Nuevo mercado para frijol nicaragüense

Nicaragua se ha convertido en el principal abastecedor de este grano de El Salvador, entre otros países de Centroamérica [doap_box title=»Menos éxodo» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] El productor Anastasio Rodríguez Sánchez, del municipio de San Juan de Cinco Pinos, reconoció que aún con las dificultades con las vías de comunicación se colocaron en Somotillo los 15 mil […]

El año pasado Nicaragua colocó en El Salvador 17 mil quintales de frijoles, cifra que se espera ser superada este año. (LA PRENSA/ARCHIVO)

  • Nicaragua se ha convertido en el principal abastecedor de este grano de El Salvador, entre otros países de Centroamérica
[doap_box title=»Menos éxodo» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

El productor Anastasio Rodríguez Sánchez, del municipio de San Juan de Cinco Pinos, reconoció que aún con las dificultades con las vías de comunicación se colocaron en Somotillo los 15 mil quintales al mercado salvadoreño.

“Ahora nos benefician los precios, hay más recursos para productores, se ayuda al sector que limpia el grano y hasta se ve menos migración al extranjero”, refiere el campesino.

El precio del quintal de frijol en la Bolsa de El Salvador oscila entre los 46 y 50 dólares.

[/doap_box]

CORRESPONSAL / CHINANDEGA

Los precios atractivos y la limpieza del grano de frijol rojo, como valor agregado, son parte del estímulo que despierta la siembra en los cuatro “Pueblos Santos” de la zona norte de Chinandega: Santo Tomás del Nance, San Pedro de Potrero Grande, San Francisco de Cuajiniquilapa y San Juan de Cinco Pinos.

La oportunidad de vender el producto de la dieta familiar a exportadores de El Salvador ha crecido.

“Se está planificando un buen volumen de compra y pensamos mantenerlo actualizado en los períodos de mejores precios de la Bolsa de Valores”, mencionó el salvadoreño Ricardo Guevara, corredor de productos de Latín Trade, S.A.

Técnicos pertenecientes al organismo Cuenta Reto del Milenio (CRM) han sugerido a los productores de “los pueblos Santos” interesarse por la limpieza y lustre, como valor agregado del producto, para exportarlo a países centroamericanos, especialmente a El Salvador.

Guevara viajó a Somotillo y puso a la orden de los productores una bodega para acopiar el producto en El Salvador.

El salvadoreño confirmó que Nicaragua es el mayor abastecedor de frijoles en su país y que el año pasado colocó unos 17 mil quintales de frijol de Nicaragua, cifra que podría incrementarse con el abanico de opciones económicas que ofrece la exportación.

Los productores nacionales tienen la oportunidad de esforzarse por darle el valor agregado de limpieza y colocar su producto con mejor precio.

El precio del frijol rojo para consumo local se cotizaba en el 2006 en 420 córdobas el quintal.

AUMENTO DE SIEMBRA

Dos mil pequeños productores cultivan anualmente unas 3 mil 500 manzanas, en el departamento de Chinandega, rubro que tradicionalmente se siembra en los “Pueblos Santos”, que por su ubicación geográfica tendrá el apoyo de los fondos que la Cuenta Reto del Milenio ofrece para Occidente, especialmente con la rehabilitación total de las carreteras y caminos secundarios, rubro para la cual destinan 93 millones de dólares.

En esa línea, los representantes de la CRM gestionaron la llegada de los compradores salvadoreños, con los cuales se lograron dos reuniones importantes.

La primera reunión de negocios fue el 5 de diciembre, donde 12 agricultores vendieron 15 mil quintales de frijol de campo, sin el valor agregado que solicitan ahora.

Los ingresos de esa compra alcanzaron el millón 200 mil córdobas con ganancias de 75 mil dólares, puesto que hubo incremento de 5 dólares el quintal.

La venta a los países vecinos fue muy débil en años anteriores.

“Ya se abrieron las puertas, ahora se dirigen a un segundo paso y es agregar valor a una cantidad probable de entre cuatro mil quintales de frijoles, y se podrá abrir un mercado especializado que reciba el rubro embolsado, empaquetado y código de barras”, dijo Aldo José Toruño, especialista financiero de Cuenta Reto del Milenio.