Rehenes del mercado

Bobby Salamanca Jr.El Nuevo Herald Sólo faltan cerca de seis semanas para que los lanzadores y receptores se reúnan en los campos de entrenamientos de primavera, y a estas alturas un grupo de prominentes figuras aún siguen en el mercado de agentes libres. En otras palabras: todavía no tienen equipo para la temporada del 2004. […]

El valioso intermedista boricua Roberto Alomar todavía no tiene equipo para la próxima temporada, cuyos entrenamientos inician el próximo mes.

Bobby Salamanca Jr.El Nuevo Herald

Sólo faltan cerca de seis semanas para que los lanzadores y receptores se reúnan en los campos de entrenamientos de primavera, y a estas alturas un grupo de prominentes figuras aún siguen en el mercado de agentes libres.

En otras palabras: todavía no tienen equipo para la temporada del 2004.

Los boricuas Roberto Alomar, Iván Rodríguez y Juan González, el cubano Rafael Palmeiro, el dominicano Vladimir Guerrero y el astro Greg Maddux son sólo la punta de un iceberg que se acerca peligrosamente a la pretemporada.

La realidad es que hay muchos más. El mercado está saturado de agentes libres con diferentes niveles de éxitos en sus respectivas carreras. Entre ellos también se pueden leer los nombres de los cubanos Danys Báez y Orlando ‘’El Duque’’ Hernández.

Los peloteros se quejan de que las ofertas de los equipos están por debajo del valor real del mercado, y la Asociación de Peloteros ha comenzado a hablar de una conspiración entre propietarios.

Otros consideran que la realidad actual es una consecuencia directa de la depresión económica.

Lo cierto es que mientras los primeros no prueben lo que afirman, y la economía recupere su mejor semblante, los peloteros y los dueños deberán llegar a un acuerdo en las condiciones vigentes si desean evitar una ola de desempleados batiendo a las puertas de la próxima contienda.

Los Orioles están tratando por todos los medios de llevarse a uno de los premios gordos. El gerente general de Baltimore, Mike Flanagan, comenzó el año con agilidad, haciendo nuevos intentos por firmar a Guerrero.

Baltimore le está ofreciendo un pacto que oscila alrededor de los US$65 millones por cinco años de servicio. Sin dudas, esta es la mejor oferta –conocida– que ha recibido el outfielder quisqueyano.

Las opciones reales que tiene Guerrero para lograr un contrato que le permita conseguir la suma de dinero –su agente pide US$145 millones por ocho años– que un pelotero de su estatura hubiese ganado son mínimas, y el punto que selló su destino fue la firma de Gary Sheffield por los Yankees de Nueva York, el único equipo que pudiera haber satisfecho sus demandas salariales.

DESTINOS

Maddux parecía cerca de un acuerdo con los Padres, pero San Diego encontró en el zurdo David Wells a un líder para su cuerpo de abridores.

Tampoco los Cardenales parecen dispuestos a pagarle los US$11 millones por año –con al menos cuatro campañas–.

Los Piratas están interesados en Báez para usarlo como taponero, pero también aparecen los Rangers en el radar.

La semana pasada el N.Y. Daily News indicó que Báez estaba entre los nombres que manejaban los Mets para el rol de cerrador.

González aparece aún bajo consideración por los Reales de Kansas City.

También pudiera recibir una oferta de los Dodgers, pero el boricua ha dicho que le gustaría permanecer en la Liga Americana.

Los Medias Blancas de Chicago han expresado interés en González, pero sólo si logran canjear al venezolano Magglio Ordóñez.