Medicina Legal: “Fue un suicidio”

Informe médico y peritaje balístico descartan hipótesis de que una cuarta persona habría asesinado al productor leonés y sus dos amigos José Luis González yMercedes PeraltaCORRESPONSALES/LEóNnacionales@laprensa.com.ni La Policía Nacional de León concluyó las investigaciones y los peritajes químicos del doble homicidio seguido de suicidio que se produjo el pasado lunes 6 de enero en el […]

El comisionado Hugo Ernesto Zamora muestra la trayectoria que siguió la bala en el cráneo de Guillermo Rueda.

  • Informe médico y peritaje balístico descartan hipótesis de que una cuarta persona habría asesinado al productor leonés y sus dos amigos

José Luis González yMercedes PeraltaCORRESPONSALES/LEóNnacionales@laprensa.com.ni

La Policía Nacional de León concluyó las investigaciones y los peritajes químicos del doble homicidio seguido de suicidio que se produjo el pasado lunes 6 de enero en el barrio Ermita de Dolores, identificando como posible causa las deudas contraídas que le agobiaron y desencadenaron una depresión que provocó la decisión fatal.

Sin embargo, entre algunos ciudadanos leoneses, ha trascendido como causa sumado a la deuda un presunto desajuste emocional en el suicida.

“El arma utilizada en este hecho de sangre fue disparada por Guillermo Rueda Mendoza, quien tenía mucha concentración de pólvora en la mano derecha. El peritaje balístico establece que los casquillos, que fueron cinco proyectiles, corresponden al revólver 38 numeración 58674 que el occiso compró meses anteriores a uno de sus hermanos en tres mil córdobas”, explicó el comisionado Hugo Ernesto Zamora, jefe de la Policía Nacional en esta ciudad.

Según documentación emitida por el Instituto de Medicina Legal, Rueda Mendoza murió por choque hemorrágico causado por herida de arma de fuego en la cabeza que destruyó la masa encefálica en la bóveda craneal.

La trayectoria de la bala es de derecha a izquierda, lo que descarta la hipótesis de la familia, según la cual otra persona fue la que disparó porque la bala habría entrado por la sien izquierda y el occiso era derecho.

ÚNICA ARMA Y PROYECTIL EN ESCENA

El jefe policial precisó que el revólver calibre 38 que fue utilizado por Rueda Mendoza, para suicidarse y matar a Francisco Catalino Olivas Molina de, 46 años, y Humberto Moles Saavedra, de 82 años, es el único existente en el hecho y los casquillos se corresponden con la misma arma.

Zamora citó la declaración testifical del joven Oscar Lisandro Rodríguez, de 24 años, vecino de donde ocurrieron los hechos, quien manifestó que escuchó los disparos cuando se disponía a depositar una basura en la calle y de inmediato acudió a la casa de don Guillermo, encontrando la puerta abierta.

Rodríguez agregó que se asomó y vio dos cuerpos que se encontraban en el suelo, escuchó dos disparos y logró ver caer el cuerpo de Rueda Mendoza. El testigo dijo que no vio entrar ni salir a nadie, precisó el comisionado Zamora.

Afirmó que en el lugar del hecho se encontró un mutuo, (documentos), de Guillermo Rueda Mendoza con prestamistas por una deuda de 7 mil dólares con fecha del 5 de junio del 2003, otros de tres mil dólares con fecha del 2 de julio del 2003 y otro de 20 mil córdobas con fecha de 7 de julio del 2003.

Estos compromisos pudieron causar un desequilibrio en Rueda Mendoza, quien en repetidas ocasiones había manifestado su intención de quitarse la vida.

NO CREE QUE HAYA ESTADO ENAMORADO DE SU ESPOSO

Pese a que familiares del suicida Guillermo Rueda Mendoza divergen del conclusivo policial, pues presumen de tentativa de robo, la señora Aída Luz Ramírez, esposa de Francisco Catalino Olivas Molina, dijo estar convencida de que Guillermo acabó con la vida de su marido y del anciano.

Para ella no hubo una cuarta persona en el hecho y refiere que desde el momento en que Francisco Catalino salió de su casa hacia el trabajo y el suceso transcurrieron unos 13 minutos.

Confirmó las expresiones de don Guillermo sobre sus intentos suicidas, incluso había pensado en ahorcarse y advertido que acabaría con su vida el 31 de diciembre.

A su juicio, don Guillermo estaba loco, él venía mal desde hace tiempo y nadie de la familia le había puesto mente al problema.

RECOMENDACIÓN DEL PSIQUIATRA

El doctor Trinidad Caldera, psiquiatra y director del Centro de Atención Psicosocial (CAPS) de León, recomendó a los medios de comunicación tratar el tema del suicidio de la manera más educativa posible, para evitar se repitan los modelos.

Aunque no quiso referirse al caso del señor Guillermo Rueda Mendoza, señaló que una de las causas posibles de suicidio podría ser la depresión por deudas. Sin embargo consideró que un “problema transitorio” no debe resolverse con el suicidio.

“Las personas agobiadas con problemas deben recurrir a la fe, a los aspectos morales, a la familia, porque éstas no son soluciones a los problemas transitorios”, recomendó el doctor Caldera.