Tratan de revivir las ruinas de Managua

Roberto Sánchez Ramírez*/Especial para LA PRENSA Un plan de atractivo turístico, histórico, cultural y relacionado con el medio ambiente se desarrollará desde la laguna de Tiscapa hasta el Malecón de Managua. La Alcaldía y el Ejército Nacional restaurarán la Tribuna Monumental. Participan el Instituto Nicaragüense de Cultura, la Policía Nacional, Marena, Instituto de Historia de […]

Vista panorámica del parque central y el Rubén Darío. El proyecto de rescate histórico se desarrollará a lo largo de la Avenida Bolivar, desde la Laguna de Tiscapa hasta el Malecón de Managua.

Roberto Sánchez Ramírez*/Especial para LA PRENSA

Un plan de atractivo turístico, histórico, cultural y relacionado con el medio ambiente se desarrollará desde la laguna de Tiscapa hasta el Malecón de Managua. La Alcaldía y el Ejército Nacional restaurarán la Tribuna Monumental. Participan el Instituto Nicaragüense de Cultura, la Policía Nacional, Marena, Instituto de Historia de Nicaragua y Centro América de la UCA. Se solicitó asesoramiento de la Unesco, vienen dos expertos en monumentos y sitios históricos

Varias instituciones públicas y privadas procederán en forma ordenada y concreta al rescate histórico de Managua, aunando diferentes recursos. El proyecto inicial comprende una especie de corredor a lo largo de la Avenida Bolívar, iniciando en la laguna de Tiscapa hasta concluir en el Malecón, junto al lago Xolotlán.

A partir de la iniciativa de la Alcaldía de Managua, se ha llegado a entendimientos con el Instituto Nicaragüense de Cultura, el Ejército de Nicaragua, la Policía Nacional, el Instituto de Historia de Nicaragua y Centro América de la UCA, Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales. La Comisión Nacional de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha apoyado la venida de dos expertos de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe.

Managua, es una ciudad entre comillas, sin centro, su memoria es a base de referencias “de donde fue”, pese a que ya pasaron 33 años de aquel terremoto que causó tantas muertes y destrucción. No se puede hablar de una restauración física, como por ejemplo, La Habana Vieja.

DE TISCAPA AL XOLOTLÁN

La Loma de Tiscapa llamada también simplemente “La Loma” o “La Montaña” ha sido un punto de referencia para señalar el sur de la capital, igual que “el lago” para referirse al norte. La ciudad estaba partida por la Avenida Central, más tarde bautizada en un gesto servil de Anastasio Somoza García como “Avenida Roosevelt” y llamada por el pueblo “Avenida Sandino”.

Corrían paralelas las avenidas Bolívar y del Centenario que nacía en la Plaza de la República y llegaba a un torreón que quedaba en el Campo de Marte, pasaba entre los mercados Central y San Miguel. Luego estaban varias calles, la más conocida era la 15 de Septiembre, también las calles Central, 14 de Septiembre, la Momotombo, la Candelaria, del Triunfo.

Considerando que varias avenidas y calles son ahora para el tránsito peatonal o convertidas en parque, se tomará como referencia el monumento a los Boys Scouts parte ya fue construida pero hace falta una verja metálica y más cuido, pues como ocurre en muchos parques y monumentos, drogadictos y delincuentes han hecho de estos sitios sus refugios.

En la laguna, en coordinación con Marena, se ha logrado elaborar un plan de manejo, dándole el tratamiento correspondiente a un área protegida. Todavía hay problemas con la basura que echan en los cauces y luego las corrientes llevan hasta la laguna. Se ha preparado un cuerpo de guardaparques que cuidan no se dañe la flora y fauna.

Ya Marena aprobó un plan que será ejecutado por la Dirección General de Medio Ambiente de la Alcaldía. Se restaurarán los servicios higiénicos, construirán refugios para los guardaparques, casetas para los equipos del control de incendio. La Dirección Específica de Ornato iniciará un plan de reforestación con árboles frutales.

Se gestiona una donación ante la Embajada de Holanda para construir el escenario del anfiteatro. Se elaboró el diseño arquitectónico, será sobre pilotes de concreto y el fondo quedará sobre el agua, sirviendo la laguna como una especie de telón. El escenario tendrá 10 metros de ancho por 15 metros de largo, con capacidad para una orquesta sinfónica y una capacidad de 1,200 espectadores.

En la medida que se recupere el nivel de calidad del agua se contempla la introducción de deportes acuáticos. Existe el plan con la Federación Nacional de Canotaje de que la laguna sea el centro de esta actividad, ya están en el país nueve embarcaciones donadas por la Federación Internacional de Canotaje que ha ofrecido enviar entrenadores cuando estén listas las condiciones.

Con la Federación de Atletismo se programa impulsar competencias de senderismo, así como invitar a personas con problemas cardíacos a realizar caminatas en el andén de más de 1,800 metros de largo. Se instalarán bebederos de agua y fundamentalmente se garantizará la seguridad de los visitantes con la presencia del cuerpo de guardaparques contratados por la Alcaldía.

Todos estos proyectos en el Parque Histórico Nacional “Loma de Tiscapa”, son coordinados por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Administradora, creada conforme los Decretos 6-96 y 35-2003. Cerca del puente, situado al sureste, se instalará una exposición permanente de temas relacionados con la historia de la laguna, el medio ambiente, en especial para estudiantes.

LA HISTÓRICA “LOMA”

Lo que fuera el símbolo del poder político y militar de la dinastía Somoza, está ahora abierta al público, la entrada es gratuita, sólo se paga por el estacionamiento de los vehículos, cuidados por vigilantes que además garantizan el cumplimiento del reglamento del parque que incluye la prohibición de ingerir bebidas alcohólicas.

El canopy atrae muchos turistas extranjeros. Están los monumentos al General Augusto C. Sandino y los asesinados del 4 de abril de 1954. Además de otros objetos de valor histórico. Pronto estarán instaladas exposiciones relacionadas con la historia de “La Loma”, fotografías de Managua desde el siglo XIX hasta la actualidad. Se planea mejorar los servicios higiénicos, construir una plaza para cine y espectáculos libres para unas mil personas. Se piensa montar los museos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

A CONOCER EL BUNKER

El nuevo Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General Omar Halleslevens Acevedo, tiene en proyecto, dentro de este plan, programar visitas a lo que fuera el Bunker de Somoza y al Casino Militar, junto con la Alcaldía se estudian cómo serán las visitas con guías profesionales. Sin duda, será un atractivo visitar lo que fue el despacho de Anastasio Somoza Debayle, un cuarto de siglo después se su derrocamiento.

También el Ejército y la Alcaldía planean restaurar la Tribuna Presidencial o Monumental, situada en la Calle Colón. Se proyecta rescatar parte del terreno donde se efectuaban las tomas de posesión presidencial y realizaban los desfiles escolares. En la parte sur se construirá un escenario para actos y espectáculos. Pronto se elaborarán los planos. Como otros sitios estará integrado en un proyecto artístico cultural.

EL CEMENTERIO SAN PEDRO

En el Cementerio San Pedro han continuado las obras de restauración. Ya fue terminada la del monumento al Maestro Gabriel Morales y será celebrado con un acto con motivo del Día del Maestro, el próximo 29 de junio, organizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Alcaldía de Managua que financió la obra.

En este cementerio está sepultado el Maestro Gabriel. Por iniciativa del doctor Luis E. López, quien fue diputado y alcalde de Managua, se le hizo el monumento. En 1934 fue trasladado al Parque de San Antonio, después del terremoto de 1972 quedó en abandono y fue seriamente dañado por vándalos y pandilleros. Ahora está de nuevo en el cementerio.

Ha finalizado la restauración de la tumba del General de División, Florencio Xatruch, de origen hondureño, fue General en Jefe de los Ejércitos Centroamericanos que derrotaron a Walker. Cuando falleció el 15 de febrero de 1893, el Congreso Nacional de Nicaragua mandó a poner una placa en una tumba con la siguiente inscripción: “Nicaragua al hondureño de origen y nicaragüense por adopción General don Florencio Xatruch, testimonio de la admiración y gratitud por los servicios prestados a la Patria”.

Es posible que para la Semana de la Patria, las autoridades de Nicaragua y Honduras acuerden un homenaje, después de tantos años de fallecido y cuya memoria está en proceso de rescatarse. Otras tumbas ya restauradas son los del historiador y político José Dolores Gámez y del ilustre ciudadano, doctor Manuel Coronel Matus.

Durante varios años, las cenizas del autor de nuestro Himno Nacional, don Salomón Ibarra Mayorga y los de su esposa doña Angelina Mejía han permanecido en una sala del Palacio de la Cultura. Se ha propuesto el traslado al Cementerio San Pedro, donde se le erigirá un obelisco. El Instituto Nicaragüense de Cultura y la Alcaldía de Managua están en proceso de elaborar el plan de traslado.

EL ARBORETO

Se gestionará que el arboreto esté integrado en este plan, a fin de que la ciudadanía y en especial los estudiantes puedan conocer las muestras de nuestra flora nacional. A lo largo de los andenes se pondrán grandes fotografías aéreas de cómo era Managua antes del terremoto de 1972.

Siguiendo sobre la Avenida Bolívar, cuando las condiciones lo permitan, será restaurado el anfiteatro levantado en memoria al doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal. El Parque Luis Alfonso Velásquez será objeto de un estudio para que tenga mayores atractivos a la población. Los monumentos que están a lo largo de la avenida serán restaurados y protegidos.

PARQUES CENTRAL Y DARÍO

El Parque Central deberá ser remodelado, ya que la construcción hecha en el costado oeste del monumento al Comandante Carlos Fonseca Amador presenta fallas estructurales. El busto de la ilustre educadora, doña Chepita Toledo de Aguerri, debe ser restaurado y hacer trabajos de ornamentación y jardinería.

En cuanto al Parque Darío, el año 1998 fue restaurado el monumento, sin embargo nadie se hizo cargo del mantenimiento y cuido. En un estudio realizado por el Departamento de Restauración del Museo Nacional, dependencia del INC, el monumento presenta daños y la fuente fue parcialmente destruida, la Alcaldía de Managua asumirá la restauración mediante acuerdo con la Comisión Nacional Rubén Darío.

También estarán integrados el Palacio de la Cultura que contiene el Museo Nacional, el Archivo General de la Nación, la Biblioteca y la Hemeroteca Nacional; la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua. La Plaza de la República con su fuente luminosa y musical, la antigua Catedral por fuera, igual que el Palacio Presidencial; el Centro Cultural de las Ruinas del Gran Hotel y el Teatro Nacional Rubén Darío.

HACIA UN PLAN MAESTRO

El rescate histórico de Managua ha oscilado entre proyectos faraónicos y actitudes derrotistas o negativas. Ahora se trata de emprender algo, sumando recursos de varias instituciones, con un plan más ajustado a la capacidad real de lo que se pueda hacer, en busca de un plan maestro para una ciudad con grandes dificultades para encontrar su identidad golpeada por los desastres naturales.

El miércoles 15 de junio, en el Centro de Historia Municipal de la Alcaldía de Managua, representantes de las instituciones involucradas en el plan se reunirán para participar en un panel sobre monumentos y sitios históricos, presidido por el doctor Francisco José Lacayo Parajón, nicaragüense, director de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Unesco y el Arquitecto Víctor Marín Crespo, funcionario de la Unesco y experto en el tema.

Nuestros personajes, los hechos y lugares que conforman la historia de Managua tienen que ser rescatados del olvido. Tremendo reto cuando no hay mayor experiencia y los recursos son pocos, sin embargo, sobre la crítica situación en que vivimos, tal vez en el pasado encontremos la respuesta de qué hacer hacia el futuro.

HISTORIA DE LOS PARQUES

Dada la poca experiencia en proyectos de restauración, mantenimiento y manejo, por ahora la labor de rescate municipal comprenderá el Parque Central y el Rubén Darío.

El Parque Central fue a finales del siglo XIX un amplio terreno que comprendía el área actual, más la Plaza de la República y Catedral. El General Francisco de Dios Avilés Reñazco, conocido como “Don Chico el Palo”, uno de los personajes más populares y respetados de su tiempo, cuando era Prefecto de Managua, en la década de 1880, mandó a sembrar una arboleda en ese lugar, principalmente de mango.

El parque fue construido durante la administración del Alcalde, General Irineo Estrada, uno de los llamados “Hermanos Gracos”, integrados además por Aurelio, José Dolores y Juan José Estrada, tres fueron alcaldes, Irineo en 1899, José Dolores en 1901 y Aurelio en 1903. José Dolores, en su calidad de diputado, recibió la presidencia del doctor José Madriz en 1910 para entregársela a su hermano Juan José.

Los Estrada Morales eran originarios de familia muy humilde de obreros y artesanos. Irineo fue carpintero, muy joven se integró con sus hermanos a la revolución liberal del Gereral José Santos Zelaya López. Participó en la batalla de Namasigüe, a los 18 de años lo ascendieron a General de Brigada, Alcalde a los 24 años y falleció a los 25 años, el 9 de junio de 1900. Debe reconocerse la iniciativa de la construcción del parque al General Hipólito Saballos, gran amigo del General Estrada Morales. Los planos fueron hechos por don Luis Lairac, de origen francés.

Al morir el General Estrada Morales, el General Zelaya López, dispuso ponerle su nombre, sin embargo la población le llamó siempre “Parque Central”. El 1 de enero de 1909 fue inaugurado el monumento al soldado Ramón Montoya, muerto en la batalla de Namasigüe en 1907, más conocido como “Montoyita”, ahora en la Avenida del Ejército, había sido regalado a un obispo de Granada para que lo fundiera y se hiciera una campana, fue rescatada y trasladada de nuevo a Managua.

También en las cuatro esquinas del parque estaban las estatuas que simbolizaban el progreso, el comercio, la industria y la República, ahora en la escalinata de la Loma de Tiscapa. Dos de ellas estuvieron en el frontis del Palacio del Ayuntamiento, ambas desaparecieron después del terremoto de 1972. Cuando se prolongó la Avenida Central (llamada luego Roosevelt y General Sandino), cortaron el tope, quedando al este la plaza y el terreno donde se construyó catedral. La avenida pasó entre el Parque Rubén Darío y el Club Social de Managua, hasta llegar a orillas del Malecón.

La construcción del Templo de la Música y la remodelación del parque fueron durante la administración del periodista y escritor Hernán Robleto Avilés en 1940. En la parte superior tiene relieves con personajes de nuestra historia nacional y arriba una estatua de la diosa Diana, a la par de un marimbero. Desde finales del siglo XIX se acostumbraban los conciertos dominicales. El parque contiene además los bustos de don Fulgencio Vega, conocido en su época con el sobrenombre de “Reverbero” por su carácter fuerte, el Director de Estado que firmó el Decreto declarando a Managua capital de Nicaragua en 1852.

El busto del héroe de la unión centroamericana, General Francisco Morazán. La ilustre educadora doña Josefa Toledo de Aguerri, más conocida como “doña Chepita”. El busto del doctor Luis H. Debayle fue arrancado y de la placa de mármol sólo queda la base. También desapareció el busto al compositor Alejandro Vega Matus. Están los monumentos y mausoleos del comandante Carlos Fonseca Amador y del coronel Santos López.

LAS PILETAS Y LOS PERSONAJES

Antes de 1972, el Parque Central era una confluencia de ciudadanos, por la cantidad de edificios de oficinas, el Palacio Nacional, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Palacio de Comunicación, el Ferrocarril, escuelas y colegios, todo eso hacía que el parque se mantuviera lleno. Los estudiantes llegaban curiosos a ver las piletas con tortugas y cuajipales.

En los árboles se colgaban los perezosos. En el costado este se construyeron las oficinas de Turismo, más tarde convertido en un club “El Plaza”, uno de los propietarios era el cantautor Otto de la Rocha, se derrumbó el 23 de diciembre de 1972. Frecuentemente había exposiciones de los alumnos de la Escuela de Bellas Artes que quedaba en el costado oeste, edificio que ocupó antes la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica.

Habían personajes famosos, entre los que destacaban “Cola de vaca” y “Peyeyeque”, a quien le faltaba parte de un brazo, destrozado al tratar de tirar una bomba de mecate. Surgió un cuento de que se había perdido una manguera y le echaron el muerto a “Peyeyeque”. Se ponía furioso cuando se lo decían y hasta compusieron una canción titulada La manguera de Peyeyeque. Éste entabló una demanda y ganó el juicio, logró una indemnización.

PARQUE RUBÉN DARÍO

El Parque fue construido en 1911, durante la administración de don Samuel Portocarrero, se le llamó Parque Infantil o del Obelisco, debido a que para celebrar el inicio del siglo XX se erigió el monumento en forma de obelisco. El 15 de septiembre de 1933 fue inaugurado el monumento a Rubén Darío y desde entonces el parque recibió el nombre de nuestro poeta nacional.

El monumento se debió al esfuerzo que desde 1916 realizó un comité formado por un grupo de ilustres personajes, integrados por doña Josefa Ortega de Huezo, doña Chepita Toledo de Aguerri, doctor Francisco Paniagua Prado, señorita Ester Castellón, don José Antonio Cabrera, señorita Tivi Medal, ingeniero José Andrés Urtecho, señorita Anita Navas, doña Justina Huezo de Espinoza, doctor Manuel Maldonado y don Constantino Lacayo.

* Academia de geografía e historia de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: