Ortega no recibiría su megapensión

Reforma aprobaba en 2003 establece que ex presidentes no recibirán pensión vitalicia mientras devenguen otro salario en cargo público [doap_box title=»La Ley de Inmunidad y sus reformas» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] La Ley No. 83 o Ley de Inmunidad fue aprobada el 21 de marzo de 1990 , la misma establece en su artículo 2: “Gozan de […]

DANIEL ORTEGA. (LA PRENSA/ARCHIVO)

  • Reforma aprobaba en 2003 establece que ex presidentes no recibirán pensión vitalicia mientras devenguen otro salario en cargo público
[doap_box title=»La Ley de Inmunidad y sus reformas» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

La Ley No. 83 o Ley de Inmunidad fue aprobada el 21 de marzo de 1990 , la misma establece en su artículo 2:

“Gozan de inmunidad los ex presidentes y ex vicepresidentes electos por voto popular directo a partir de las elecciones de noviembre de 1984. Además de la inmunidad, se les otorgará una pensión vitalicia equivalente al salario que devenguen el Presidente y el Vicepresidente de la República en ejercicio, respectivamente”.

Este artículo es reformado a través de la Ley No. 110, Ley de Reforma a la Ley de Inmunidad, la que fue aprobada en 21 de septiembre de 1990.

La nueva reforma estatuye que: se otorga pensión vitalicia a los ex presidentes y ex vicepresidentes de la República electos por voto popular directo a partir de 1984. Esta pensión será equivalente al sueldo que devenguen el Presidente y el Vicepresidente en ejercicio, respectivamente.

La reforma que hace el presidente Bolaños adiciona un segundo párrafo al artículo 2 de la Ley 83, Ley de Inmunidad, su reforma se lee así:

“Se suspende el pago de la pensión vitalicia a los ex presidentes y ex vicepresidentes de la República electos por voto popular directo a partir de 1984, que se encuentren ejerciendo un cargo público remunerado. Este derecho se restablece, en las mismas condiciones, una vez que cesen en el desempeño del cargo público remunerado, recibiendo únicamente la pensión vitalicia que corresponda al último cargo que haya ejercido”.

[/doap_box]

11 millones 635 mil córdobas se asignó este año para el pago depensiones vitalicias

El Presidente electo, Daniel Ortega, se verá obligado a renunciar a la pensión vitalicia que hasta ahora ha recibido como ex presidente de la República, porque la ley establece que si recibe un ingreso del Estado, no puede recibir esa pensión.

Cuando Ortega pierde el poder en 1990, durante el período de transición entre febrero y abril de ese año, se reforma la Ley de Inmunidad (Ley 83), estableciendo que: “Se otorga pensión vitalicia a los ex presidentes y ex vicepresidentes de la República electos por voto popular directo a partir de 1984”.

Sin embargo, en el año 2003, a través de la Ley Anual de Presupuesto, el presidente Enrique Bolaños que estaba bajo fuertes críticas por estar recibiendo desde enero del 2002 una pensión y su salario como Presidente, envía una reforma a la Ley 83. La reforma aprobada por la Asamblea Nacional ese año establece que “se suspende el pago de la pensión vitalicia, a los ex presidentes que se encuentren ejerciendo un cargo público”.

Aprobada esta ley y desde entonces, Bolaños dejó de recibir la pensión que recibía como ex vicepresidente del período anterior, porque a la vez estaba devengando el salario que le corresponde como primer magistrado de la nación.

ORTEGA QUEDA “POÑOÑÓN”

Sin embargo, esta reforma también dejó a Ortega sin recibir ingresos del Estado, pues por su diputación como candidato presidencial del segundo lugar en las elecciones de 2001, es el único ex presidente ejerciendo cargo público. El problema es que ese salario en realidad lo asume su ex candidato a vicepresidente, Agustín Jarquín Anaya, quien ocupa el escaño permanentemente en la Asamblea Nacional.

Según una fuente del Gobierno, esta situación obliga a Ortega a pedirle “un favor” al presidente Bolaños. “A mediados del 2004, Ortega llega a Casa Presidencial y le dice al Presidente que tiene seis meses de no recibir remuneración alguna, porque no tiene pensión y su salario de diputado lo devenga en realidad Jarquín Anaya”.

Como resultado de esa solicitud, a mediados del 2004, Bolaños envía la Ley de Modificación a la Ley anual de Presupuesto General de la República aprobada en el año 2004, que en el artículo 1 inciso 9.1 dice: en lo que respecta a la partida denominada: Pensión Vitalicia a ex presidentes y ex vicepresidentes, estatuye que se pagará pensión a “los ex presidentes que no se encuentran ejerciendo un cargo público remunerado”.

Así pues, la nueva modificación dice que el derecho a la pensión vitalicia se restablece una vez el funcionario cese en el desempeño del cargo público remunerado. Sin embargo, al resultar Ortega electo presidente para el período 2007-2012, se supone que devengará su salario presidencial, por lo que, según la Ley, no podrá recibir al mismo tiempo su pensión, que equivale a su mismo salario, ya que la ley establece que las pensiones vitalicias de los ex presidentes y ex vicepresidentes serán iguales al salario de los cargos vigentes.

El salario del Presidente de la República actualmente asciende a unos 8,540 dólares. Para el año 2007 se ha presupuestado 142 mil 630 córdobas para el pago mensual del Presidente de la República, que sería el salario de Ortega y, a la vez, la pensión que recibiría Bolaños como ex presidente.

BOLAÑOS NO RECIBIRÁCUATRO MEGASALARIOS

Según la ley impulsada por el propio Bolaños, una vez terminado su período presidencial, el mandatario tiene derecho a la pensión vitalicia, siempre que no devengue ningún salario en el ejercicio de una función pública remunerada.

A Bolaños, también por ley, luego de entregar la silla presidencial, le corresponde un escaño en la Asamblea Nacional, para ejercer una diputación, y otro en el Parlamento Centroamericano.

En este sentido el vocero presidencial, Lindolfo Monjarretz, dijo que “la política del Presidente ha sido recibir un solo ingreso, y que mantendrá esta política en el futuro”. Monjarretz señaló también que Bolaños “irá a la Asamblea sólo cuando su voto sea necesario”. Según el vocero, Bolaños escogerá entre el pago de la pensión y el sueldo de diputado.

En cuanto a su puesto como diputado del Parlacen, Monjarretz dijo que Bolaños no ocupará ese escaño, ya que quien lo hará será el actual vicepresidente Alfredo Gómez Urcuyo.

El vocero presidencial también hizo hincapié en que la acumulación de pensiones tampoco es posible, porque la reforma a la Ley 83 del año 2003 establece que una vez que cesen las funciones públicas, el funcionario recibirá una pensión equivalente al salario de su último cargo.

LOS QUE LA RECIBEN

Desde que se aprobó la asignación de pensiones vitalicias para los ex presidentes y ex vicepresidentes, reciben ésta los ex presidentes Daniel Ortega y Violeta Barrios, así como los ex vicepresidentes Sergio Ramírez y Virgilio Godoy. A Arnoldo Alemán le fue suspendida.

En el presupuesto aprobado para el presente año se asignó un total de 11 millones 635 mil córdobas para el pago de pensión vitalicia a los ex mandatarios.

Según lo establecido, también José Rizo recibiría la pensión vitalicia. Rizo fue vicepresidente durante casi toda la administración de Bolaños, cargo al que renunció para participar en las elecciones generales como candidato presidencial. Bolaños también renunció a la Vicepresidencia para aspirar a la primera magistratura y fue beneficiado con esta pensión.

BANCADAS COINCIDEN

Por otra parte, las diferentes bancadas que integrarán la nueva Asamblea Nacional coinciden en que trabajarán en función de eliminar los megasalarios y las megapensiones.

María Eugenia Sequeira, diputada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN); Wilfredo Navarro, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC); Mónica Baltodano del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y Edwin Castro del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), estiman que tendrán que trabajar alrededor de los proyectos de leyes que se propongan sobre este tema.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: