Apabullante déficit del INSS

Contralor Luis Ángel Montenegro asegura que déficit del INSS es de C$34,000 millones, por lo que pedirá investigar gastos del Estado para impulsar reforma a la seguridad social Superintendente por la Ley, Cairo Amador, dice que sin las reformas el déficit sería de 56 mil millones Jorge Loáisiga Mayorga Roman, Times, serif»> Apabullante déficit del […]

  • Contralor Luis Ángel Montenegro asegura que déficit del INSS es de C$34,000 millones, por lo que pedirá investigar gastos del Estado para impulsar reforma a la seguridad social
  • Superintendente por la Ley, Cairo Amador, dice que sin las reformas el déficit sería de 56 mil millones

Jorge Loáisiga Mayorga

Roman, Times, serif»>
Apabullante déficit del INSS



Contralor Luis Ángel Montenegro asegura que déficit del INSS es de C$34,000 millones, por lo que pedirá investigar gastos del Estado para impulsar reforma a la seguridad social

Superintendente por la Ley, Cairo Amador, dice que sin las reformas el déficit sería de 56 mil millones

Jorge Loáisiga Mayorga




El contralor Luis Ángel Montenegro, calculó que el déficit del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), es de 34 mil millones de córdobas, equivalente a dos veces y medio el Presupuesto General de la República de este año.

Montenegro cuestionó la decisión del gobierno de Arnoldo Alemán y el de Enrique Bolaños de llevar adelante el proyecto de reforma al sistema de seguridad social y pensiones a sabiendas que el mismo era inviable por el enorme déficit del INSS.

El contralor dijo que la cifra fue proporcionada por el ex presidente del INSS Martín Aguado, en una reunión que sostuvo con los contralores en el año 2000.

El cálculo del contralor es una proyección del déficit que se crearía si el INSS tuviese que pagar de una sola vez las pensiones de los 300 mil asegurados del país. Pero también es un cálculo sobre las transferencias de fondos que tendría que hacer el INSS a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), una vez que empiece a funcionar el nuevo sistema de Seguridad Social, de acuerdo con la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones.

“Nosotros planteábamos que teníamos dudas sobre la implementación de este sistema y advertimos sobre la inviabilidad del sistema de pensiones”, expresó Montenegro.

Agregó que solicitará a sus colegas que se realice una investigación sobre los gastos que ha ocasionado la implementación del nuevo sistema de Seguridad Social, la promoción de éste y la creación de la Superintendencia de Pensiones (SIP), que a su criterio ha perjudicado económicamente al Estado.

AMPLIAR AUDITORÍA

El superintendente de Pensiones por la Ley, Cairo Amador, recomendó a Montenegro que la auditoría fuese más amplia y que abarcara un período que va desde 1998 hasta la fecha cuando se formó la Unidad Coordinadora de Proyectos, la cual gastó unos 10 millones de dólares. “Yo insto a los contralores a que sean más amplios en sus peticiones”, señaló Amador.

Agregó que el déficit del INSS, de no haberse impulsado las reformas se calcularía ahora en 56 mil millones de córdobas, según estudios actuariales del año 2000.

CONOCÍAN INVIABILIDAD

Según el miembro del Consejo Superior de la Contraloría, desde antes de su creación, tanto los funcionarios del gobierno de Arnoldo Alemán y de la actual administración de Enrique Bolaños sabían que el nuevo sistema era inviable por el déficit del INSS.

“Hay una soberana irresponsabilidad de parte del actual Gobierno de Nicaragua y del gobierno anterior, dado que desde aquel entonces nos dijeron que había un déficit de 34 mil millones de córdobas”, señaló Montenegro.

El contralor también cuestionó a los organismos financieros internacionales como el Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quienes promovieron la reforma de pensiones, pero ahora dicen que la misma no es viable.

“Cómo es posible que vengan a concluir a estas alturas que no se puede llevar a cabo la reforma, cuando se han invertido millones de córdobas en estudios económicos que fueron financiados con recursos del Estado y de donaciones de los organismos internacionales, no hay que olvidar que esos recursos una vez que ingresan a las arcas del Estado son patrimonio del Estado”, expresó.

Montenegro agregó que “se gastaron enormes sumas de dinero en viajes a Chile, se gastaron enormes cantidades de dinero en visitar otras superintendencias de pensiones de otros países para copiarse de esas experiencias y se gastó una suma representativa de recursos en toda una campaña publicitaria que se llevó a cabo para vender la imagen correcta de trasladar los recursos del Seguro Social a una nueva SIP que iban a administrar”, expresó Montenegro.

COMISON DE ANALISIS

“Yo creo que escuchó el cuento, pero no lo escuchó bien. Cuando se habla de 34 mil millones de déficit, es el déficit del Seguro Social una vez aplicada la reforma y eso en datos y proyecciones hechas en 1998. Te lo voy a poner más crudo. En ese momento, 1998, las proyecciones, de no hacer reformas hacían que el déficit actuarial (proyectado), fuese de 56 mil millones de córdobas”, dijo el superintendente de Pensiones por la Ley, Cairo Amador.

“Estamos incitando, promoviendo, la creación de una Comisión multisectorial que se aboque al estudio de las diferentes opciones para darle al país la posibilidad de una reforma social”, agregó Amador.

APOYO MARGINAL

“Se suponía que los organismos multilaterales, que son de hecho los que impulsaron a esta reforma iban a suministrar créditos para hacer frente a estas erogaciones, eso nunca fue firmado, oficialmente nadie, lo puede confirmar, pero sí hubo pláticas en ese sentido. Lo cierto es que desde que esta Superintendencia comenzó el apoyo del Banco Mundial y del BID ha sido marginal. De los 12 millones de dólares que comenzaron en 1997 a nosotros no nos han dado pero ni el medio millón de dólares”, expresó Cairo Amador.