Paquita y Lupita:

“Paquita la del Barrio” y Lupita D’Alessio aseguran que no pueden vivir sin los hombres Hace un par de años, Lupita D’Alessio y “Paquita la del Barrio” ofrecieron un concierto conjunto en El Zócalo. Mujeres insumisas corearon las letras subversivas de ambas intérpretes y le gritaron a sus maridos: “rata de dos patas” y les […]

  • “Paquita la del Barrio” y Lupita D’Alessio aseguran que no pueden vivir sin los hombres


Hace un par de años, Lupita D’Alessio y “Paquita la del Barrio” ofrecieron un concierto conjunto en El Zócalo. Mujeres insumisas corearon las letras subversivas de ambas intérpretes y le gritaron a sus maridos: “rata de dos patas” y les dijeron que las habían enamorado con “mentiras”.

Sin embargo, aunque las letras de sus canciones coinciden, en la vida real Lupita y Paquita tienen visiones muy diferentes sobre el amor y los hombres.

“Paquita la del Barrio” delata su sumisión y rendición por los hombres: “El cariño del hombre es el derecho por el que todavía peleamos las mujeres; deberíamos tener los mismos derechos, pero no es así; aunque la mujer ya se ha rebelado un poco”.

“Antes, cuando tenía pareja, hacía casi diario la revolución, pero ahora que estoy sola, me detengo”, agrega.

Lupita D’Alessio es un caso especial, una especie de “guerrillera sentimental” que ha sobrevivido a cinco divorcios y múltiples escándalos en los que la prensa del corazón la ha sacrificado.

Hace un mes, la cantante pareció finalmente vencida al anunciar su retiro de los escenarios: “Me cansé de ser criticada y de que me ataque la prensa. Tengo hijos que leen y por eso me retiro. La famosa foto en un antro de Acapulco fue montada; así te usan”.

Sin embargo, la llamada “Leona Dormida” no se retirará para dedicarse al hogar. “No soy ama de casa, soy artista. De niña yo sí quería formar una familia y casarme de blanco, pero no se me dio”.

Y respecto al amor y los hombres, la D’Alessio opina: “Ser honesta no es ser descarada, vivir plenamente no significa prostituirse. Más bien, es una búsqueda del amor, es la necesidad de un te quiero y un te amo”.

“¿Qué le vamos a hacer si el hombre es un mal necesario? Además, nosotras no somos monedita de oro, también somos tremendas y en ocasiones abusamos del hombre. ¡Soy adoradora del hombre!”

Las batallas que faltan

Como en toda guerra, cada batalla ganada significa la apertura de un nuevo frente. En el caso de estas guerrilleras del espectáculo, tienen muy claro cuáles son las luchas que faltan.

Ely Guerra expone: “Creo que tendríamos que ser más sensibles en una sociedad que ya está mucho más preparada, porque pocas veces nos tomamos el tiempo de ir a los pueblos marginados y de observar cuáles son las necesidades reales de una mujer; es una historia que no nos remite a las que estamos acá muy a gusto”.

Curiosamente, “Paquita la del Barrio” endulza la voz cuando se le pregunta cuáles son los derechos por los que aún pelean las mujeres. “El cariño del hombre. Creo que nosotras estamos hechas para el sufrimiento, porque tenemos más inteligencia que ellos”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: