Allen fue suficiente

Les ganó el duelo a Bryant y Payton, con O’Neal lesionado Ángel LópezEFE HOUSTON.- La expectativa generada por el regreso de Gary Payton a Seattle, ciudad en que se convirtió en uno de los mejores de la NBA, sirvió para que Ray Allen, el jugador por el que fue traspasado, reivindicase su condición de nuevo […]

Ray Allen (34) fue el verdugo de los Lakers, pese al acoso de Gary Payton.

  • Les ganó el duelo a Bryant y Payton, con O’Neal lesionado

Ángel LópezEFE

HOUSTON.- La expectativa generada por el regreso de Gary Payton a Seattle, ciudad en que se convirtió en uno de los mejores de la NBA, sirvió para que Ray Allen, el jugador por el que fue traspasado, reivindicase su condición de nuevo líder de los SuperSonics, que derrotaron a Los Ángeles Lakers.

Los aficionados recibieron a Payton como el gran héroe que fue durante 12 temporadas con los SuperSonics, pero fue Allen la figura que guió a su equipo a la tercera victoria consecutiva después de vencer a los Lakers por 111-109.

Allen anotó 35 puntos, incluida la canasta decisiva a falta de 5.8 segundos para que expirase el tiempo reglamentario y se erigiese como el protagonista indiscutible de la dramática y emocionante victoria del equipo local.

Mientras, Payton, que tampoco quiso quedarse con los Bucks y decidió marcharse a los Lakers para tratar de conseguir un título de liga, no pudo junto con Bryant salvar a los Lakers, que desde el segundo cuarto se quedaron sin Shaquille O’Neal, lesionado.

Tampoco jugó el veterano alero Karl Malone, que sigue sin recuperarse de la rodilla lesionada y lleva ya cinco partidos sin jugar con los Lakers.

Payton anotó 24 puntos, capturó cinco rebotes y dio igual número de asistencias, mientras que Bryant logró añadir 18 de sus 32 puntos en el cuarto final, pero no acertó en la canasta que podría haber sido la del empate al final del partido y forzar la prórroga.

Los Lakers, que dejaron su marca en 21-8 y comparten el primer lugar de la División del Pacífico con los Kings de Sacramento, también perdieron a O’Neal, que se lesionó los gemelos de la pierna derecha y sólo jugó 14 minutos.

KIDD SUPERÓ A JAMES

En el Continental Airlines Arena se congregaron 20,000 espectadores para ver las acciones del novato LeBron James, primera vez que jugaba en Nueva Jersey contra el equipo local de los Nets, y los campeones defensores de la Federación Este no le dieron el mejor recibimiento.

Especialmente el base Jason Kidd, que ha encontrado de nuevo su mejor momento de forma y le dio una lección de baloncesto a James, mientras que los Nets ganaban 97-82 a los Cavaliers de Cleveland.

Kidd encestó 26 puntos, capturó nueve rebotes y dio 10 asistencias, para dejar a James con sólo 14 tantos.

La combinación del alero Ron Artest, que anotó 28 puntos, y el pívot Jermaine O’Neal, que aportó 21 tantos con 13 rebotes, fue la clave que permitió a los Pacers de Indiana derrotar 103-90 a los Celtics de Boston para lograr el tercer triunfo consecutivo.

Los Celtics jugaron un buen baloncesto de equipo encabezados por el escolta Paul Pierce, que anotó 18 puntos, pero esta vez no fue la figura que estableciese la diferencia en el duelo con Artest y O’Neal.

Kevin Garnett logró 18 puntos, 15 rebotes y 4 asistencias para liderar el ataque de los Tomberwolves de Minnesota, que vencieron por 93-75 a los Hawks de Atlanta.

El base Sam Cassell lo apoyó con 15 puntos y 11 asistencias para el equipo de Minnesota, que también recibió 12 tantos de Trenton Hassell.

El escolta Michael Redd anotó 21 puntos, el pívot Brian Skinner aportó 20 tantos y el alero Tim Thomas contribuyó con 17 para que los Bucks de Milwaukee superasen por 109-101 a los Mavericks de Dallas y rompiesen la racha de dos derrotas consecutivas.