Jóvenes con

Ángel Iriarte es un chavalo de 18 años que recién aprendió a hacer manualidades en su hogar: Casa Alianza Nicaragua. Dice que para él fue complejo aprender a manipular las tijeras, cartón, silicone y otras cosas y que a veces hasta se lastimaban las manos y se quemaba pero que al final aprendió a hacer […]

Los artículos decorativos y artesanías que elaboraron jóvenes de Casa Alianza fueron adquiridos a precios favorables durante el bazar navideño. (laprensa/O. Miranda)

Ángel Iriarte es un chavalo de 18 años que recién aprendió a hacer manualidades en su hogar: Casa Alianza Nicaragua.

Dice que para él fue complejo aprender a manipular las tijeras, cartón, silicone y otras cosas y que a veces hasta se lastimaban las manos y se quemaba pero que al final aprendió a hacer varios objetos decorativos.

Eyner y Luis Miguel García son otros chavalos que también ya saben hacer cajas para regalos, ángeles, candelabros y otras manualidades, gracias a un curso que les impartieron en Casa Alianza.

Estos jóvenes presentaron recientemente sus trabajos, en un bazar navideño lleno de colorido que se realizó en Casa Alianza.

La directora de Casa Alianza, Grethel López, explicó que en total 18 niños y jóvenes de diferentes niveles recibieron un curso intensivo de manualidades.

El curso duró un par de meses. “Este curso les sirvió a los muchachos para que ellos mismos se demostraran que son capaces de crear cosas bonitas y que esto les pueda servir para la vida futura cuando salgan de Casa Alianza”, dijo la directora del centro.

Destacó que actividades como ese bazar ayudan a que los jóvenes y niños desarrollen el sentido de pertenencia de un lugar, en este caso, de Casa Alianza y que sientan que en ese hogar están aprendiendo a hacer algo importante.

Por otra parte, la pedagoga Virna Arce, maestra del curso, mencionó lo importante que es enseñarle a los muchachos a desarrollar habilidades y destrezas que le servirán en su vida futura.

A través de la enseñanza se les forma sobre la necesidad de motivar a los muchachos a realizar cosas provechosas, ya que ellos nunca habían tenido una experiencia así, tomando en cuenta el origen de los muchachos, ya que la mayoría de los niños y jóvenes que educa Casa Alianza provienen de familias desintegradas.

Arce explicó que los fondos que se obtuvieron en la expoventa, los ocuparán como fondo revolvente para realizar otras actividades. Adelantó que en febrero realizarán otra exposición de manualidades.

Ángeles, vasos decorativos, tarjetas, cajas con motivos navideños y velas son, entre otras, las manualidades que presentaron.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: