Aguas pluviales de zona franca dañan cultivos

Productor de Jinotepe impulsa una demanda judicial contra la empresa coreana por los estragos en las plantaciones CORRESPONSAL/ CARAZO Nuevas quejas emanan contra la zona franca Textiles Válidos S.A, de capital coreano, ubicada en Jinotepe. Esta vez el problema es causado por la corriente de agua pluvial, que a criterio de los vecinos, ha causado […]

Silvio Acevedo Sánchez, muestra el conducto por donde pasa la corriente debajo de la carretera y luego desemboca en su finca. (LA PRENSA/ L VARGAS)

  • Productor de Jinotepe impulsa una demanda judicial contra la empresa coreana por los estragos en las plantaciones

CORRESPONSAL/ CARAZO

Nuevas quejas emanan contra la zona franca Textiles Válidos S.A, de capital coreano, ubicada en Jinotepe. Esta vez el problema es causado por la corriente de agua pluvial, que a criterio de los vecinos, ha causado serios daños en la tierra vegetal dañando la economía familiar de los pobladores del sector en que está ubicada esa empresa.

El productor Silvio Acevedo Sánchez, dijo que este problema ocurre desde hace dos años y aunque ha tratado de acercarse a la gerencia de dicha empresa para concretar algún tipo de salida al contratiempo, no ha logrado que lo atiendan.

Acevedo que es dueño de la finca San Pedro, ubicada al costado norte de Hertylandia y a unos cien metros de la empresa textil, señaló que esta corriente le ha dañado tres manzanas de terreno, donde sembraba frijol, maíz y brócoli.

El productor se queja por cuanto no ha podido cultivar nada en la finca a consecuencia de la corriente, pues se lleva todo el plantío. “Estoy imposibilitado de trabajar y esto me ha ocasionado pérdidas cuantiosas a mi economía”, dijo Acevedo.

DEMANDA POR DAÑOS A PROPIEDAD

Refirió que en esta área cosechaba 60 mil plantas de brócoli por ciclo al año, lo que indica que unas 120 mil plantas se han dejado de cultivar, producto de la erosión de la tierra al año. Otros rubros dañados son: el maíz y el frijol.

En el caso del maíz, la planta se desprende desde la raíz, producto de la humedad en el sitio.

El ciudadano ha impulsado una demanda judicial contra la empresa por un monto de 389 mil dólares, a consecuencia de las pérdidas.

En la zona varios ciudadanos se quejaron bajo anonimato, pues temen algún tipo de represalias contra los parientes que laboran en la zona franca, pero confirmaron su molestia por que sus casas se inundan cada vez que llueve fuerte.

La corresponsal de LA PRENSA visitó las instalaciones del parque industrial, para solicitar una entrevista con el encargado de la gerencia, pero no fue posible.

No obstante recibimos una llamada del señor Gary Campos, gerente de la empresa, quien dijo haber recibido el recado, pero que avisaría posteriormente si daban o no la entrevista. Sin embargo, aún estamos esperando la respuesta a la solicitud.

IMPACTO AMBIENTAL

El caso en mención fue analizado por el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, (Marena), según documentos fechados en el año 2005 y dicha entidad admite que la zona franca no contempló ese problema en el estudio de impacto ambiental.

Marena, indica en su dictamen que la construcción de la zona franca fue realizada sin tomar en cuenta el volumen del caudal generado con las lluvias.

El área impermeable de la infraestructura, techos y patios de concreto, envían una corriente de agua pluvial a un cauce natural, provocando que con la velocidad que lleva, arrastre todo lo que haya a su paso.

AGUA CORRE POR VARIOS CASERÍOS

El recorrido que hace el agua pluvial pasa por un caserío, una iglesia evangélica y finalmente desemboca en dos propiedades. Una de esta es San Pedro.

El camino que conduce a esta zona, también se destruye con la corriente de agua e incomunica a las familias que habitan en ese lugar.

Según las familias que habitan ese sector nunca antes habían tenido este problema, por cuanto el agua de lluvia se infiltraba en la tierra, pero con el despale y las enormes construcciones de concreto las aguas de lluvia buscan salida, provocando los daños antes mencionados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: