Democracia bajo la lupa

diario ciudadano y digital de chile Los ataques violentos contra periodistas afectaron la libertad de prensa y tuvieron impacto en un deterioro de libertades civiles en México en 2006, afirmó la organización Freedom House, en su reporte mundial, que este año consignó bajo el título “Estancamiento de la Libertad y Retroceso contra la Democracia”. Al […]

Un informe de Freedom House afirma que Venezuela, donde se ha reelegido al presidente Hugo Chávez (a la derecha), camina hacia el autoritarismo. ( LA PRENSA/ AP)

diario ciudadano y digital de chile

Los ataques violentos contra periodistas afectaron la libertad de prensa y tuvieron impacto en un deterioro de libertades civiles en México en 2006, afirmó la organización Freedom House, en su reporte mundial, que este año consignó bajo el título “Estancamiento de la Libertad y Retroceso contra la Democracia”.

Al hablar de las elecciones en Latinoamérica, el documento anotó la “perturbadora tendencia por la que partidos o movimientos políticos rehúsan aceptar los resultados de condiciones que fueron consideradas justas, como quedó de manifiesto este año durante el desarrollo de las jornadas electorales en Bolivia y México, países con serias divisiones entre descendientes de europeos y pueblos indígenas”.

problemas en Venezuela

El informe señaló que Venezuela se encamina claramente hacia el autoritarismo, igual que Rusia, y destacó el declive de Brasil debido a la corrupción política, que incluye la participación del partido gobernante en muchos de los escándalos más graves que ha visto el país.

En el caso de Argentina, dijo que la tendencia de declive obedece a la centralización del poder del presidente Néstor Kirchner y la limitación de la autonomía en las otras ramas del gobierno, que incluye cambios en el sistema impositivo para limitar la influencia de los gobernadores provinciales, mayor amplitud en la discreción de gastos a expensas del Congreso y la politización en el proceso de selección de la Corte Suprema.

El texto de Freedom House, organización no gubernamental fundada en 1941 por Eleanor Roosevelt para apoyar la expansión de las libertades en el mundo, subrayó por un lado que el porcentaje de países que de acuerdo con sus estándares pueden ser considerados “libre”, se ha mantenido sin cambio durante los últimos 10 años y por tanto podría hablarse de “un estancamiento” de la libertad.

“silenciar a los críticos”

El documento afirmó que “uno de los más problemáticos desarrollos” es una creciente reacción contra organizaciones, movimientos y medios que vigilan los derechos humanos o abogan por libertades democráticas.

“Un sistemático esfuerzo para debilitar o eliminar fuerzas prodemocráticas es más prevaleciente entre regímenes autoritarios en la antigua Unión Soviética. Pero gobiernos en Asia, África, Medio Oriente y América Latina también han tomado pasos para disminuir la libertad de reunión, ahogar a la sociedad civil y silenciar a los críticos”.

En el caso de México, el reporte lo clasificó entre los países “libres o parcialmente libres” en los cuales se notó una declinación democrática y en los que las instituciones “permanecen inmaduras o frágiles” o habían mostrado antes una considerable medida de estabilidad democrática. En esa categoría se hallan también Sudáfrica, Kenia, Taiwán, Filipinas, Argentina, Brasil y Hungría.

Sobre Latinoamérica, el documento hizo notar que “a pesar de algunas tendencias alarmantes”, el año pasado hubo un “impresionante número de elecciones competidas y justas” en Bolivia, Ecuador, Brasil, Perú, Colombia, México y Nicaragua.

Pero apuntó que “cada uno de esos países sufre serios problemas domésticos que en muchos casos han debilitado el tejido de sus instituciones democráticas”. Entre tales problemas están las “elevadas tasas de crimen violento, inestabilidad económica, desigualdad masiva y corrupción endémica”.

El reporte consignó problemas en Estados Unidos y citó “una serie de casos de corrupción política y debilidad en la observancia de las leyes para asegurar los derechos de trabajadores”.