Arte en sus manos

Ericka Molieri ha encontrado en el diseño de joyas, una alternativa para cumplir su sueño [doap_box title=»Su fascinación» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Primera en artes plásticas. Arte en las manos: Ericka siempre obtuvo el primer lugar en artes plásticas. “Todo lo que hago con las manos me sale bien”, dice. Fascinación: puede pasar horas diseñando o montando […]

(Foto: LA PRENSA/U.MOLINA)

  • Ericka Molieri ha encontrado en el diseño de joyas, una alternativa para cumplir su sueño
[doap_box title=»Su fascinación» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Primera en artes plásticas.

Arte en las manos: Ericka siempre obtuvo el primer lugar en artes plásticas. “Todo lo que hago con las manos me sale bien”, dice.

Fascinación: puede pasar horas diseñando o montando joyas pero, sobre todo, disfruta de hacer aretes. “Puedo pasar horas elaborándolos”.

Consejo: “uno puede empezar a cumplir su sueño con algo pequeño, desde su cuarto, en mi caso quisiera tener una tienda, por eso estoy ahorrando”.

[/doap_box]

Su sueño era ser odontóloga. Sin embargo, su destino tomó otro rumbo y se especializó en Administración de Empresas. Ericka Molieri, de 25 años, trabaja en una empresa como Asistente de Operaciones y Administración y aunque no cumplió su sueño, buscó una alternativa para poner en práctica sus habilidades manuales. Así que por la noche o en sus tiempos libres, diseña y elabora joyas de vidrio, piedras preciosas y semipreciosas.

“Mi sueño no fue exactamente eso y por razones involuntarias no lo cumplí, pero de alguna manera busqué la forma de realizarme porque creo que lo mejor es luchar por lo que uno quiere y se puede empezar en chiquito”, expresa.

Asegura que desde que tenía diez años elabora sus pulseras y colas con hilos elásticos que su abuelita le regalaba, pero fue en el año 2003, durante un viaje a Estados Unidos, que se entrenó para trabajar en diseño y montaje de joyas.

“Como a mí me encanta la ortodoncia, fui a un taller allá en Estados Unidos y compré las tenazas y el alambre. Empecé a trabajar el metal, luego tomé un curso de seis meses para montar joyas pero yo les doy el estilo que me indica mi creatividad”, señala.

Estudió Administración de Empresas para darle gusto a su papá, carrera que también le ha dado satisfacciones. Además, es un apoyo para su pasión por las joyas, ya que está ahorrando para crear su propia tienda en un centro comercial.

Otra de sus pasiones son los ejercicios y, aunque en la actualidad no asiste a un gimnasio, asegura que a diario se levanta a las 4:30 de la mañana y practica una hora de ejercicios y tres veces por semana hace un poco de pesas por la noche.

En su trabajo tuvo la oportunidad de ser moderadora en una página web de Univisión llamada Mi Dieta, en la cual aprendió mucho sobre nutrición y ejercicios. Señala que por algunos problemas de salud, decidió ser vegetariana desde hace siete años.

Una de sus metas es tomar un curso en diseño de joyas por correspondencia y está enseñando a su novio a diseñar.

“Yo trabajo con el espejo a mi izquierda y él a mi derecha, es mi inspiración y me ayuda mucho, incluso, vamos a tomar el curso juntos, iniciamos en enero”, cuenta esta joven para quien la creatividad no tiene límites y lucha cada día por superarse.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: