Bush pide a su país reducir el consumo de petróleo importado

Por fin propone reducir gases que calientan la Tierra El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, debía presentar anoche al Congreso durante su Discurso sobre el Estado de la Unión una serie de propuestas que, según ha avanzado la Casa Blanca, tendrían el siguiente contenido: ENERGÍA —Reducir el consumo nacional de gasolina en hasta […]

George Bush. (LA PRENSA/AP)

  • Por fin propone reducir gases que calientan la Tierra

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, debía presentar anoche al Congreso durante su Discurso sobre el Estado de la Unión una serie de propuestas que, según ha avanzado la Casa Blanca, tendrían el siguiente contenido:

ENERGÍA

—Reducir el consumo nacional de gasolina en hasta un 20 por ciento en los próximos diez años, con el objetivo de rebajar la dependencia del petróleo importado. Esa reducción se conseguiría mediante el aumento de la oferta de combustibles alternativos, lo que rebajaría el consumo de gasolina en un 15 por ciento, y de la mejora de la eficiencia de los motores de los automóviles, con lo que disminuiría el 5 por ciento restante. —Para afrontar el cambio climático, el presidente explicará que sus propuestas de recortar el consumo de gasolina y promover los combustibles alternativos que contribuirán a la reducción de emisiones de dióxido de carbono en un 10 por ciento anual. —Con vistas a garantizar la seguridad energética del país, Bush apostará por vías de producción de petróleo respetuosas con el medioambiente y planteará la necesidad de duplicar la capacidad de la reserva estratégica de petróleo, que actualmente contiene unos 691,600 barriles de crudo, hasta situarla en 1,500 millones de barriles para el año 2027.

DEFENSA

—Incrementar el tamaño del Ejército y el Cuerpo de Infantería de Marina. El presidente pedirá autorización al Congreso para aumentar, en un plazo de cinco años, en 92,000 soldados el número de efectivos en activo de ambos cuerpos.

INMIGRACIÓN

—Reitera necesidad de una reforma migratoria integral que fortalezca la seguridad en las fronteras, mejore el cumplimiento de las leyes migratorias en los sitios de trabajo y al interior del país, cree un plan de trabajadores huéspedes, resuelva “sin animosidad o amnistía” el estatus de los inmigrantes indocumentados ya en el país, y promueva su integración en la sociedad.

—La reforma migratoria debe incluir además la creación de una tarjeta de identificación nacional a prueba de fraude para todo extranjero, para que los empleadores puedan verificar su estatus migratorio.

—En el plan de trabajadores huéspedes, los extranjeros serían contratados únicamente para los empleos que no acepten los estadounidenses; quienes no regresen a sus países al cumplir sus contratos perderían para siempre la oportunidad de solicitar la residencia permanente, y el programa deberá guiarse por las necesidades del mercado laboral.

—Como parte de su proceso de integración, los nuevos inmigrantes, especialmente aquellos que han obtenido la ciudadanía estadounidense, tienen la obligación de aprender el inglés, así como las costumbres y valores de esta nación, según el documento adelantado por la Casa Blanca.

—Destacará en su discurso los logros de su gobierno en torno a la seguridad fronteriza, que incluye un incremento del 63 por ciento en los agentes de la Patrulla Fronteriza en los últimos seis años y un aumento de fondos, de 4,600 millones de dólares en 2001 a 10,400 millones de dólares en el año fiscal 2007.