CARTAS AL DIRECTOR

CARTAS AL DIRECTOR Carácter “El hombre no revela mejor su propio carácter que cuando describe el carácter de otro”. Ética cinematográfica He seguido de cerca el debate mundial acerca de El Código Da Vinci estrenada —la película— esta semana en Cannes. Según las noticias en CNN, las protestas han sido muy variadas y la presentación […]

  • CARTAS AL DIRECTOR

Carácter

“El hombre no revela mejor su propio carácter que cuando describe el carácter de otro”.

Ética cinematográfica

He seguido de cerca el debate mundial acerca de El Código Da Vinci estrenada —la película— esta semana en Cannes. Según las noticias en CNN, las protestas han sido muy variadas y la presentación no ha sido algo que se pueda llamar pacífica o placentera. No es de extrañar. Aunque los principales actores, director y escritor (si se le puede dar este título) traten de quitar importancia a las consecuencias de semejante canallada, la blasfemia sigue allí y todo esto —tarde o temprano— tiene un precio.

Da lástima la falta de gallardía del Grupo Sony, que no ha sido capaz de asumir y rectificar… ¿cobardía? ¿vanidad? ¿capricho? ¿comodidad? ¿euros? La verdad es que la falsedad de El Código Da Vinci contrasta con los conceptos (vacíos de contenido) del Código de Conducta del Grupo Sony.

Como investigadora, no tuve pereza para conocer las reglas éticas por las que, supuestamente, se rige la Corporación Sony y aquí van unas muestras: “Reconociendo que una conducta social y profesionalmente aceptable en una cultura o región puede ser vista de modo diferente en otras, el personal de Sony debe ser cuidadosamente respetuoso hacia las diferencias culturales y regionales en el cumplimiento de sus deberes”. “Nadie puede expresar insultos raciales o religiosos, ni bromas ni otros comentarios o comportamientos en el lugar de trabajo que creen un ambiente hostil”.

¿Entonces? ¿En qué quedamos? ¡Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia!

María del Socorro Jiménez

Acción patriótica

Soy un nicaragüense en el exterior, como nos llaman ahora. He estado monitoreando acerca del despale que sufre nuestro país.

El Presidente o quien pueda detener este aniquilamiento de nuestra flora debería incrementar la vigilancia del Ejército y la Policía Nacional.

Detener a los infractores o hacerles pagar multas no es suficiente, deberían apresarlos por mucho tiempo para que escarmienten.

El Frente Sandinista que se ha pasado divulgando desde el inicio de su revolución hasta la actualidad que lucha por los derechos del pueblo y que protege a los sectores populares, ¿dónde está ahora que el país demanda atención, protección ambiental? ¿será que son ellos mismos los que están promoviendo la destrucción de nuestra flora y fauna? Que demuestren de verdad que son nacionalistas como el general Sandino, o como otros que ya no existen. ¿Qué beneficios reales hemos recibido de todo el dinero que han tomado prestado del Estado nicaragüense? Esto lo llamaría una barbarie económica y política.

Por favor, Presidente de la República y todos los que realmente se sienten nacionales, paren de seguir vendiendo los recursos de nuestro país, recuerden que en el pasado sucedió lo mismo con el Guanacaste en litigio. Hagan algo positivo, no se trata de hablar; es de accionar las baterías del Estado para proteger los intereses de nuestra nación.

Oscar Mendoza

Normas farmacéuticas

El cumplimiento del turno de farmacia es un serio problema que el Minsa no ha podido solucionar, pese a la importancia de esta actividad cuyo objetivo es solventar las emergencias de salud que se presentan en horas no hábiles.

El Arto. 63 literal d) de la Ley de Medicamentos y Farmacias (Ley No. 292) dice que: Las farmacias tendrán la obligaciones de cumplir con los turnos que se les señalen ; por lo consiguiente es de ineludible realización además de la función social, compromiso inherente hacia la población la que lamentablemente se ha convertido en una actividad de carácter comercial.

Por otro lado y para complicar más este asunto, la prescripción de medicamentos que en la mayoría del personal médico, es con nombre comercial, por lo que en algunos casos el familiar tiene que andar de Herodes a Pilato hasta encontrar dicha “marca”, pudiendo indicar de inicio en la receta el nombre genérico e indicar en la misma una o más opciones que permitan resolver el problema de emergencia que atraviesa el paciente.

El Minsa por medio de las autoridades correspondientes de cada Silais tiene la responsabilidad y la facultad de hacer cumplir los turnos aplicando las sanciones que dicta la Ley, por lo que se debe actuar de manera beligerante para asegurar la vida de los pacientes.

De igual manera nuevamente cito el Arto. 7 numeral 40 de la Ley General de Salud que dice textualmente: Arto. 7: “Son competencias y atribuciones del Minsa: 40): Asegurar que los medicamentos prescritos en los establecimientos públicos de Salud sean únicamente genéricos”; por lo que el personal médico debe cumplir esta disposición de ley.

Sugiero siempre recordar las posibilidades económicas de los pacientes en cada caso, ya que algunos fármacos son excesivamente caros y aun en emergencia le son difíciles de adquirir.

Rigoberto Miranda Donaire
Farmacéutico

Malas palabras

Una de estas noches, mientras veía la televisión repentinamente apareció el rostro de Herty Lewites. Empezó a quejarse del pacto, lo cual no me pareció nada sorprendente, de hecho mi atención se desvió hasta el instante en que algo me golpeó: este político había dicho frente a la cámara la palabra m…

Volteé a ver a mi esposa para constatar si había oído bien y me encontré con sus ojos abiertos al máximo. Me sorprende que una palabra tan habitual en el habla nicaragüense nos impactara tan fuerte. He pensado al respecto y he llegado a la conclusión que lo más insólito fue que viniera de un político.

Es hasta hoy que estoy reparando en lo diferente que es el habla de los políticos (al menos frente a las cámaras) de la del resto de la población. Sin embargo, la historia no termina ahí. Como si fuera algo aparte, irrumpe una especie de nota periodística. Un tipo de lentes hablando rápido y luego una mosca gigante rodeada de periodistas despotricando chillonamente contra Herty Lewites.

Fue todo tan extraño, como si un chiflón de aire frío hubiera entrado por el televisor. Mi esposa estaba enojada. Me dijo: “Un político debe dar el ejemplo y no utilizar ese tipo de lenguaje”. Tal vez estoy demasiado acostumbrado a llevarle la contraria a mi mujer, pero con mucha convicción le respondí: “Pues creo que Herty está dando un buen ejemplo de honestidad. La palabra que usó es la que mejor describe la situación política y económica de este país. Dijo por televisión las cosas como nosotros las decimos”.

No decidí escribir esto para defender a Herty. Aún no puedo decir a ciencia cierta si me gustó el anuncio, lo que sí debo admitir es que me pareció diferente y en este país lo que necesitamos es una política diferente, más honesta y más contundente en contra de los problemas.

Con respecto a la mosca gigante que apareció, creo que la entendí como a la tercera vez que vi el anuncio. Me parece que es una caricatura de todos aquellos que se lucran de la desgracia de este país, de los que sacan provecho del caos y la ignorancia que sufre este pueblo.

¿En qué estaba pensando Herty cuando se le ocurrió hacer este anuncio? Lo supe cuando mi hijo llegó a la casa preguntando “¿Ya vieron el anuncio de Herty y la mosca? Está tripiado”. Herty estaba pensado en los jóvenes (en el futuro).

Juan Carlos Ochoa

Crédito rural

Con profundo interés hemos leído y analizado el artículo publicado el miércoles 17 de mayo en la página de Opinión de LA PRENSA. Plenamente estamos de acuerdo con la información, que nos ayuda a ver los terribles retrocesos experimentados en nuestro país durante las últimas décadas, sobre todo en asuntos de valores humanos.

Al mismo tiempo, esta información nos hace ver la necesidad de continuar fortaleciendo nuestro modelo de atención a los productores, el cual tiene muchos puntos en común con los mencionados en el artículo, el que hemos hecho circular por todas nuestras oficinas regionales, estableciéndolo como un aporte valioso para dirigir bien nuestros esfuerzos y hacernos reflexionar en la necesidad de mantenernos en la dirección que llevamos, ahora más convencidos aún que es la dirección correcta.

Nuestras felicitaciones vayan a don Carlos René Ramírez por publicar artículos de esa calidad, sin tecnicismos innecesarios y que dan directamente en el blanco, y al Diario LA PRENSA por mantener esa calidad que lo hace superior a cualquier otro medio informativo nacional.

Roberto A. Castrillo Puerto,
Gerente de Planeación y Desarrollo
Asociación Pueblos en Acción Comunitaria (PAC).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: