FMI espera señal de Ortega

Director de FMI dice que nuevo programa económico con Nicaragua debe no sólo contribuir a reducir la pobreza sino la salud económica [doap_box title=»Cooperantes urgen» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] El Grupo de Apoyo Presupuestario confirmó en un comunicado “que es muy importante para el país que el gobierno logre un programa económico apoyado por el Fondo Monetario […]

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, junto al Presidente de Costa Rica, Oscar Arias, ayer en un encuentro empresarial en Costa Rica. (LA PRENSA/AP)

  • Director de FMI dice que nuevo programa económico con Nicaragua debe no sólo contribuir a reducir la pobreza sino la salud económica
[doap_box title=»Cooperantes urgen» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

El Grupo de Apoyo Presupuestario confirmó en un comunicado “que es muy importante para el país que el gobierno logre un programa económico apoyado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para promover la confianza en la economía nacional, la cual se traduzca en mayor inversión y empleo, tan necesarios para la reducción de la pobreza”.

Es claro para el Grupo que las recomendaciones y opiniones del FMI no sólo son importantes para el gobierno sino también para el monitoreo que hace el grupo de la ejecución del apoyo presupuestario y del cumplimiento del Arreglo Conjunto de Financiamiento.

El Grupo, integrado por países principalmente europeos, tiene previsto 115.2 millones de dólares en apoyo al presupuesto del 2007, es decir casi el 9 por ciento del gasto del mismo.

No exportar gente

[/doap_box]

Grupo de Apoyo Presupuestario urge que el país tenga acuerdo

Corresponsal/San José, Costa Rica

“Los países pobres tienen que saber afrontar la globalización para exportar cada vez más bienes y servicios, porque de lo contrario terminarán exportando cada vez más gente”, sostuvo el director gerente del FMI, Rodrigo Rato, durante su participación ayer en la primera conferencia centroamericana sobre inversión realizada en San José.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, confirmó ayer que el organismo financiero internacional está en la disposición de trabajar con el presidente Daniel Ortega, para la firma de un nuevo programa económico.

Este acuerdo, dijo Rato, debe contribuir no sólo a reducir la pobreza, sino también a garantizar la estabilidad económica, el fomento de las inversiones y la reducción del déficit fiscal.

Rato se reunió ayer con el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, quien participó junto a un grupo de empresarios de la región en un encuentro para fomentar las inversiones en Centroamérica, como para reducir la pobreza en el istmo.

“El nuevo Gobierno nicaragüense nos acaba de expresar interés en realizar con el FMI otra propuesta para reducir la pobreza y la iniciaremos en las próximas semanas”, manifestó Rato.

No obstante, el vicepresidente Morales Carazo sostuvo, una vez más, que la administración de Ortega no tiene una fecha exacta para el inicio de las pláticas con el FMI, con lo cual Nicaragua se asegura el desembolso de recursos de la cooperación internacional, ya sea a través de préstamos o donaciones.

Rato, de nacionalidad española, recordó que el año pasado por primera vez Nicaragua logró concluir “en forma satisfactoria” un programa económico, que la administración del ahora ex presidente, Enrique Bolaños, logró manejar “con buenas notas”.

LISTA DE RETOS

Rato sostuvo que además de la reducción de la pobreza, que afecta al 46.2 por ciento de los 5.1 millones de nicaragüenses, según el Censo Nacional del 2005. Nicaragua tiene otros desafíos como la necesidad de mantener la estabilidad macroeconómica, la creación de empleos, el fomento de las inversiones y también la reducción del déficit fiscal.

Por ejemplo, para el 2007 el Gobierno proyecta recaudar en impuestos 18,291 millones de córdobas, pero el Presupuesto General de la República asciende a un gasto de 24 mil millones de córdobas.

La diferencia tiene que ser financiada a través de préstamos y donaciones.

Rato también añadió que el país debe, en ese sentido, trabajar en una política fiscal cada vez más orientada al sector social y reformas el sector energético, para fomentar las inversiones en fuentes alternativas, por ejemplo.

El Vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales, aseguró que el gobierno de Ortega está orientado a un modelo de desarrollo permanente que garantice mejores niveles de seguridad institucional, de las personas y de la propiedad.

“Estamos en ese proceso. En Nicaragua la prioridad es la energía, ya que sin energía no podemos llevar a cabo ningún programa de desarrollo permanente”, agregó.