Moral “No hay precepto moral alguno que no se pueda universalizar, y sólo hay una moral, que no es ni popular ni aristocrática, sino humana”. (Émile Boutroux, filósofo francés, 1845-1921).

Moral “No hay precepto moral alguno que no se pueda universalizar, y sólo hay una moral, que no es ni popular ni aristocrática, sino humana”. Camiones de basura En Masaya hay mucha suciedad, como en casi todas las ciudades de Nicaragua, porque algunos nicaragüenses no tienen el hábito del aseo y no demuestran debidamente el […]

Moral

“No hay precepto moral alguno que no se pueda universalizar, y sólo hay una moral, que no es ni popular ni aristocrática, sino humana”.

Camiones de basura

En Masaya hay mucha suciedad, como en casi todas las ciudades de Nicaragua, porque algunos nicaragüenses no tienen el hábito del aseo y no demuestran debidamente el amor a nuestra tierra. La Alcaldía de Masaya ha hecho muchos esfuerzos, con ayuda de cooperantes externos, para limpiar la ciudad, pero también al recolectar la basura contribuyen a ensuciarla más.

Si el tren de aseo (camión que recoge la basura) saliera temprano y con una misma rutina, los pobladores sabríamos más o menos a qué hora pasará (deberá ser temprano porque la gente sale a trabajar). Pero el camión no tiene hora para pasar; a veces lo hace a las 7:00 a.m. (ideal); a las 8:00, 9:00, 10:00, y a veces pasa hasta la tarde. ¿Qué pasa?, los usuarios sacamos la basura temprano; no todos podemos estar cuidándola; entonces pasan los borrachos, los vagos y los perros; ellos rompen las bolsas de basura, la riegan y cuando pasa el tren de aseo, ellos no recogen la basura regada, y la calle queda más sucia de lo que generalmente está, sugiero que el camión recolector de basura comience su labor, lo más tarde a las 7:00 a.m.; que haga siempre el mismo recorrido y que cuando por cualquier motivo tenga que pasar más tarde o no pasar se avise con anterioridad a la ciudadanía, con el fin de que la basura se saque a la hora que el camión pueda pasar, o no se saque, si éste por el motivo que sea no salga a recoger la basura.

Argentina Velásquez O.

Diputados

Supongo que a los diputados los eligieronexclusivamente para hacer las leyes que necesita la República de Nicaragua. Si nuestros diputados se dedicaran de lleno a hacer las leyes, no pasaría lo que está pasando, que dejan de legislar materias tan importantísimas para el país, dizque por falta de tiempo. Si los diputados fueran empleados del comercio, ya éste habría quebrado por las siguientes causas: 1. Por el sueldo tan elevado que devengan; 2. Por la gran cantidad de vacaciones que se toman; 3. Por el gran ausentismo de que hacen gala; 4. Porque los eligieron para hacer leyes pero no se dedican a fondo a hacerlas, en vez de eso buscan cómo hacer otro trabajo para el que no fueron nombrados, como es el de elegir a los ministros del Estado, que es obligación constitucional del Presidente de la República de Nicaragua. Hay un dicho que dice: ¡Que el que mucho abarca poco aprieta!

Si los señores diputados fueran más eficientes, ya habrían eliminado una ley funesta que dice que pasado x tiempo tal ley proscribe. Ejemplo: Que cualquier funcionario público que tenga un empleo de responsabilidad pueda disponer de una gran cantidad de dólares o córdobas que son del Estado de Nicaragua, pueda irse del país a disfrutar del dinero robado y cuando la ley haya prescrito, el que cometió el delito pueda regresar a Nicaragua, como si no hubiera hecho nada malo. Esa ley es nefasta y debe desaparecer.

Cuando el señor Aguado a quien se le acusó de haberse llevado mucho dinero de nuestro Seguro Social, se de cuenta de que la Ley ya prescribió, va a venir a Nicaragua a pasar sus últimos días, y no es remoto que vaya al Seguro Social a pedir su jubilación.

Armando Guevara

Salir de la pobreza

El 5 de noviembre, con la celebración de las elecciones que dieron como resultado el triunfo del Frente Sandinista de Liberación Nacional, aparentemente el pueblo nicaragüense volvió a la normalidad después de varios meses de campaña electorera que a algunas personas ya nos tenía al borde de la desesperación. Campaña electoral que en buen lenguaje nicaragüense no es más que el momento oportuno de sacarse las mantillas al sol y protagonizar una batalla de insultos, difamaciones, provocaciones, mentiras, acusaciones, y sobre todo, el momento de competir en promesas tratando de engañar a un pueblo que ya debe estar harto de política y de politiqueros.

Fueron largos meses de campaña que llevaron al pueblo a un estado de incertidumbre y miedo, pues no había dinero circulante, los negocios estaban semiparalizados, la Policía y el Ejército a la expectativa y miles de observadores extranjeros a la espera de los resultados de las elecciones.

El gobierno del comandante Daniel Ortega se verá enfrentado a los actos desestabilizadores de los grupos políticos adversos, sumados a las amenazas de algunos norteamericanos de iniciar un bloqueo económico y hasta de suspender las remesas en caso de un triunfo del FSLN. Recordemos que los políticos que se autodenominan “democráticos” nos bombardearon por radio, televisión y medios escritos que volveríamos a la noche oscura, a las filas, a comer aceite de ballena, al racionamiento, al servicio militar obligatorio, a las confiscaciones, a las tomas de tierras, a los CDS y hasta una guerra, en caso de un triunfo sandinista.

El nuevo gobierno no ha tomado posesión y los resultados de la campaña desestabilizadora ya están surgiendo efecto, pues la gasolina ya empieza a subir y algunos comerciantes empiezan a encarecer los productos básicos, como deseando a gritos el resurgimiento del famoso Micoin. Son desestabilizadores también los funcionarios actuales y los próximos que pretendan continuar con los megasalarios, que son una ofensa para el pueblo empobrecido.

El nuevo gobierno no debe tropezar ni con guerras ni con bloqueo económico de ningún país, y todos los nicaragüenses debemos hacer esfuerzos para tratar de salir de la pobreza y miseria en que nos han dejado los gobiernos anteriores.

Jaime A. Pastora R.

Nicas ejemplares

En relación con la nota titulada Excelentes alumnos por partida doble, publicada en la edición del lunes 27 de noviembre en este Diario, me parece positivo que los nicaragüenses se destaquen en otros países. Con esto demostramos que somos gente de bien.

Quiero decir que en Nicaragua habemos personas de todo tipo como los hay en todos y cada uno de los diferentes países conformados en el mundo entero.

Realmente es un orgullo que estos dos jovencitos sean un ejemplo para el resto de niños y jóvenes nicaragüenses, al igual que su madre que es el vivo ejemplo de la mujer-madre nicaragüense abnegada. Por todos ellos y por muchos más que viva Nicaragua y los verdaderos nicaragüenses.

Amanda Talavera Duarte

Espectáculos

Como crítica constructiva y con el interés de que se haga algo al respecto, sugiero que las empresas patrocinadoras de conciertos en ciertos lugares de Managua o en otras ciudades de Nicaragua, obliguen a los artistas o grupos musicales a que inicien sus conciertos a horas más tempranas y con puntualidad.

Es una grosería que el público espere hasta altas horas de la noche a que inicien los conciertos, los que además se deben hacer con más orden, pues nunca faltan fanáticos que imponen el desorden.

Quienes organizan estos eventos deberían ser conscientes de la inseguridad ciudadana. Siempre en eventos así existen riesgos, pero así como venden como pan caliente boletos así también deben brindar seguridad y un momento de alegría para disfrutar los espectáculos.

El valor del boleto no importa, lo que importa es que los que asisten sean resguardados por seguridad pública, porque si se termina en la madrugada no hay garantía para nadie.

Hay que educar desde arriba hasta abajo que exista puntualidad para estos eventos y en todos los estratos.

Alejandro García

Aclaraciones

Infalibilidad

El artículo de opinión titulado Una esperanza latente, del señor Ernesto Marín en la edición de ayer de este Diario, se publicó la siguiente frase en el párrafo cuatro del mismo texto: “… y se atreven a recordar su inhabilidad celestial”. Lo correcto era infalibilidad celestial.

Ofrecemos disculpas al señor Marín y a nuestros lectores.

El Editor

Zona de bicicletas

Deseo aclarar un dato de la nota Zona de bicicletas, publicada en LA PRENSA el 19 de noviembre del 2006.

En el despiece titulado Ciclovía pronto en Managua, se dijo que los 4.1 millones ya donados para comenzar a diseñar y construir los primeros 48 kilómetros de ciclovías fueron otorgados por el Banco Centroamericano de Integración Económica, cuando realmente son fondos PNUD/GEF (Fondo para el Medio Ambiente Mundial).

Fernando Cuenco Nava
Miembro de Logos Comunicación Panamá-Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: