Enfoque sectorial en educación

Emilio Porta Pallaisportae@mecd.gob.ni A partir de los ochenta las agencias internacionales de cooperación comenzaron a buscar diferentes maneras de canalizar la asistencia técnica y financiera hacia los países en vías de desarrollo. Diversas evaluaciones sugerían que, en general, los proyectos tradicionales de inversión presentaban debilidades en cuanto a la falta de coordinación entre donantes y […]

Emilio Porta Pallaisportae@mecd.gob.ni

A partir de los ochenta las agencias internacionales de cooperación comenzaron a buscar diferentes maneras de canalizar la asistencia técnica y financiera hacia los países en vías de desarrollo. Diversas evaluaciones sugerían que, en general, los proyectos tradicionales de inversión presentaban debilidades en cuanto a la falta de coordinación entre donantes y la baja apropiación local. Adicionalmente, el contar con diversas unidades ejecutoras, dentro de un mismo ministerio aumenta los costos de transacción y con frecuencia trae consigo problemas de gobernabilidad.

En los noventa, en países como Camboya, Uganda y Mozambique se implementó una nueva modalidad de cooperación denominada apoyo sectorial, conocida como SWA por sus siglas en inglés (Sector Wide Approach). A diferencia del esquema tradicional de proyectos, en este nuevo enfoque de cooperación las agencias apoyan las políticas y plan de trabajo del Gobierno. La ejecución del plan común de trabajo recae sobre los ministerios de línea y no sobre unidades coordinadoras.

En la Nueva Era y en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo (PND), el Gobierno y los cooperantes establecieron diversas mesas sectoriales de coordinación. Dentro de ellas se encuentra la mesa de educación, la cual ha sesionando periódicamente y ha avanzando en la implementación de un enfoque sectorial.

En septiembre del 2003 el Gobierno y los cooperantes acordaron iniciar la implementación de un SWA y elaboraron una declaración en la que definen los principios generales de la cooperación y mecanismos de coordinación. Adicionalmente se ha consensuado el documento de políticas para la educación básica y media, que es coherente con el Plan Nacional de Educación y el PND; en él se definen con claridad las principales intervenciones que impulsará el MECD. De la misma manera, la mesa ha cuantificado las necesidades de financiamiento del sector y su brecha financiera.

En la actualidad el Gobierno y los cooperantes se encuentran trabajando en la elaboración del Plan Común del Trabajo y en la armonización de procedimientos fiduciarios y administrativos. Es importante destacar que en el enfoque sectorial que se está impulsando se reconocen diversas modalidades de apoyo por parte de los cooperantes. Con algunas agencia se mantendrán el apoyo vía proyectos, sin embrago, éstos serán parte de una estrategia global de trabajo, mientras que con otros se están explorando diferentes mecanismos de financiamiento, inclusive apoyo presupuestario.

En adición a la mejora de coordinación que se está logrando, la implementación del SWA está movilizando recursos adicionales para apoyar el sector. La Unión Europea ya anunció un apoyo presupuestario de 57 millones de dólares americanos para los próximos tres años. Es importante destacar que éste es el primer apoyo presupuestario para educación que la Unión Europea realizará en América Latina. Con el Gobierno de Canadá se tienen negociaciones avanzadas para canalizar 12 millones en el mismo período, y con la inclusión de Nicaragua en la Iniciativa de la Vía Rápida de Educación Para Todos, que coordina el Banco Mundial, se han conseguido, para el 2004, siete millones de dólares adicionales.

Todavía es necesario continuar realizando esfuerzos para conseguir los recursos necesarios para alcanzar la universalización de la educación primaria y las otras metas educativas que Nicaragua se ha fijado. Sin embargo, no podemos negar los avances alcanzados hasta el momento en mejorar la coordinación de la cooperación y en reestablecer la confianza de los cooperantes y países amigos.

El autor es Master en Gestión y Políticas Públicas (Uchile), Director General de Prospección y Políticas MECD.