Ortega pide ‘poder popular’

Pretende reformar leyes de Participación Ciudadana y de Municipios [doap_box title=»FSLN en palco» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Mientras el FSLN impulsa las leyes que le interesan, la ALN y el PLC siguieron ayer una reyerta inútil, ahora por la prórroga a la Ley Marco, que puede ser aprobada mañana. Wilfredo Navarro, del PLC, afirma que la ALN […]

NEGOCIANDO. LOS DIPUTADOS DE LAS DISTINTAS bancadas de la Asamblea Nacional, discutían ayer respecto a la prórroga de la Ley Marco, que podría ser aprobada mañana. (LA PRENSA/ O. MIRANDA )

  • Pretende reformar leyes de Participación Ciudadana y de Municipios
[doap_box title=»FSLN en palco» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Mientras el FSLN impulsa las leyes que le interesan, la ALN y el PLC siguieron ayer una reyerta inútil, ahora por la prórroga a la Ley Marco, que puede ser aprobada mañana.

Wilfredo Navarro, del PLC, afirma que la ALN pactó con el FSLN y están “apurados” por prorrogar la Ley Marco. Su colega Gabriel Rivera solicitó al Poder Judicial que declare inconstitucionales las reformas congeladas desde 2005.

“No quieren que se reforme la Constitución para no reformar la Corte Suprema, el Consejo Supremo, la Contraloría; lo que no quieren es perder sus cuotas de poder en esas instituciones, en las que ya se repartieron los cargos y las prebendas”, replicó el diputado por ALN, Eliseo Núñez Hernández.

[/doap_box]

Crearía Asambleas de Poder Ciudadano, de las que el Presidente habló antes

El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) anunció ayer un segundo paquete de reformas, a pesar de que los partidos de oposición se declararon alarmados y todavía no terminan de analizar un primer proyecto que envió el presidente Daniel Ortega para transformar la Ley 290, para obtener un control directo sobre el Ejército y la Policía.

Las nuevas reformas, que cambiarían la Ley de Participación Ciudadana y la de Municipios, para dotar al país de una “democracia directa” que Ortega y el FSLN han planteado desde hace años y que en el 2005 el hoy Presidente las llamó “Asambleas de Poder Ciudadano”, inspiradas en Cuba y Venezuela, según dijo entonces el diputado Wálmaro Gutiérrez.

el PAQUETE “poder popular”

Ortega desde hace años ha sido claro en el tema: “A mí no me satisface que el poder quede en el parlamento; yo quiero que el poder quede en el pueblo, y que se establezcan Asambleas de Poder Ciudadano en cada departamento, que tengan el poder real que luego se refleje. Y que el parlamento nacional no sea más que el ejecutivo de esas Asambleas de Poder Ciudadano”, dijo Ortega en el 2005.

Eso es lo que parece estar tomando forma ahora que han tomado el poder.

El secretario ejecutivo de la bancada sandinista en el parlamento, José Figueroa, explicó ayer que para esa organización partidaria es imprescindible instaurar una “democracia participativa”.

“¿Cómo? Tendrán que haber reformas a la Ley de Participación Ciudadana, a la Ley de Municipios, a la Ley 290 (de Organización del Poder Ejecutivo), pero además considerar otras reformas para ver cómo pasamos de un régimen de democracia representativa, a democracia participativa”, dijo Figueroa.

El FSLN espera pasar la prórroga a la Ley Marco con el respaldo de la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), mientras que las nuevas reformas constitucionales las obtendría con el supuesto apoyo del PLC, cuyo líder —Arnoldo Alemán— podría lograr ventajas a cambio de respaldar unas reformas a la Ley 290, de Organización y Competencia del Poder Ejecutivo, que brindarían al presidente Daniel Ortega amplias facultades sobre el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional.

“La reforma más importante es profundizar la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones del gobierno y del Estado de Nicaragua, es decir profundizar la democracia directa de Nicaragua”, sostuvo Figueroa.

Las reformas para legalizar ese “poder popular” las introduciría el FSLN en medio de las negociaciones que se iniciarán si aprueban mañana una prórroga a la Ley Marco, que congelaría hasta el 20 de enero del 2008 una serie de cambios a la Carta Magna que recortan atribuciones al Poder Ejecutivo.

Una comisión especial emitió ayer dos dictámenes respecto a la prórroga a la Ley Marco. El de mayoría aprueba la iniciativa y el de minoría, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la rechaza.

TALAVERA IMPULSA CONSTITUYENTE

Paralelo al anuncio sandinista, el diputado Salvador Talavera, aliado del Frente Sandinista, introdujo una iniciativa para convocar a una Asamblea Constituyente, que cambiaría todas las reglas del juego político en Nicaragua.

En círculos políticos se comenta que el FSLN buscará, aprovechando la Constituyente, la aprobación de la reelección presidencial directa, para beneficiar a Ortega.

Los sandinistas también estarían anuentes a una Asamblea Constituyente, para prolongar el mandato de Ortega, tal como hizo Hugo Chávez en Venezuela, de quien el Presidente nicaragüense se considera su “gemelo”.

“¿Por qué seguirle poniendo más parches a la Constitución? Convoquemos a una Constituyente y que en dos años digamos cuáles son las reglas del juego”, manifestó Talavera ayer.

La ALN rechazó la propuesta de Talavera, el PLC dijo no sentir “temor” a ese reto, mientras que el FSLN mantiene que eso será “discutido en su momento”.

PELIGRO

Aunque la ALN y el PLC ya han anunciado las reformas que les interesan, entre las que figura elevar a 50 por ciento más un voto el porcentaje para ganar una elección en primera vuelta, y prohibir la reelección sucesiva; el gobernante FSLN todavía mantiene bajo la manga todos los cambios constitucionales que persigue.

La diputada del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Mónica Baltodano, considera que no se debe “jugar” a nuevas reformas con el FSLN y el PLC.

El MRS se opone a prorrogar la Ley Marco y entrar a un proceso de negociación de nuevas reformas a la Carta Magna, en especial con el rumor de que el FSLN aspira a aprobar para Ortega la reelección presidencial inmediata.

“Es peligrosísimo, hay muchos funcionarios de ellos (FSLN) que están hablando de que la reelección sucesiva es buena, que en un sólo período no se pueden hacer las cosas. ¿Qué te indica eso? Que están buscando la reelección de Ortega y eso es jodido para este país”, indicó Baltodano.

El FSLN y el PLC, que mantienen un pacto desde 1999, suman 63 votos en el parlamento, lo que para Baltodano representa un peligro inminente.

“Estar empujando, con la correlación actual del parlamento, reformas constitucionales o una Constituyente, es un juego peligrosísimo, porque ellos (FSLN y PLC) tienen la mayoría”, señaló Baltodano.

PUNTA DEL ICEBERG

El diputado del PLC, Wilfredo Navarro, reconoció ayer que la reforma que Ortega propuso a la Ley 290 es apenas como la punta de un iceberg.

“Tienen una serie de aristas que son como la punta de un iceberg, que no han demostrado la profundidad de las reformas”, admitió Navarro.