Aventuras ticas

Después de varias experiencias llenas de adrenalina, donde el turista se transforma en personaje de Disney rodeado de pura naturaleza, es recomendable tomar un baño en aguas minerales. Esta opción se puede obtener en las entrañas de Costa Rica [doap_box title=»TOME NOTA» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] El precio de la excursión “Pura Vida” de Adventures by Disney […]

  • Después de varias experiencias llenas de adrenalina, donde el turista se transforma en personaje de Disney rodeado de pura naturaleza, es recomendable tomar un baño en aguas minerales. Esta opción se puede obtener en las entrañas de Costa Rica
[doap_box title=»TOME NOTA» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

El precio de la excursión “Pura Vida” de Adventures by Disney tiene diversos precios. Existen descuentos para niños, pero los menores de 8 años no pueden participar. Para mayor información visite el sitio web www.AdventuresByDisney.com.

[/doap_box]

¡Nos parecía que estábamos viviendo un capítulo de un relato de las aventuras de Tarzán o Indiana Jones! ¡La adrenalina hacía ola! Estábamos cruzando un puente colgante, a una altura de 130 pies de la tierra, y en plena jungla. Aves cantaban, el puente se tambaleaba, los otros participantes de la excursión gritaban, “¡guao!” y “¡ay, Dios mío!” todos emocionados y más de uno con una pizca de nervios y miedo, y nosotros nos preguntábamos, “¿quién nos mandaría a meternos aquí?”.

Estábamos en una excursión de dos horas y media caminando por los Puentes Colgantes del Arenal, uno de los paseos incluidos en un viaje de aventuras en Costa Rica. Llamado “Pura Vida”, el viaje, de Adventures by Disney, una compañía nueva de la misma gente que nos ha dado parques temáticos, un Tarzán de cinta animada y a Johnny Depp como pirata del Caribe. La compañía ofrece viajes de siete noches con guías locales y expertos naturalistas por Costa Rica, que son súper excitantes. No solamente se participa en excursiones inolvidables sino que los guías locales se conocen el volcán, la jungla y la costa del Pacífico de Costa Rica como la palma de sus manos.

EN LAS ALTURAS

Entre las actividades inolvidables incluidas está esa caminata por la jungla en los Puentes Colgantes del Arenal. La excursión no es para el que sufra de vértigo, pues los puentes colgantes están a más de 100 pies de altura.

Estos puentes colgantes son de aluminio y acero, lo cual, nuestros guías nos aseguraban, los hacen bien seguros, pero así y todo uno piensa de vez en cuando que preferiría estar soleándose tranquilamente junto a la piscina del hotel. ¡Sin dudas es una aventura excitante, algo para contarles a los nietos! La excursión ofrece panoramas increíbles y la oportunidad de ver abundante fauna como tucanes, monos cara blanca, tití y otras especies de monos, perezosos, mariposas, ranas, serpientes y otras criaturas que viven a sus anchas en este edén lleno de verdor y flores.

Otras actividades incluidas en el área del volcán Arenal incluyeron una visita a un manantial de aguas minerales calientes (fue una delicia disfrutar del agua caliente para aliviar a nuestros músculos adoloridos y con el placer añadido de vistas del volcán que de vez en cuando lucía incandescente como alumbrado por fuegos artificiales desde su interior).

A TODA VELOCIDAD

Aún otras excursiones incluidas eran de “zip-lining” (uno se desliza a velocidades de 30 millas por hora por medio de cables desde el tope de una montaña —¡ay, qué miedo!— y para en plataformas en el tope de árboles durante el trayecto ¡definitivamente otro momento en que uno se siente como Tarzán!), o un paseo por funicular al tope de una montaña si prefiere no ir “zip-lining”, y una excursión por ríos de aguas plácidas o revueltas según la predilección de los participantes.

La filosofía de la compañía de viajes, nos dijo uno de nuestros guías, Gastón Trujillo, es que el viaje sea como un parque temático con atracciones súper excitantes para quienes las desean, y otras menos intensas para los otros. “Así todo el mundo está a gusto”, añadió Trujillo.

En Quepos las actividades incluyen una excursión de buceo tipo “snorkel”, una caminata con guía por el Parque Nacional Manuel Antonio y un safari acuático con un naturalista por la costa del Pacífico con oportunidades de ver delfines y ballenas, nosotros nos topamos con un grupo de más de una docena de delfines pintados, bien juguetones, que observamos por un rato y al proseguir en la excursión nos siguieron por varios minutos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: