Ayúdelo a crecer

Vigile cada uno de los pasos de su bebé, pero sin inhibirlo 1. Aprende a permanecer sentadoPara conseguir que se quede en el suelo, se necesita un edredón blando con una funda de algodón lavable. Disponga unos cojines para que pueda apoyarse y unos juguetes para que se entretenga, como una cesta de tesoros llena […]

  • Vigile cada uno de los pasos de su bebé, pero sin inhibirlo

1. Aprende a permanecer sentado
Para conseguir que se quede en el suelo, se necesita un edredón blando con una funda de algodón lavable. Disponga unos cojines para que pueda apoyarse y unos juguetes para que se entretenga, como una cesta de tesoros llena de objetos de distinta naturaleza y consistencia. En esta fase, necesita que el adulto esté cerca para hacer que se sienta seguro y para intervenir cuando necesite consuelo.

2. Gatea
Se desliza, gira por el suelo. ¡No para ni un momento! Proporciónele una alfombra que evite el deslizamiento. Durante este período, se siente especialmente atraído por las cosas que se mueven. Disperse estos juguetes por doquier, de manera que pueda seguir un recorrido, permaneciendo atenta para que no se encuentre con escalones o desniveles. En esta etapa aprende el significado del “no”, que además de mantenerlo alejado de los peligros, le transmite sensación de protección.

3. Se pone de pie
Permanece de pie y realiza movimientos de precisión. Su pasatiempo es extraer objetos de un lugar para después volver a introducirlos en el mismo; abrir y cerrar. Ofrézcale variados objetos susceptibles de captar su atención. Juegue con él al escondite y no deje de observar y de participar en estas actividades.

4. Socializa
A partir de los seis o siete meses, el pequeño empieza a realizar sus propias experiencias, a desplazarse, a reunirse con otros niños y a jugar. Sabe lo que quiere y cómo conseguirlo, y muestra una marcada personalidad. No obstante, se siente dividido entre la sed de aventura y el deseo de refugiarse en el abrazo. Es importante animarle a vivir nuevas experiencias, proporcionándole apoyo sin inhibirlo.

5. pierda el miedo
No tenga miedo de alejarse del bebé de vez en cuando, aunque proteste. Únicamente a través de la experiencia de una separación temporal aprenderá a confiar en su regreso y a tener paciencia. Si el pequeño es tímido y no acepta separarse de su madre, acostúmbrele a las novedades de forma gradual.

www.aquimama.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: