Honor “Dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias públicas, preserva su honor intacto”. Salarios Es inconcebible que el presidente Ortega hable de un salario de 3,200 dólares como techo máximo, si él nunca ha vivido con salario bajo como nos hemos tenido que enfrentar […]

Honor

“Dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias públicas, preserva su honor intacto”.

Salarios

Es inconcebible que el presidente Ortega hable de un salario de 3,200 dólares como techo máximo, si él nunca ha vivido con salario bajo como nos hemos tenido que enfrentar las enfermeras, los maestros, médicos, y demás profesionales, a quienes nos desangraron en su época de mando y en el resto de los años.

Los salarios deben ser justos y equipararse al de los países centroamericanos.

El señor Ortega debe dar el ejemplo y vivir pobremente él y su familia, así también debe entregar todo lo que indebidamente se adueñaron, que eso sería una reserva para nuestro país.

Él habla de erradicar la pobreza, que lo demuestre sin machacar a los profesionales de Nicaragua.

Mélida Cisneros

Asiduo lector

Felicito al Consejo Editorial de LA PRENSA de Nicaragua, por la buena voluntad de mantener un periodismo objetivo, sin inclinaciones partidarias.

Soy un trabajador nicaragüense, actualmente desempleado, pero con la esperanza en Dios de conseguir un empleo digno en los próximos días. Con la ayuda de un amigo estoy visitando Estados Unidos desde el pasado 19 de enero.

Por costumbre leo LA PRENSA todos los días, desde mis 16 años, ahora tengo 44. He seguido muy de cerca el pensamiento de este Diario y les felicito nuevamente por conservar, promover y defender la libertad de expresión y pensamiento aún en la adversidad.

Carlos José Sandoval

Cosas de la vida

Cuando el Frente Sandinista estaba por asumir el poder en 1978, el ingeniero Félix Horacio Muñoz Muñiz y su familia salieron de su pueblo natal, Catarina, rumbo al exilio. Irónicamente, hoy que el Frente Sandinista vuelve a tomar las riendas del país, el ingeniero Muñoz regresa por primera vez a la patria que lo vio nacer.

Durante su estadía en Nicaragua, Félix rememoró un poco los acontecimientos que le tocó vivir el 28 de febrero de 1978.

Esa noche, mientras la familia Muñoz Muñiz conversaba amenamente durante la cena, una turba que se identificó con el FSLN de esa localidad procedió a incendiar y a apedrear la casa donde éstos habitaban mientras los miembros de esa familia salían despavoridos y aturdidos. El infierno que les tocó vivir los llevó a Masatepe, para luego enrumbarse a Managua, logrando llegar a la embajada de Brasil donde pidieron asilo.

Asimismo sufrieron las confiscaciones de sus bienes, los cuales después del triunfo de doña Violeta lograron recuperarlos gracias a la beligerancia de don Fausto Muñoz (q.e.p.d.). Sin embargo, tuvieron que pagar una fuerte cantidad de dinero a los “inquilinos”, que querían adueñarse de dichas propiedades.

En el país suramericano los recibieron y acogieron como propios. Es por eso que esta familia dice sentirse nicaragüense brasileña.

Asimismo en Catarina, a pesar de no habitar durante los últimos 29 años, las personas que de verdad apreciaron a sus padres, don Fausto Muñoz Ruiz, y doña Laura Muñiz, recibieron con ese mismo sentimiento a estos queridos hermanos durante su venida.

Desde el Diario de los Nicaragüenses comparto una de tantas experiencias que nos tocó vivir en aquella época, cuando la noche oscura apenas empezaba.

Aníbal Gallegos Borgen
Periodista e historiador

Carta de Agustín Jarquín

La libertad de prensa se fortalece con la verdad. La libertad de prensa es el derecho civil más preciado de la institucionalidad democrática que hemos venido construyendo, por cuanto es fundamento de las otras libertades ciudadanas.

En nuestro caso la libertad de prensa ha jugado un rol de primer orden para la vigencia y defensa de los derechos humanos, la conquista de la democracia y la lucha contra la corrupción. Su ejercicio es por tanto un bien que se preserva en el programa de la Alianza Unida Nicaragua Triunfa.

Por eso su vigencia, que ha costado tanto sacrificio, merece la atención y la disposición de su defensa permanente de parte de los ciudadanos. Pero también su ejercicio demanda la responsabilidad de los medios, de sus editores y de sus directores, para presentar la información con objetividad y con verdad, debiendo haber una identidad plena entre el titular de una noticia y el texto correspondiente.

Por lo anterior llamo la atención a la práctica de LA PRENSA en los últimos días, de presentar noticias con un titular que proyecta una imagen negativa del actual Gobierno, creando zozobra y preocupación en el lector, sin corresponderse con los hechos y los datos que le siguen en la correspondiente crónica.

El último caso de esta actitud nada periodística es el titular de primera plana del 22 de enero: Economía se desacelera. Los lectores de LA PRENSA fueron sorprendidos y burlados con ese titular, pues el detalle de la crónica se refiere no al actual gobierno del presidente Ortega, como impresiona el citado titular, sino a hechos e indicadores económicos de los meses de junio a octubre del 2006, durante el gobierno del presidente Bolaños.

El hecho que tal confusión haya contado con la complacencia —por no decir complicidad— de un político tan notable como es el licenciado Eduardo Montealegre, quien pretendió afianzar el engaño del titular al afirmar sin ningún rubor que “podría significar el comienzo de un desaceleramiento en la actividad económica debido a algunas preocupaciones por las recientes actuaciones del gobierno”, no le da mayor credibilidad sino más bien le afecta a él.

Como bien lo afirma la Declaración de Chapultepec de la SIP: “la credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad”.

Por lo anterior y apelando al anunciado compromiso “al Servicio de la Verdad y la Justicia”, como ciudadano y lector de este prestigiado Diario, les solicito que sin perder el sentido crítico, superen este proceder, en aras del interés y del beneficio ciudadano.

Agustín Jarquín Anaya

Nota del Editor

El informe regular sobre el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) elaborado por el Banco Central de Nicaragua (BCN) para medir el pulso de 11 de los principales sectores de la economía nacional, se publica con poco más de dos meses de retraso, debido al proceso de recopilación y análisis de la información. Se puede ver en la página electrónica del BCN la calendarización de las fechas de publicación de los informes diversos que esta entidad elabora.

Incluso, en países como Estados Unidos muchos de los principales indicadores del desempeño económico tienen su margen de tiempo entre la fecha de recopilación y de publicación, sin que con ello la información pierda valor tanto para los analistas como para la prensa económica.

En el reportaje que refiere el señor Jarquín, se publicó una infografía en la cual se indicó claramente que los datos correspondían al más reciente IMAE, publicado en diciembre, y que se espera que la próxima semana el BCN brinde el nuevo informe.

Igualmente, en el reportaje que el señor Jarquín comenta, se incluyeron declaraciones de analistas económicos y también del nuevo ministro del Mific, Horacio Brenes, quien señaló que el hecho de que la construcción haya “bajado el gas”, incide negativamente en la economía nacional.

“Si los materiales de construcción suben de precio, eso afecta negativamente”, explicó Brenes, quien ha sido el único funcionario del Gobierno dispuesto a comentar sobre el tema, ya que LA PRENSA en el marco de realizar una cobertura completa y balanceada busca siempre la mayor cantidad de fuentes.

También en el reportaje publicado en la edición del martes 23 de enero titulado: Coyuntura afecta a la construcción, los empresarios y dirigentes de las cámaras de la Construcción y Urbanizadoras, confirmaron que efectivamente el sector enfrenta de momento un “entumecimiento” debido a una combinación de factores entre los que se encuentran la llegada de nuevas autoridades, el retraso en la aprobación del Presupuesto General de la República y las expectativas por las políticas económicas del nuevo gobierno.

El sábado 20 de enero, entre tanto, se publicó el reportaje: Depósitos bancarios disminuyen, en el que se indicó claramente la fecha exacta de la caída y diversos análisis al respecto. En esa oportunidad se dijo que: entre el 10 y el 16 de enero los depósitos en el Sistema Financiero registraron una caída de 8.59 millones de dólares (unos 156 millones de córdobas), según datos de la Superintendencia de Bancos y del mismo BCN.

En la misma nota se incluyeron los análisis de representantes del sector bancario y de economistas, quienes en términos generales valoraron que la situación de la reducción de los depósitos era normal, precisamente en el marco de una cobertura lo más completa posible, sobre lo cual LA PRENSA está comprometida.

Moralidad

Viene al caso recordar pensamientos del recordado sacerdote jesuita Santiago Anitua; los problemas de Nicaragua se resuelven si adoptamos como norte la moralidad. : “el problema de los nicaragüenses es la inmoralidad”, es decir la falta de moralidad, decía este sabio jesuita hoy en el cielo.

Onofre Gutiérrez

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: