Rescatarán vestigios indígenas en Posoltega

Intur pretende crear museos como atractivos turísticos CORRESPONSAL / CHINANDEGA El Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) procura rescatar algunas piezas arqueológicas y otros vestigios históricos de los municipios de Posoltega y El Realejo, en Chinandega, con el objetivo de crear museos y sitios de atractivo turístico. La delegada del Intur en Chinandega, Jeannette Orozco, anunció […]

Estas son algunas de las piezas de valor histórico encontradas en las ruinas de Posolteguilla. (LA PRENSA/C. Munguía)

  • Intur pretende crear museos como atractivos turísticos

CORRESPONSAL / CHINANDEGA

El Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) procura rescatar algunas piezas arqueológicas y otros vestigios históricos de los municipios de Posoltega y El Realejo, en Chinandega, con el objetivo de crear museos y sitios de atractivo turístico.

La delegada del Intur en Chinandega, Jeannette Orozco, anunció que espera la visita de un arqueólogo español que ofreció realizar estudios en las ruinas urbanas de El Realejo y Posoltega.

Orozco dijo a LA PRENSA que en estos sitios históricos la población encontró importantes piezas que pasaron a ser parte de colecciones privadas; sin embargo, en las áreas desoladas donde hubo templos, tiangues o conventos, se podrían encontrar importantes vestigios de nuestros ancestros.

En lo que se refiere a Posolteguilla, un asentamiento prehispánico que desapareció por los embates del cólera, conserva imperturbables sus ruinas, que si concretaran las excavaciones se lograría rescatar innumerables piezas como para crear un museo de los vestigios de la tribu de los Maribios, perteneciente a los nagrandanos.

Posolteguilla, ubicada cerca de la actual Posoltega, era en la época de la colonia un centro de comercio —una especie de plaza— donde existía un templo religioso del que todavía existe lo que fue el altar mayor y las paredes laterales.

“Posolteguilla, hasta el año 1821, pertenecía al corregimiento de Sutiaba, pero en 1858 se formaron los departamentos de León y Chinandega, trazándose la línea divisoria entre ambos territorios el 18 de agosto de 1862, cuyo primer poblado de Chinandega fue Posoltega como cabecera departamental”, reseñó Orozco.

Las ruinas fueron manoseadas. Personas con desconocimiento histórico y cultural han destruido parte de estos vestigios que hoy Intur quiere rescatar y exponerlos en un sitio público, para que los nicaragüenses puedan apreciar el trabajo de sus antepasados.

Coleccionistas privados

Daniel Medina, de 54 años, leonés residente en Posoltega, se ha dedicado desde su llegada al pueblo a coleccionar piezas de barro, piedra, cristal, obsidiana y jade.

“Tengo más de cien piezas de mi colección privada”, indicó Medina confiado en que algún día se juntarán las piezas para hacer un precioso museo en el poblado.

Medina reconoce que por el mal manejo de los curiosos, se han roto o perdido piezas de gran valor histórico para Nicaragua.

Andrés Zeledón Rodríguez también conserva tinajas y trípodes de barro encontrados en el patio de su casa, mientras excavaba un área para ampliar su vivienda. “Se necesita un equipo que haga un estudio de lo que hay debajo de la tierra, porque sin duda encontraremos rastros del pueblo indígena que nos antecedió”, dijo.

Por su parte, las autoridades de El Realejo acordaron cooperar con el Intur para que se inicie el estudio tan pronto llegue el especialista, con el propósito de crear un destino turístico de las ruinas del Convento de San Francisco y de la historia misma del primer puerto de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: