Renuncia ministra, ex novia de Maduro

La guardia presidencial le impidió la entrada al Palacio de Gobierno, pues “incomoda a la Primera Dama” Freddy CuevasAP TEGUCIGALPA.- La ministra de Cultura, Mireya Batres, ex novia del presidente Ricardo Maduro, dimitió el miércoles en forma irrevocable porque el mandatario le impidió ingresar al Palacio de Gobierno. Informó en rueda de prensa que la […]

La Primera Dama se impuso ante su “rival”, la ministra de Cultura.

  • La guardia presidencial le
    impidió la entrada al Palacio de Gobierno, pues “incomoda a la Primera Dama”

Freddy CuevasAP

TEGUCIGALPA.- La ministra de Cultura, Mireya Batres, ex novia del presidente Ricardo Maduro, dimitió el miércoles en forma irrevocable porque el mandatario le impidió ingresar al Palacio de Gobierno.

Informó en rueda de prensa que la guardia presidencial no permitió el martes que participara en una recepción que Maduro ofreció al cuerpo diplomático con motivo del Año Nuevo, a la que previamente fue invitada.

“Al llegar al Palacio, se me pidió en nombre del Presidente, que no asistiese al evento porque mi presencia incomodaba a la Primera Dama… y eso es intolerable”, subrayó.

La Primera Dama es la española Aguas Ocaña, de 41 años, que se casó con Maduro en octubre del 2002.

“No, no, la verdad es que no tengo nada que decir en este asunto, porque no formo parte del Gobierno y no adopto decisiones en tal sentido”, declaró Ocaña a la cadena de radio HRN.

Batres, de 42 años, ex novia de Maduro, de 58 años, indicó que “por amor y respeto a Honduras y a la institución de la Presidencia, había soportado situaciones similares, pero todo tiene su límite y lo de ahora colmó mi paciencia porque la vida profesional no debe mezclarse con la personal. Se trata de un hecho desafortunado”, dijo Batres.

Los medios locales han afirmado que la pareja presidencial enfrenta problemas desde que la esposa criticó públicamente al mandatario hace cinco meses por incluir a Batres en su gabinete de gobierno.

Tras esa declaración, Aguas viajó intempestiva a España y se mencionó una probable separación.

El escándalo continuó el 25 de julio cuando el padre de Mireya, el ex canciller César Batres, dimitió como asesor presidencial por las críticas que Ocaña hizo a su hija.

Maduro designó a su ex novia como ministra al asumir en enero del 2002. Ambos tuvieron un romance entre 1999 y el 2001.

El mandatario conoció a Aguas en octubre del 2001, cuando ella trabajaba en la Embajada de España en Tegucigalpa.