Goleada del Deportivo

EFE VIGO, ESPAÑA.- El Deportivo supo aprovechar la enorme generosidad del Celta que, para no variar su trayectoria en la Liga, volvió a ceder balones claves en zona peligrosa, riesgo extremo ante la calidad de jugadores a los que se enfrentaba y acabó perdiendo por un contundente 5-0. El conjunto coruñés se marchó al descanso […]

Víctor Sánchez, uno de los anotadores del Deportivo.

EFE

VIGO, ESPAÑA.- El Deportivo supo aprovechar la enorme generosidad del Celta que, para no variar su trayectoria en la Liga, volvió a ceder balones claves en zona peligrosa, riesgo extremo ante la calidad de jugadores a los que se enfrentaba y acabó perdiendo por un contundente 5-0.

El conjunto coruñés se marchó al descanso con una ventaja de dos goles, a pesar de haber estado a merced del Celta durante todo el primer período gracias a su insuperable eficacia al convertir los dos únicos acercamientos de relevancia.

Por contra, el Celta pagó caro el tremendo error del chileno Pablo Contreras, que cedió el balón en bandeja para que Valerón iniciase un veloz contraataque con pase terminal a Luque que el catalán no desaprovechó.

El gol fue un duro golpe para la moral de los célticos que lo estaban haciendo mejor que su rival y tardaron algunos minutos en reaccionar.

No obstante, fueron recuperando poco a poco el mando del encuentro y las llegadas al área cada vez comportaban más peligro para la meta de un Molina bastante nervioso.

Al Celta le faltó el acierto de su oponente y una pizca de suerte en las oportunidades de que dispuso, la más clara y de gran belleza plástica un balón en parábola de Jesuli por encima de Molina que acabó rechazado por el poste.

Antes, el conjunto olívico había reclamado un par de acciones dudosas en el área deportivista pero lo cierto e irrefutable fue, de nuevo, su endebles defensiva con otro error en la entrega, esta vez de José Ignacio, quien habilitó a Víctor para que éste elevara el balón con sutileza ante la salida de Cavallero.