Miles en sepelio de universitarios

Medallas de oro para sus familiares [doap_box title=»Conmovedora despedida» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] En la iglesia Santa Gema, de la ciudad de Jinotega, ayer a las 2:00 p.m. fue celebrada la misa de cuerpo presente de Mildred Rafaela Zeledón Rizo, una de los cuatro estudiantes víctimas del accidente ocurrido el domingo en Pinar del Río, Cuba. En […]

En Jinotega, centenares acompañaron a Mildred Rafaela hasta su última morada. (LA PRENSA/S. GONZÁLEZ )

  • Medallas de oro para sus familiares
[doap_box title=»Conmovedora despedida» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

En la iglesia Santa Gema, de la ciudad de Jinotega, ayer a las 2:00 p.m. fue celebrada la misa de cuerpo presente de Mildred Rafaela Zeledón Rizo, una de los cuatro estudiantes víctimas del accidente ocurrido el domingo en Pinar del Río, Cuba.

En medio de mucha consternación, dolor y solidaridad, el párroco de la iglesia, José María Palma, celebró el oficio religioso en memoria de Mildred, junto a los hermanos de las diferentes comunidades de catecúmenos, familiares y amigos, en su mayoría jóvenes que colmaron la iglesia para dar sus muestras de pesar a los padres de esta jovencita tan querida por muchos jinoteganos que la conocieron y compartieron en vida con ella.

Durante la misa, el sacerdote Palma dijo no tener palabras de consuelo para la familia doliente por tan semejante pérdida debido al contacto que ha tenido con ellos en los últimos años como su pastor, por lo que los instó a refugiarse en el Señor siendo el único en poderles dar consuelo y fortaleza, por tan irreparable pérdida.

Durante el oficio religioso familiares y amigos de Mildred pronunciaron conmovedores mensajes de despedida a quien describieron como una muchacha alegre y amigable.

Después del servicio religioso que duró más de una hora, el carro fúnebre con el cuerpo fue trasladado hasta el cementerio municipal seguido por centenares de jinoteganos que le dieron el último adiós a Mildred Rafaela.

Silvia González[/doap_box]

CORRESPONSALES/ ESTELI y Jinotega

Miles de estelianos de todos los sectores participaron el miércoles en la ceremonia de homenaje póstumo dedicada a Pavel Josué Martínez Rugama y Jonathan Baru López Blandón, dos de los jóvenes estudiantes de Medicina que murieron el pasado domingo en Cuba.

En el homenaje el alcalde sandinista, Pedro Pablo Calderón, les otorgó la medalla en oro, máxima distinción que otorga la municipalidad a las personas que se destacan en el desarrollo del municipio.

Los distintivos fueron recibidos por los padres y hermanos de los destacados jóvenes en medio de un ambiente de lágrimas, dolor y aplausos.

La certificación aprobada por el Concejo expresa: “Otórguese medalla póstuma en oro a Pavel Martínez y Jonatan López, por su participación como excelentes estudiantes y su aporte en las relaciones interpersonales de amistad, solidaridad y cooperación en las tareas de la sociedad esteliana, ejemplo dignificante inculcado por sus padres y su familia”.

El hermano religioso, Ismael González, del Instituto San Francisco, ofreció una misa donde resaltó los valores morales, éticos y cristianos “de los jóvenes que hoy se marchan al encuentro del Señor”, y a través de lecturas bíblicas consoló a los familiares.

En el homenaje realizado frente a la Alcaldía esteliana hicieron uso de la palabra Donis Espinoza, coordinador de Juventud Sandinista, y Léster Martínez, departamental del Frente Sandinista, ambos recordaron la trayectoria de los jóvenes a los que calificaron de héroes por el legado histórico que dejaron y resaltaron sus cualidades.

Guadalupe Blandón, en representación de las familias en duelo, agradeció el respaldo moral y solidario que los diferentes sectores les brindaron y dio lectura a una carta enviada por los estudiantes de Medicina en Cuba, donde manifestaron su compromiso de continuar esforzándose por coronar su carrera para servir a los pobres.

Después de la ceremonia los cuerpos fueron llevados al cementerio, en el trayecto se hicieron sonar las canciones que más les gustaban a Pavel y Jonatan y antes de sepultarlos sus familiares y amigos les dieron el último adiós con cantos y oraciones religiosas.

El Secretario Nacional de Juventud Sandinista, Mario Rivera, informó que en la Facultad de Medicina de Pinar del Río, en Cuba, de manera simultánea se realizó un homenaje en memoria de los cuatro jóvenes nicaragüenses que murieron el domingo.

Ya enviamos a Cuba a cuatro familiares de Bismarck Morales, de León, quien perdió un brazo y de Edgard Guevara, de Jalapa, quien convalece en un centro asistencial de Pinar del Río, su estado es estable, pero muy delicado, señaló Rivera.

La profesora Celia Arosteguí, del Instituto San Francisco, recordó que Pavel Josué “siempre fue disciplinado y callado, pero buen estudiante, dirigió a grupos de jóvenes que se destacaron en diversas tareas sociales, impartían catequesis en el campo y enseñaron a leer a muchas personas”.

Jonathan Baru siempre mostró un alto espíritu solidario, “cuando iban para Cuba, organizó varios actividades para recaudar fondos para los estudiantes que no ajustaban para completar su pasaje”, dijo Léster Martínez Huete.

Jonathan se destacó en el deporte, durante cinco años fue medallista de oro, campeón nacional de Tai Kon Do, disciplina que practicó desde niño, y perteneció a la escuela Olimpia.