Finalistas del Reality Show

La tos y los tonos bajos y roncos están dominando las voces de algunos de los 15 jóvenes participantes del Reality Show En Otra Onda, que están dentro de la Casa de Alto Rendimiento. Esta complicación los ha deprimido y con mucho temor a perder en la competencia de hoy, donde serán 13 los que […]

Aunque un poco mal de salud, los concursantes darán lo mejor de sí hoy por la noche. (LA PRENSA/B. PICADO)

La tos y los tonos bajos y roncos están dominando las voces de algunos de los 15 jóvenes participantes del Reality Show En Otra Onda, que están dentro de la Casa de Alto Rendimiento. Esta complicación los ha deprimido y con mucho temor a perder en la competencia de hoy, donde serán 13 los que volverán a la casa y dos a sus hogares.

Marvin González, conocido como “El Chivo”, es el que está peor. La voz la tiene ronca, pasa con una bufanda en su cuello y tomando antigripales todo el día. Este chico, representante de Jinotega, que se ha caracterizado por vestirse “alocadamente”, llegó al punto de no participar de la clase de aeróbicos del jueves, ya que no quería agitarse porque tenía dolor en el cuerpo.

María Esperanza Zapata es otra de las que se ha visto afectada por la gripe. Esta chica que interpretará el tema Contigo en la Distancia, pero en la versión de Christina Aguilera, es una de las más afectadas. Esta joven pone todo de su parte y trata que la canción salga como debe, pero la profesora de canto le orientó que no se esforzara porque podría terminar perdiendo la voz.

Ruth Campos, la amante de las rancheras y admiradora de Paquita la del Barrio, también fue víctima de la gripe, sin embargo, no se ha dejado vencer.

El resto de los chicos no están tan afectados por la gripe, pero de vez en cuando se les escucha un “gallo” en la garganta, o se les va la voz. Al parecer, la baja temperatura los tiene en esa condición.

Ante la situación, algunos de los chicos están “con las pilas bajas”, sin embargo, la solidaridad es notoria, ya que comparten medicamentos y hacen ejercicios de respiración. Además, quienes no se sienten bien son asistidos por los que sí lo están.

Las chicas embarazadas, Tamara Martínez y Marisela Paredes, están de maravilla, pues los achaques no son su principal enemigo, sin embargo, sus compañeros las cuidan de cualquier peligro.