los que trabaja hasta la fecha”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: