Perdón “A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho”. Agua Deseo hacer unos señalamientos a las nuevas autoridades de Enacal, en especial a la gestión de la señora Ruth Selma Herrera, la cual es presidenta de dicha empresa. Aplaudo primeramente el hecho de que haya […]

Perdón

“A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho”.

Agua

Deseo hacer unos señalamientos a las nuevas autoridades de Enacal, en especial a la gestión de la señora Ruth Selma Herrera, la cual es presidenta de dicha empresa.

Aplaudo primeramente el hecho de que haya dicho a través de los distintos medios de comunicación que todo mundo tiene que pagar el agua que se consume indistintamente si es zona residencial o barrio popular.

La felicito por destapar la corrupción del anterior director, el señor Debayle, que por cierto nunca hizo mejoras en la red de distribución de agua potable y hoy son más los sectores que se están cansando de esa situación.

Lo que no me parece justo — porque así como mi persona hay miles de ciudadanos que pagamos puntualmente cada mes las facturas de agua—, es que en la colonia donde vivo, en Managua, particularmente en la Rafaela Herrera, los 7 días de la semana nos cortan el suministro del vital líquido desde las 6:30 a.m. (en el mejor de los casos), y lo más triste es que la restablecen cuando les da la gana, a veces hasta las 4:00 ó 5:00 a.m. para luego cortarla a la hora y media o dos horas.

Como ciudadano que paga cabalmente los recibos de agua, estoy con todo el derecho de exigir una pronta solución a las nuevas autoridades de Enacal.

Si bien hay problemas por los que pasa la institución por la ineficiencia de la “nueva era”, no es justo que habiendo zonas que pagan lo que los colectores crean conveniente, tengan que sufrir las consecuencias del racionamiento del agua, más aún cuando a veces cortan el agua por puro capricho.

Ricardo Reyes Villalta

Megasalarios

Al escuchar en los diferentes medios de comunicación que el Gobierno está emprendiendo una cruzada en contra de los megasalarios me pregunto, ¿qué seguridad tienen de que se erradiquen semejantes vicios que ha carcomido las estructuras del Estado?

Es fácil cambiar a un funcionario pero si el sistema continúa igual serán vanos los esfuerzos del gobierno de turno.

Hoy me limito a preguntar si en estas cruzadas contra la corrupción está contemplada la reeliminación de los banquetes en los diferentes hoteles de primera categoría que por mucho tiempo se efectuaban en nombre de los pobres o si se continuarán editando elegantes revistas informativas que al fin y al cabo la población en general jamás logró leer.

Andrés Mendoza Bravo

Privilegiados

Con el Decreto Presidencial para la reducción de la remuneración mensual de los altos cargos del Ejecutivo en dólares netos, así como el proyecto de ley sometido a la Asamblea General por el diputado sandinista Gustavo Porras haciendo extensiva la misma a los demás altos cargos de los otros poderes del Estado, más la política salarial de algunas empresas del sector privado, se completa un grupo selecto de funcionarios y ejecutivos que tienen el privilegio de ir recibiendo mes a mes su pago mensual sin menoscabo del deslizamiento diario de la moneda.

Si el señor Presidente de la República va a recibir mensualmente 3,200,00 dólares netos obtenidos de los impuestos de la renta y la cotización del Seguro Social, el primer salario de enero calculado a la tasa de cambio del 31 de enero del 2007 sería de C $57,848.32; el siguiente salario, el de febrero, recibiría C$58,065.28 (US$3,200 x 18.1454), o sea C$221.96 más que el mes anterior sólo por deslizamiento. Al finalizar el primer año de labores su salario mensual en córdobas sería de C$60,740.74 (US$3,200.00 x 18.9815), o sea un incremento anual de C$2,892.42.

Este mismo análisis es válido para todos aquellos cuyos salarios están dolarizados.

¿Qué pasa con el resto de la población que su remuneración mensual es en córdobas? ¿Qué incremento mensual reciben? Absolutamente ninguno.

Debería de aprovecharse el proyecto de ley sometido a la Asamblea Nacional para establecer el salario en dólares de todos los trabajadores del país.

Debe agregarse a los beneficios de recibir su salario neto en dólares, el de que si se efectúa una macrodevaluación (como las que ocurrieron en la década de los ochenta) sus ingresos en córdobas se incrementarían en relación directa a esa devaluación. ¿Y el resto de la población?

