Pendiente juicio sobre asesinato de Doris Jiménez

[doap_box title=»Abuela convencida» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Doña Jacinta Lanzas es la abuela de la joven Doris Ivania Jiménez Alvarado, asesinada atrozmente el pasado 21 de noviembre. “Una semana antes de la muerte de Doris, ésta le comentó a una hermana que había tenido problemas con Erick y que no quería nada con él y le dijo […]

Doña Jacinta Lanzas, abuela de Doris Ivania. Esta joven fue asesinada y violada el pasado 21 de noviembre. (LA PRENSA/N. SÁNCHEZ)

[doap_box title=»Abuela convencida» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Doña Jacinta Lanzas es la abuela de la joven Doris Ivania Jiménez Alvarado, asesinada atrozmente el pasado 21 de noviembre.

“Una semana antes de la muerte de Doris, ésta le comentó a una hermana que había tenido problemas con Erick y que no quería nada con él y le dijo que él insistía, parece que mucho la fastidiaba”. Esto hace suponer a esta señora de 67 años, que su nieta no tenía planes serios con el mexicano-americano Volz.

A Doris Ivania le faltaban dos clases para recibirse como licenciada en Administración de Empresas. Al morir, había cumplido uno de sus sueños: poseer su propio negocio en el que duró ocho meses y en donde trágicamente perdió la vida.

En toda esta historia hay algo bastante curioso: al menos del vínculo familiar más cercano a Doris Ivania, ninguno tenía una estrecha relación con Volz y ahora con todo lo sucedido aseguran que nunca les inspiró confianza.

[/doap_box]

Corresponsal/Rivas

Concluyó la semana y aún no se conoce la fecha de programación del juicio, que por el delito de asesinato tendrán que enfrentar dos ciudadanos, acusados por el Ministerio Público como principales sospechosos en el crimen de la joven sanjuaneña Doris Ivania Jiménez Alvarado.

El pasado 21 de noviembre Doris Ivania fue asesinada y violada. Luego de las investigaciones, dos personas están siendo procesadas por este delito: el que hasta entonces había sido su compañero, Erick Stanley Volz y Julio Martín Chamorro López.

defensa presentará MÁS PRUEBAS

La defensa de la familia de Doris Ivania solicitó ante la judicial competente una ampliación de pruebas que a su parecer demostrarán la participación de Volz.

La inclusión de una prueba pericial de sangre que se le hizo a la víctima en el que aparecen rastros de alcohol, un recibo de un celular ocupado a uno de los presuntos autores del crimen, entre otros elementos, podrían ser incorporados previo a la realización del juicio, si la judicial a cargo así lo decide.

La defensa de Volz asegura que este ciudadano es inocente porque el día en que ocurrieron los hechos se encontraba en la ciudad de Managua.

“NO NOS DEsPEDIMOS”, dice abuela de la víctima

“No pudimos despedirnos, el día que la mataron me dijeron en principio que Doris estaba enferma, pero algo me dijo que estaba muerta, luego unos vecinos me dijeron que se había ahorcado pero no lo creí porque conocía muy bien a mi nieta y estaba segura que nunca acabaría con su vida”, indicó doña Jacinta Lanzas, abuela de Jiménez Alvarado.

Agrega que: “Me dijeron que la habían matado por robarle pero nunca creí eso, siempre pensé que algún conocido lo había hecho, pero jamás imaginé que había sido él (al referirse a Erick Stanley Volz)”.

«Sabe por qué nos enfocamos más en él (Volz) porque me pregunto que si mi nieta era su compañera porque permitió que le hicieran todo eso, quien quiere no mata, quiero justicia en nombre de mi nieta, somos pobres pero nos ampara Dios y la verdad», dijo la angustiada señora.