Amor a la docencia

Nívea González, asegura tener distribuidos sus hijos por todo Nicaragua [doap_box title=»Más de Nívea» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Trayectoria profesional 1982: la nombran Secretaria General de la UNAN-Managua, “fue un trabajo apasionante”. 1989: consigue una beca para estudiar un doctorado en España sobre Derecho Civil y de Familia. A su regreso de España se tomó tiempo para […]

  • Nívea González, asegura tener distribuidos sus hijos por todo Nicaragua
[doap_box title=»Más de Nívea» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Trayectoria profesional

1982: la nombran Secretaria General de la UNAN-Managua, “fue un trabajo apasionante”.

1989: consigue una beca para estudiar un doctorado en España sobre Derecho Civil y de Familia. A su regreso de España se tomó tiempo para dedicarlo a la investigación.

1994: fue electa Vice Rectora General hasta 1998. Después de ese periodo se dedicó a ejercer la profesión y a dar clases.

2002: acepta nuevamente el cargo de Secretaria General, desde entonces se ha dedicado a trabajar en leyes reglamentos y es miembro de la comisión jurídica del CNU.

[/doap_box]

Por circunstancias de la vida, Nívea González empezó su carrera de docente cuando apenas era una adolescente (17 años). Cuando recién salía de su bachillerato su papá enfermó y no pudo seguir pagando sus estudios, así que empezó a trabajar como bibliotecaria en un colegio de secundaria, luego pasó a ser profesora de filosofía y posteriormente de literatura, todo para poder pagar sus estudios de Derecho en la universidad.

Cuenta que una vez que se gradúo empezó a trabajar en un bufete con dos colegas, pero seguía impartiendo clases por que le encanta el contacto con los estudiantes. Actualmente es la Secretaria General de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), cargo que ha ocupado en diferentes periodos, incluso es fundadora de la primera Secretaría General que la universidad tuvo.

Por motivos de salud, no pudo tener hijos, pero asegura que tiene muchos distribuidos por todo el país. “Tengo cantidad de sobrinos y alumnos, tengo hijos por mayor”.

A pesar de sus obligaciones administrativas, asegura que siempre tiene a su cargo un grupo de alumnos. “El tiempo con los alumnos es mi momento de receso, me rejuvenecen, me mantienen actualizada en cuanto a vocabulario”, dice.

En el 2010 vence su periodo como Secretaria General, para entonces tiene pensado retirarse de cargos administrativos y dedicarse a ejercer su profesión, además, tiene el proyecto de escribir un libro sobre la evolución jurídica de la mujer nicaragüense. También le gustaría tomar algunos cursos sobre arte y cultura y aprender a nadar. “Ahora quiero hacer todas esas cosas que no he podido”.

González se describe como una mujer optimista y luchadora, que no se da por vencida fácilmente, asegura que gracias a esos aspectos ha logrado obtener muchas cosas buenas en la vida.

Asegura que ella como docente es una mezcla de lo antiguo con lo moderno, “me gusta que el alumno respete a su docente, pero tampoco tiene que verlo como algo lejano. Los muchachos necesitan una cantidad de valores y esos valores se ponen en práctica en mi clase, aunque yo sé que vienen desde el hogar, pero algo podemos hacer en la universidad”, afirma.

Su consejo para la mujer es que se quiera, que eleve su autoestima y que nunca permita que le maltraten ni en los trabajos ni en su hogar, es decir, que defienda sus derechos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: