Diarios se unen al “enemigo”: los titanes de la red

Atónitos ante el imparable avance de gigantes como Google y Yahoo! y la caída constante de su circulación, un número creciente de periódicos estadounidenses han decidido unirse al “enemigo” en lugar de seguir luchando contra él WASHINGTON/EFE El acuerdo alcanzado hace unos días entre Yahoo! y casi 180 rotativos de Estados Unidos es la prueba […]

(LA PRENSA/FOTOARTE/LUIS GONZÁLEZ S.)

  • Atónitos ante el imparable avance de gigantes como Google y Yahoo! y la caída constante de su circulación, un número creciente de periódicos estadounidenses han decidido unirse al “enemigo” en lugar de seguir luchando contra él

WASHINGTON/EFE

El acuerdo alcanzado hace unos días entre Yahoo! y casi 180 rotativos de Estados Unidos es la prueba más reciente, pero no la única, del acercamiento entre la prensa y los titanes de la Web.

El compromiso permitirá en una primera fase que los anuncios de empleos de los diarios aparezcan en el sitio de oferta de trabajo de Yahoo!, HotJobs, aunque el objetivo a largo plazo es la distribución de sus contenidos a través de ese portal de internet.

En la misma línea se sitúa el pacto al que llegaron también Google y periódicos propiedad del New York Times, el Washington Post y los grupos editoriales McClatchy, Gannett y Tribune.

Esa alianza dará a los diarios acceso a los cientos de miles de anunciantes que hacen negocios con Google, muchos de ellos compañías virtuales que no han colocado nunca anuncios en la prensa.

PERÍODO DE PRUEBA

El trato atravesará por un periodo de prueba de tres meses, en el que Google no percibirá ingresos por conectar a sus anunciantes con rotativos como el Times, el Post o The Boston Globe.

Si la prueba funciona es probable que el gigante virtual solicite una comisión a sus socios, según los analistas del sector.

A esos acuerdos se suman otras señales del empuje virtual. Entre ellas figura la partida del Washington Post del veterano editor John Harris, quien deja el rotativo para dirigir un nuevo proyecto sobre información política.

Harris y Jim VandeHei, otra firma destacada del Post que también ha anunciado su dimisión, liderarán una plataforma multimedia en internet del grupo “Allbritton Communications”, que tiene previsto lanzar en enero un nuevo rotativo sobre todo lo que se cuece en el Congreso estadounidense.

GRANDES DESAFÍOS

En una muestra de la importancia que concederá a la Red, Allbritton adelantó que todo el contenido del periódico estará disponible en su página de internet, que incorporará, además de texto, vídeo facilitado por la cadena de televisión CBS.

Como resultado, el Post ha anunciado que la empresa afronta desafíos “sobrecogedores” y destacó que la versión digital es una de sus principales prioridades.

FUTURO ESTÁ EN LA RED

El éxito que disfrutan personajes como Brian Stelter, un “blogger” de 21 años que se ha convertido en un referente obligado de la industria televisiva estadounidense no hace sino reforzar la impresión de que el futuro está en la Red.

Stelter ha conseguido que ejecutivos como Jeffrey W. Schneider, vicepresidente del canal de noticias de la cadena ABC, reconozcan que “todo el mundo presta atención a su blog” y que Jonathan Klein, presidente de CNN en Estados Unidos, le haya dado su número de móvil.

ESTRELLAS DE LA INTERNET

“El niño”, como lo llama el periódico The New York Times, forma parte de la nueva generación de estrellas de internet.

Entre ellos está Matt Drudge, un ex dependiente de un supermercado y el hombre tras “Drudge Report”, la influyente página web de noticias que, según la cadena de televisión ABC, “marca la pauta para la cobertura política nacional”.

Markos Moulitsas Zúniga, un ex militar y el “blogger” político progresista más influyente de Estados Unidos, es otro ejemplo del poder de internet, al igual que Glenn Reynolds, autor de “Instapundit” y un “blogger” próximo al sector conservador.

La ascensión de Stelter, Zúniga y Drudge, a quien la revista Time nombró este año una de las 100 personas más influyentes del mundo, demuestra que para conseguir grandes audiencias y tener influencia ya no es obligatorio el ser rico o famoso, o desempeñar un rol importante en el Gobierno, la política o los negocios.

El poder de la Internet

La inclusión de tres “estrellas de la Internet” en la lista de la 100 personas más influyentes del mundo, demuestra que para conseguir grandes audiencias y tener influencia yo no es obligatorio ser rico o famoso, o desempeñar un rol importante en la política o los negocios.