“La Fiscalía es una bodega repleta de pólvora”

El jurista Sergio Cuarezma opina que el próximo fiscal debe ser “mesurado” La cantidad de investigaciones en manos del Ministerio Público, en que los protagonistas son funcionarios públicos, ubican a esa institución en una posición “delicada”. Esta es la opinión del jurista Sergio Cuarezma Terán, quien al ubicar todos estos hechos en un contexto político […]

Sergio Cuarezma Terán ( LA PRENSA/ ARCHIVO )

  • El jurista Sergio Cuarezma opina que el próximo fiscal debe ser “mesurado”

La cantidad de investigaciones en manos del Ministerio Público, en que los protagonistas son funcionarios públicos, ubican a esa institución en una posición “delicada”.

Esta es la opinión del jurista Sergio Cuarezma Terán, quien al ubicar todos estos hechos en un contexto político concluye que el rol de la Fiscalía debe ser mesurado, pues no sólo debe llevar a los tribunales los hechos delictivos que afectan a la sociedad, como el crimen organizado y la narcoactividad, sino también aquellos casos cuyos protagonistas son actores fundamentales de la vida política, social y económica.

“El Ministerio Público tiene que jugar un papel mesurado. Entre esta realidad tiene que actuar acusando, pero con responsabilidad. Primero, acusar donde tenga que hacerlo, sin temor; segundo, acusar, pero evitando que la misma se empañe de interés político; tercero, valorar si su actuación puede generar daños colaterales irreparables para el interés de la nación”, opina Cuarezma.

La cuarta valoración del jurista es que, tratándose de un caso penal, la Fiscalía debe procurar resolver estos casos por la vía menos gravosa, como la administrativa, para contribuir a la gobernabilidad del país.

ESTABILIDAD DEL PAÍS ESTÁ EN JUEGO

Cuarezma considera que la figura del Fiscal General es decisiva para la estabilidad del país, pues así como puede contribuir, también puede causar mucho daño al país.

“Por tal razón, el país y fundamentalmente los políticos, deben continuar con un Fiscal General o elegir uno que no sólo tenga un expediente profesional excelente, sino, y fundamentalmente, que tenga como persona un alto grado de responsabilidad y madurez y además mesura en cantidades industriales”, manifiesta.

“Hay que tener en cuenta pues, que actualmente en el Ministerio Público hay casos de relevancia nacional que pueden perturbar, según la decisión que tome el Fiscal General, la estabilidad del nuevo gobierno. En este momento el Ministerio Público es una especie de bodega repleta de pólvora. Hay denuncias serias en contra de funcionarios y allegados de todos los gobiernos anteriores, basta que el fiscal nombrado después del 11 de diciembre acuse sin discriminación en todas estas denuncias, para que la tranquilidad del país se vea perturbada por los próximos cinco o más años”, valora.

Esta situación, desde la perspectiva de Cuarezma, perjudicaría al nuevo gobierno, pues quiera o no, su estabilidad se vería afectada en la ejecución en paz de su plan de gobierno.

“No hay que pegar fuego al pasto sin antes hacer la ronda. Hay que pensar en un Ministerio Público administrado responsablemente”, enfatiza.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: