El éxito en los detalles

Daisy Portocarrero Lacayo es una decoradora que combina en sus ambientes arte y buen gusto [doap_box title=»Le encanta compartir» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Disfruta de su tiempo libre y familia. Tiempo libre: le encanta compartirlo con sus amigas —que son muchas—. También le encanta ir a la playa y gozar de la inmensidad del mar, “me siento […]

(LA PRENSA/U.MOLINA)

  • Daisy Portocarrero Lacayo es una decoradora que combina en sus ambientes arte y buen gusto
[doap_box title=»Le encanta compartir» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Disfruta de su tiempo libre y familia.

Tiempo libre: le encanta compartirlo con sus amigas —que son muchas—. También le encanta ir a la playa y gozar de la inmensidad del mar, “me siento cerca del cielo”. Le gusta viajar, pero el país que más le ha encantado es Italia, por su riqueza arquitectónica.

Familia: es la menor de seis hermanos; ella tiene 3 hijos, dos varones y una mujer. También tiene a Sisi María, una pequeña perrita de raza maltés que es parte de su vida.

Consejo: “El mejor tipo de decoración no es hacer una réplica de un estilo en particular sino más bien, es reflejar tu propia y única manera de decorar tu casa. ¡Invierte tiempo en ello porque es el reflejo de tu personalidad!”

[/doap_box]

Siempre tiene una amplia y sincera sonrisa en sus labios, por lo cual irradia alegría y armonía en su entorno. Daisy Portocarrero Lacayo desde hace 10 años decidió dedicarse al mundo de la decoración y asegura estar muy contenta y agradecida con lo que la vida le ha dado.

Cuenta que desde muy pequeña fue atraída por las cosas bien arregladas, nítidas, espacios amplios y la comodidad, así que a través de los años se ha ido desarrollando como decoradora.

“Inicié Administración de Empresas pero siempre inclinada al dinamismo y al encanto de la decoración, así que hace 10 años decidí que dejaría de ser un hobby y lo convertí en mi ocupación; para ello me he enriquecido con varios cursos en el exterior; además, tengo una amplia biblioteca con buenos libros sobre decoración y manualidades que me ayudan a estar al día con las nuevas tendencias”, expresa.

Le encanta decorar casas de playa y el estilo que más le fascina es el sencillo. “Estas son usadas para vacacionar y es importante que sean elegantes pero, al mismo, tiempo prácticas. Iluminadas, con buena ventilación e integrando la belleza de la vista del océano a la residencia”, señala.

En su trabajo utiliza materiales nacionales e importados cuando es necesario; combina el hierro y la madera. Las plantas en el exterior e interior de la casa son un elemento integral en su decoración, así como la buena pintura que le agrega un tono de calor a su trabajo y plasma la cultura del nicaragüense. “Creo que es el toque perfecto para la casa, no hay necesidad de llenar la casa de cuadros, basta una buena pintura o escultura en el lugar adecuado”, agrega.

Otra de las cosas que llena mucho su vida es poder ayudar a los más necesitados. Su vida espiritual es prioridad. “Sé que no soy perfecta pero con el Señor, todo es posible y me aferro a él para que me ayude a caminar. Todos pasamos por momentos difíciles en nuestra historia pero siempre en ellos podemos ver la providencia de Dios y aprovecharlos para madurar y obtener sabiduría”, asegura.

Sus metas son perfeccionarse cada día más en decoración y poder ayudar un poco más al prójimo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: