Arquímedes González

Cuatro perros calientes para Mumble y su Pandilla Hot Movie Los primeros minutos temí que El Pingüino Pies Felices fuera la versión digitalizada del excelente documental Pingüino Emperador, que se presentó hace unos meses y después me pareció que alguien insiste demasiado en que nos volvamos pingüinos, porque en menos de seis meses han presentado […]

Cuatro perros calientes para Mumble y su Pandilla

Hot Movie

Los primeros minutos temí que El Pingüino Pies Felices fuera la versión digitalizada del excelente documental Pingüino Emperador, que se presentó hace unos meses y después me pareció que alguien insiste demasiado en que nos volvamos pingüinos, porque en menos de seis meses han presentado cuatro películas en las que salen estos peculiares animalitos vestidos de esmoquin y caminando como si no les importara nada.

Pero todos mis recelos se diluyeron para dejarme tranquilo disfrutando de una película que será buena candidata al Oscar por la calidad de imágenes. La historia transcurre en la Antártida, donde quien no sabe cantar mejor se despide del amor y la felicidad, porque eso es lo importante y Mumble será el pingüino emperador que sufrirá el desprecio de su especie por su defecto.

Mumble lo que sí sabe es mover sus patas como si fuera bailarín y así emprende una travesía por el desértico y gélido ambiente antártico, donde se encontrará con una peculiar pandilla de pingüinos pequeños que le darán el ánimo y la gracia necesaria para superar sus limitantes.

También encuentra a Amoroso, uno de sus familiares lejanos considerado el gurú del grupo, por un extraño talismán que le han dado de presente los alienígenas, mismos que le colocaron un misterioso objeto amarillo a un ave de rapiña.

Y de pronto todos comienzan a hablar de estos seres extraños, que según Mumble están relacionados con la desaparición de los bancos de peces, por lo que se entrega a la misión de descubrir lo que en verdad ocurre.

Es una bella película con efectos especiales tan preciosos que vale la pena verla dos veces pero no creo que los niños lleguen a comprender el mensaje de fondo. El primero, es muy claro, pero el segundo los niños se pierden porque es ya para un público adulto, sobre la importancia de la identidad y de mantener la diversidad de especies.

De cualquier forma, son muchos mensajes para que los niños se relajen pero igual, lo disfrutan mucho y se llevan el más importante de ellos. El de ser uno mismo no importando lo que digan los demás.