Castro no quiso una colostomía

Dictador decidió el tipo de operación Fidel Castro decidió no someterse a una colostomía y eligió un tipo de operación que le ha causado las complicaciones que está sufriendo, dijo el miércoles un diario español. “Tras extirparle una parte inflamada de su intestino grueso el año pasado, los médicos conectaron el resto directamente al recto […]

Dr. José Luis García Sabrido. (LA PRENSA/AP)

  • Dictador decidió el tipo de operación

Fidel Castro decidió no someterse a una colostomía y eligió un tipo de operación que le ha causado las complicaciones que está sufriendo, dijo el miércoles un diario español.

“Tras extirparle una parte inflamada de su intestino grueso el año pasado, los médicos conectaron el resto directamente al recto del presidente cubano, en vez de colocarle un saco de colostomía”, dijo El País citando a dos fuentes del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid. La operación fracasó cuando la sutura se reventó.

El diario dijo que el líder cubano y sus asesores son los que eligieron la técnica quirúrgica que derivó en las complicaciones.

Según los expertos, Castro y sus cirujanos posiblemente eligieron el procedimiento más riesgoso para ahorrarle la humillación de tener que usar temporalmente un saco de colostomía, en el cual se habrían recolectado sus excrementos. En las colostomías usuales, los pacientes sólo dependen del saco aproximadamente seis semanas.

El intentar volver a unir el colon con el recto es un procedimiento quirúrgico delicado, pues las heces en el colon pueden filtrarse al abdomen y provocar una infección.

“Parece que decidieron correr un riesgo y salió mal”, dijo el doctor Peter Shamanian, profesor asociado de cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, refiriéndose a los cirujanos de Castro. “Siempre es mala idea permitir que el paciente elija”.

Aunque Shamanian dijo que es difícil especular sobre el actual estado de salud de Castro, indicó que las colostomías son un procedimiento común que normalmente no deriva en complicaciones graves. La mayoría de los médicos, señaló, probablemente elegirían una colostomía como primera opción.

Aunque el artículo del periódico no mencionó las fuentes, uno de los periodistas que lo escribió le dijo a The Associated Press que “ambas eran médicos del hospital”. El reportero, Oriel Guell, dijo que ningún elemento de la información de los artículos publicados el martes y el miércoles provino del doctor José Luis García Sabrido, jefe del servicio de cirugía del hospital madrileño, el cual voló a Cuba en diciembre para atender a Castro, de 80 años.

García Sabrido rechazó comentar para AP Television.

Sin embargo, dijo que el informe de El País acerca del estado de Castro está equivocado, según una entrevista colocada en el sitio de la cadena CNN en la internet.

El médico indicó que, de acuerdo con la información de que dispone, ha habido una mejoría importante, y consideró que lo único veraz en el reporte del diario es el nombre del paciente, que ha sido operado y que ha tenido complicaciones. “El resto son rumores”, señaló. No quiso proporcionar más detalles sobre el estado de salud de Castro.

Un diplomático cubano en Madrid dijo el martes que el informe del periódico sobre la salud de Castro era una historia inventada.