El padre pinedo y el tal Lisímaco Chávez

Roberto SánchezRamírezESPECIAL PARA LA PRENSAACADEMIA NICARAGËENSE DE GEOGRAFÍA E HISTORIA rsanchez@managua.gob.ni El 24 de julio de 1846, el Senador Director del Estado de Nicaragua, José María Sandres, firmó el decreto mediante el cual se elevó al rango de ciudad la Villa de Managua, con el nombre de Santiago de Managua, desde entonces, conforme la tradición […]

La traída y la dejada de Santo Domingo de Guzmán es la mayor manifestación religiosa en Nicaragua.

Roberto SánchezRamírezESPECIAL PARA LA PRENSAACADEMIA NICARAGËENSE DE GEOGRAFÍA E HISTORIA rsanchez@managua.gob.ni

El 24 de julio de 1846, el Senador Director del Estado de Nicaragua, José María Sandres, firmó el decreto mediante el cual se elevó al rango de ciudad la Villa de Managua, con el nombre de Santiago de Managua, desde entonces, conforme la tradición religiosa, el Apóstol se convirtió en el patrón del poblado que seis años más tarde fue declarado capital de Nicaragua.

Durante muchos años, las festividades de Santiago Apóstol fueron las más alegres y concurridas de Managua. Desde antes del 24 de julio salían grupos con pitos y tambores anunciando la proximidad de las fiestas, acompañados del mayordomo y los priostes, se repartía comida y bebidas fermentadas como chicha de coyol y maíz.

El templo, ubicado donde está ahora la antigua catedral, era rodeado de chinamos y se hacía una barrera para las corridas de toros. Cuando esta iglesia fue derribada para construir el nuevo edificio, con estructura metálica traída de Bélgica, en la parte superior se colocó la imagen en relieve del Apóstol Santiago que todavía se pueda ver.

APARECE SANTO DOMINGO

Queda claro que Santiago Apóstol es el patrón de la ciudad denominada por decreto “Santiago de Managua”. A la par de esta fiesta habían otras dedicadas a la Virgen de Candelaria, San Juan y San Pedro. En todas estas fiestas se hacían carreras a caballo y carreras de cintas.

Ya para finales del siglo XIX fue popularizándose la fiesta de Santo Domingo de Guzmán, traído a Managua los 1 de agosto desde Las Sierras hasta el 10 de agosto. Las costumbres fueron cambiando, los bailes pasaron de El Tinco en las fiestas de Santo Pedro a los de la vaca, los diablitos, la gigantona y el macho ratón.

Uno de los barrios más viejos de Managua es el de Santo Domingo, durante años hubo una capillita que era donde estaba por diez días la pequeña imagen traída de Las Sierras. El terremoto de 1931 derribó la iglesia de Candelaria, cerca del barrio y parque del mismo nombre, era atendida por sacerdotes Jesuitas, a quien el arzobispo de Managua, Monseñor José Antonio Lezcano y Ortega, pidió se hicieran cargo de Santo Domingo.

En tiempos del P. José Rossi se logró ordenar las fiestas, trasladándose los chinamos y la barrera de toros a la Plaza de El Caimito, donde años después se construyó el Instituto Nacional Ramírez Goyena, destruido en el terremoto de 1972. Los padres Jesuitas construyeron una primera iglesia, sustituida por la actual que tiene detrás del Altar Mayor una extraordinaria obra de arte, diseñada por Rodrigo Peñalba y realizada por Fernando Saravia.

EL PADRE PINEDO

La influencia de los sacerdotes jesuitas fue determinante en el barrio Santo Domingo. El P. Roque Iriarte fundó la Escuela Loyola, una prestigiosa institución educativa. De origen español, el P. Ignacio Pinedo, llegó a Nicaragua en 1948, tuvo una gran influencia en las festividades de Santo Domingo, como párroco que fue en Las Sierras, pero además fundó y dirigió la Casa de Ejercicios de Xavier, conocida como la Gruta de Xavier, Cáritas de Nicaragua y superior de la residencia de los Jesuitas en Santo Domingo.

El Padre Pinedo, escribió un libro titulado Religiosidad Popular,su problemática y su anécdota, relacionado con la historia de la imagen y los incidentes de “la traída” y “la dejada”, en especial de los primeros años de la década de 1960. Lisímaco Chávez y el sacerdote tuvieron tan fuertes contradicciones que en su libro el Padre Pinedo expresa textualmente: “Un grupo de fanáticos, capitaneados por un tal Lisímaco Chávez, relacionado por cierto con feos negocios de cantinas, mesas de juegos y prostíbulos, se apoderó de la imagen de Santo Domingo”.

Las diferencias provocaron que en 1964, con fecha 13 de julio, Monseñor González y Robleto, Arzobispo de Managua, ordenó: “Que el señor Lisímaco Chávez y los que lo secundan, no sean nombrados con ningún cargo para estas fiestas, ni se les reconozca ninguna autoridad o intervención que pretendan hacer valer”. Tal situación le costó a Lisímaco ser encarcelado en 1961, 1963 y 1964, en este año pasó encerrado en “El Hormiguero” todas las festividades.

SANTO DOMINGO

Santo Domingo de Guzmán, nació en la Provincia de Burgos, España el 24 de junio de 1170. Falleció el 2 de agosto de 1221 en Bolonia, Italia. Fundó la Orden de los Predicadores, inició el apostolado de rezar el rosario. Es un misterio como su imagen apareciera en el tronco de un árbol de madero negro al campesino Vicente Aburto.

Santo Domingo de Guzmán fue canonizado por el Papa Gregorio IX el 3 de junio de 1234. Los sacerdotes de la Orden que fundó se identifican con la abreviatura de O.P., se ha extendido por todo el mundo. Tremenda contradicción entre el ejemplo y las enseñanzas del santo con la degradación de estas festividades.

LOS OTROS SANTO DOMINGO

El culto a Santo Domingo de Guzmán es tan grande que existen dos réplicas de la imagen muy conocidas, una llamada “El Mocito”, hace recorrido durante todo el año y en cierto modo tiene la representación del que está en el templo de Las Sierras.

Otra imagen es la que tienen en San Andrés de la Palanca, al occidente de Managua y que actualmente forma parte del municipio de Ciudad Sandino. Tiene sus propias festividades y es conocido como Santo Domingo de Abajo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: