Navidad, entre la fe y la esperanza

Padre Raúl Zamora asegura que la Navidad es caridad en la práctica, con el más necesitado, recordando que el Niño Jesús nace como el más necesitado de los hombres Hace llamado a orar y mantener la unidad para lograr la auténtica paz Llega la Navidad, el momento esperado para manifestar afecto a nuestros seres queridos […]

La navidad es la ocasión de dialogar, perdonar y promover la unidad familiar. (LA PRENSA/DIARIO HOY/O. NAVARRETE)

  • Padre Raúl Zamora asegura que la Navidad es caridad en la práctica, con el más necesitado, recordando que el Niño Jesús nace como el más necesitado de los hombres
Hace llamado a orar y mantener la unidad para lograr la auténtica paz

Llega la Navidad, el momento esperado para manifestar afecto a nuestros seres queridos y el momento propicio para unirse en familia.

“¿Qué ofrecer?”, es con frecuencia la pregunta que nos pasa por la mente en estos días, cuando Jesús y María son los principales protagonistas de la celebración que está llena de alegría, afecto y sobre todo cargada de fe y esperanza en que el próximo año 2007 será de paz, unidad y prosperidad.

El sacerdote Raúl Zamora explicó que la Navidad es algo muy hermoso, no se trata solamente de lo comercial o de adornos navideños “sino más bien el sentido profundo de la Navidad, cuando el hijo de Dios se hizo hombre para que el hombre se haga hijo de Dios; es un momento más bien de contemplar este misterio de amor de un Dios que se hace cercano a su pueblo y al mundo entero”.

El guía espiritual dijo que en estos días que se acerca Navidad es importante reflexionar y ante todo orar para mantener el vínculo con el Creador.

“El adviento que vivimos en estos momentos es una preparación para la luz que se acerca a los corazones que están llenos de esperanza y de fe; esa luz es Cristo. Y en cuanto a la Madre de Dios, Nuestra Señora María Santísima, ella también es luz porque lo recibió en su mente y en su corazón. Esta mujer humilde de Nazaret, por la voluntad de Dios fue el medio para que Jesús entre a nuestra historia y se haga cercano a nosotros”, expresa el sacerdote Raúl Zamora, quien también es secretario personal del Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes.

CON EL NECESITADO

Expresó que la Navidad es fe pero también esperanza y amor, porque es cuando los seres humanos están llamados a valorar el amor puro y limpio que Jesús de Nazaret ofrece cada día.

“La Navidad es fe, es esperanza es amor y tolerancia; sobre todo vivido con la caridad puesta en práctica con el más necesitado, ya que el Niño Jesús nace como el más necesitado de los hombres. Es un tiempo para acercarnos a nuestra familia, dar abrazos de paz a aquellos que guardan rencor y dar esperanza a quienes no la tienen; esa es la Navidad, amar a como Jesús nos ama”, afirmó el padre Zamora.

LA ORACIÓN

Exhortó que ante la venida de la Navidad y Año Nuevo es sano que entre los nicaragüenses prevalezca el espíritu de la oración, la unidad, el respeto y la reconciliación, ya que esto nos lleva a una vivencia de la fe y la auténtica paz.

También dijo preocuparle el incremento de la violencia, por lo que recomendó que en estos días de Navidad nos hagamos eco del llamado de Cristo para “que la violencia cese y sea reemplazada por la paz y el entendimiento entre las mujeres y hombres de esta Nación”, orientó el sacerdote Raúl Zamora.