Si el Seguro Social levantara el techo de C$37,518.00 para establecer nuevas categorías y que el que gane más, en realidad, cotice más, este grupo privilegiado no sería afectado, pues el Gobierno o la patronal asumirían ese exceso de cotización del empleado; y si además el gobierno incrementa la tasa del impuesto sobre la renta para aquellos que ganan más, tampoco el salario de este grupo privilegiado les será afectado.

Para evitar esta discriminación establezcamos como política el pago de salario neto para todo mundo en dólares.

Carlos José Silva Martínez

Cambio de criterio

La problemática de eliminar el aborto terapéutico del Código Penal vigente, tuvo un resultado positivo para los que querían que se eliminara y por extraño que parezca, ese resultado contó con el apoyo del FSLN.

Eran tiempos de campaña política y el comandante Ortega hacía lo posible por ganar adeptos a su causa. Por eso fue que se sumó a los esfuerzos de la Iglesia católica, principal impulsor de la reforma que eliminaría el aborto terapéutico de la Constitución de la República, convirtiéndolo en un acto ilegal penado por las leyes de Nicaragua y castigado con años de prisión.

Pero ahora el FSLN es gobierno y se pronunció dispuesto a revisar esa prohibición.

Inmediatamente después aparecieron unas declaraciones del cardenal Obando y Bravo en el sentido de que había que oír a la ciencia antes de pronunciarse al respecto, dejando abierta las puertas para reconsiderar lo aprobado.

Pero ese cambio de criterio no representa cambio alguno dentro de las estructuras de la Iglesia católica, cuyo jefe es el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes Solórzano. Las palabras del Arzobispo son muy claras. Él dijo: “El único camino es oponerse al aborto terapéutico, porque no ha habido cambio en nuestro criterio moral”.

O sea, que el que cambió fue el cardenal Obando y Bravo, en su carácter personal, plegándose una vez más a los intereses políticos del comandante Daniel Ortega Saavedra.

Cabe mencionar que en lo personal yo estoy de acuerdo con el aborto terapéutico siempre y cuando signifique salvarle la vida a la madre y que esta carta al Director es para aclarar que la jerarquía de la Iglesia católica no ha variado con respecto al aborto terapéutico. Que el que varió fue el cardenal Obando y Bravo y que éste no tiene nada que ver con la jerarquía, ni con la Conferencia Episcopal.

Jorge J. Cuadra

Don Giovanni

Tuve el placer de asistir a la magnífica presentación de la ópera Don Giovanni. Sobre ella había mucho de qué hablar y los periodistas tienen la labor de informar y educar al lector común que lee las noticias. Sin embargo, me decepcionó mucho la nota que LA PRENSA publicó al respecto.

Yo no me considero una persona muy versada en este género musical, pero he asistido a obras de teatro y óperas en otros países. Los redactores y editores de LA PRENSA deberían ser más cuidadosos con lo que se publica en este Diario. ¿Qué piensan ustedes que pensaron los músicos y artistas de la compañía de ópera que nos visitaba este fin de semana, al leer la nota de LA PRENSA? Deben haber pensado que los nicaragüenses somos muy folclóricos. Deben haberse reído a carcajadas de la nota que se publicó sobre ellos.

También debería haberse llamado la atención de las nuevas autoridades en el actual gobierno sobre la triste situación que enfrenta el Teatro Nacional Rubén Darío. Las sillas, el telón, y otros enseres se ven bastante viejos y deteriorados. Hay muchos mosquitos en la platea y balcones. Valdría la pena invertir un poco en este bello edificio. Las personas encargadas de la tramoya y subtitulación de la ópera no parecían estar bien coordinadas con el programa en sí. En fin, había tanto que decir, pero LA PRENSA una vez más perdió la oportunidad de influir sobre la opinión pública en forma positiva y edificante.

Ustedes son el principal Diario de este país. Deberían meterse un poco menos en política y escribir más sobre cultura y arte. La educación a las masas también está entre los roles del periodista del siglo XXI. Y sobre todo, deben cuidar mejor de su prestigio.

Alejandra Alemán

Nota del Editor

Aceptamos con mucho gusto y apreciamos en todo su valor la crítica de la señora Alejandra Alemán.

En realidad, la interacción permanente entre la redacción de LA PRENSA y sus lectores, por medio de la crítica y de otras valoraciones que se hacen acerca de nuestro trabajo periodístico, nos ayuda a mejorarlo y mantener el esfuerzo por perfeccionarlo de manera permanente.

Tenga la seguridad, doctora Alejandra Alemán, que tendremos muy en cuenta su crítica para la cobertura periodística de futuros eventos culturales del nivel y calidad de la afamada ópera de Mozart, Don Giovanni.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: