Critican gira del Presidente iraní

Prensa en Irán ve mal su viaje cuando EU.UU. presiona en Oriente Medio contra programa nuclear [doap_box title=»EE.UU. no ve “papel constructivo”» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Los “antecedentes” de Irán no auguran que vaya a asumir un “papel constructivo” en América Latina, aseguró a la AFP este martes una fuente del Departamento de Estado, tras la creación […]

Mahmud Ahmadinejad. (LA PRENSA/AFP/M. Alvarez)

  • Prensa en Irán ve mal su viaje cuando EU.UU. presiona en Oriente Medio contra programa nuclear
[doap_box title=»EE.UU. no ve “papel constructivo”» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Los “antecedentes” de Irán no auguran que vaya a asumir un “papel constructivo” en América Latina, aseguró a la AFP este martes una fuente del Departamento de Estado, tras la creación de un fondo estratégico entre los presidentes iraní, Mahmud Ahmadinejad, y venezolano, Hugo Chávez.

“Los antecedentes de Irán no sugieren que quiera jugar un papel constructivo en América Latina», declaró el funcionario estadounidense, bajo anonimato, después que Ahmadinejad y Chávez anunciaran la creación de un fondo estratégico de 2,000 millones de dólares para inversiones conjuntas, no sólo en Venezuela, sino en países “amigos” latinoamericanos y africanos.

En cambio, “Estados Unidos tiene una agenda positiva para América Latina y trabajamos con nuestros socios para fortalecer la democracia, promover la prosperidad e invertir en la gente”, añadió la fuente.

Chávez y Ahmadinejad anunciaron la creación del fondo el pasado sábado en Caracas.

El Presidente iraní efectuó en los últimos días una gira que lo llevó a Venezuela, así como a Nicaragua y Ecuador, dos países gobernados por presidentes afines a Chávez: el nicaragüense Daniel Ortega y el ecuatoriano Rafael Correa, quien asumió su cargo el lunes.

“Amigos de café”

[/doap_box]

“Estos amigos de izquierda (Chávez y Ortega) son buenos para charlas de café, pero no para determinar nuestras prioridades en seguridad, política, relaciones internacionales o economía”. Así criticó el diario reformista Etemad Melli la visita de Ahmadinejad a América Latina.

El Presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, fue criticado por la prensa y los diputados por su viaje a América Latina mientras la tensión aumenta en la región durante la gira de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, para tratar entre otros asuntos el programa nuclear de Irán.

“¿Cree usted realmente que personas como (Hugo) Chávez, (Rafael) Correa y (Daniel) Ortega pueden ser aliados estratégicos de Irán?”, se pregunta el diario reformador Etemad Melli.

El Presidente iraní, que lidera la “alianza” contra Estados Unidos, inició el sábado una visita por América Latina que se inauguró con un encuentro con el Presidente venezolano, Hugo Chávez, enemigo declarado de la política internacional estadounidense y principal apoyo del programa nuclear iraní.

“Estos amigos de izquierda son buenos para charlas de café”, añade Etemad Melli.

“Mientras Condoleezza Rice, con el informe sobre la cuestión nuclear en la mano, lleva a cabo consultas con los países árabes y musulmanes vecinos de Irán, el Presidente canta la victoria del socialismo en América Latina al lado de los hijos espirituales de Simón Bolívar y de los amigos de Fidel Castro”, escribe el diario.

“Estados Unidos nos rodea. La fuerza aeronaval más importante de Estados Unidos se encuentra en el Golfo Pérsico. La situación en Irak y en Afganistán es clara. Nuestras relaciones con los países árabes de la región, especialmente Arabia Saudita, los Emiratos Árabes o Jordania, se vuelven más distantes”, continúa el periódico.

Además, varios diputados, incluidos los del sector conservador, también criticaron la visita de Ahmadinejad mientras el gobierno se demoraba en la preparación del presupuesto.

“A su regreso, el parlamento le pedirá al Presidente que se explique sobre el momento elegido, los países elegidos y la necesidad de efectuar esta visita en la situación actual”, declaró el diputado conservador Mohammad Josh-Chehreh, explicando que ese viaje no estaba “justificado”.