Cartas al Director

Cartas al Director Respeto “Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”. Tomatierras Los CPC están sacando las uñas en Grana-da y Río Blanco, invadiendo propiedades privadas, contando con la pasividad de la Policía Nacional. Esta, al parecer cumpliendo órdenes del presidente Daniel Ortega Saavedra, no presta el auxilio necesario […]

  • Cartas al Director

Respeto

“Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”.

Tomatierras

Los CPC están sacando las uñas en Grana-da y Río Blanco, invadiendo propiedades privadas, contando con la pasividad de la Policía Nacional. Esta, al parecer cumpliendo órdenes del presidente Daniel Ortega Saavedra, no presta el auxilio necesario a los propietarios de las fincas invadidas por los campesinos y vagos manipulados por los dirigentes de los CPC.

Esto no es más que el inicio de lo que tienen planeado desarrollar en todo Nicaragua. Como ahora los sandinistas dicen que ya no hay confiscaciones, para mantener tranquila a su clientela política por la proximidad de las elecciones municipales, los están lanzando a invadir propiedades que tienen una característica común: Ninguna propiedad invadida pertenece a sandinistas.

Sócrates Blandino Morales

Negocio ilegal

Esta acción contra el grupo de tomatie-rras que invadió la finca Santa Elena, debe extenderse también a los otros grupos que en diferentes partes de Nicaragua se dedican a este lucrativo e ilegal negocio, evidenciando la falta de seguridad jurídica y el irrespeto a la propiedad bien habida, por parte del gobierno de Ortega Saavedra.

Además de alejar las inversiones nacionales y foráneas de Nicaragua, estos desaprensivos sujetos provocan daños al medio ambiente con las talas de árboles, contribuyen a la disminución de lluvias en las cuencas pluviales e impiden la utilización de las tierras invadidas para actividades agrícolas y ganaderas.

Todo el peso de la ley debe caer sobre estos delincuentes, sin atenuantes de ninguna índole, ya que son reincidentes.

Pablo Castillo Sanabria

Síndrome del complot

No sólo el síndrome del complot afecta a los gobernantes incapaces y a los demagogos irredentos , que culpan a sus adversarios políticos y a los gobernantes de otros países de todos sus fracasos. Al síndrome del complot hay que agregarle también el síndrome de las marionetas, el que lleva a ciertos gobernantes a someterse a los dictados de otros.

En el pasado culparon de sus fracasos, como es el caso de Nicaragua, a la agresión militar del imperialismo yanqui, mientras se alineaban con la URSS. Ahora sin esas supuestas agresiones, los fracasos no se han hecho esperar, como tampoco el alineamiento a través del socialismo siglo XXI y el Alba.

El subdesarrollo mental, proclive a todo colonialismo, nos lleva nuevamente al fracaso.

Guillermo Pérez Salcedo

Malas compañías

En guerra avisada no mueren soldados, dice el adagio muy conocido. Por eso me sorprendieron las declaraciones del ingeniero Agustín Jarquín Anaya, de que le sorprendió el verticalismo del danielismo al no dejarlo participar libremente en la elección a candidato a Alcalde de la capital Managua por el FSLN.

Lo raro es que Jarquín tiene una gran experiencia con medio siglo de lucha socialcristiana, siete veces preso en la década sandinista, dos meses preso en el gobierno del doctor Alemán, aún siendo contralor de la República, por una acusación de Alemán que Daniel Ortega mantiene sobre Agustín para tenerlo mansito. La UDC entró en una convergencia con el danielismo, desapareció la Convergencia y también la UDC, quedando con el partido de Ortega algunas personalidades.

En Matagalpa la UDC ayudó a ganar la Alcaldía en el 2000 a Sadrach Zeledón, pero en los primeros dos meses Sadrach despidió a los ocho socialcristianos que trabajaban en la municipalidad y Agustín no se sorprendió.

Conozco bien al ingeniero Jarquín, un cristiano convencido que escudriña el manual del hombre (La Biblia) la cual dice en los proverbios que: “Las malas compañías corrompen las buenas costumbres”.

Leopoldo Villalta López

San Fidel Castro

Me refiero al artículo publicado el pasado 11 de marzo sobre “San Fidel Castro”, del señor Fabio Gadea. Lo cierto de Cuba es que la miseria es enorme, eso es lo que ha producido Fidel y su pandilla. También es cierto que la salud y la educación son “gratuitas”, pero eso no pasa de ser un eufemismo, pues el cubano no “paga” por eso pero gana lo más 20 dólares al mes. ¿Quién puede vivir con eso? y ¿qué salud y educación gratuitas son esas, cuando al cubano común y corriente le quitan lo que merece y no sólo lo que valen la educación y la salud?

Lo que sucede en Cuba es horroroso y no se debe al bloqueo sino a lo ineficiente y absurdo que es el sistema socialista. Sólo la nomenclatura del partido tiene todo lo que quiere y necesita.

Byron Pérez

Silencio del INSS

La actitud no comunicativa del INSS es lamentable y de irrespeto hacia los pensionados o jubilados como yo. Al igual que a inicios del presente año, cuando hubo una gran cantidad de rumores sobre los cambios que se iban a dar en el sistema de pagos y sus ubicaciones en la entrega de cheques, no hubo comunicación oficial en los medios periodísticos sobre estos cambios. Esto ocasionó un caos al no estar informados exactamente dónde se tenía que dirigir el jubilado para recibir su cheque y tuvimos que andar de la ceca a la meca. A nuestra edad, ¡por favor!

Igual está sucediendo esta semana, donde por rumores de amigos supe que los cheques serían entregados a partir del lunes 10, debido a la próxima Semana Santa, sin embargo, no he visto ni oído un comunicado oficial del INSS. Considero una total ineficiencia en el campo de la comunicación. Y lo peor es que estas actitudes son realizadas a propósito y con la complacencia de la presidencia ejecutiva de ese organismo, violando los derechos humanos de los ciudadanos de la tercera edad.

Orlando N. Bonilla

Trogloditas culturales

Dentro del contexto político nacional no debemos obviar temas que de alguna forma nos afectan a todos. Aunque éstos sean un arrastre de la década de los años ochenta, de triste recordación. La política danielista nunca ha querido permitir espacios donde todos los sectores nacionales, independientemente de la condición ideológica de éstos, puedan sentarse y dialogar fraternalmente en busca de acuerdos sustantivos y de consenso, para echar andar un plan económico, social y cultural, que beneficie a todos los nicaragüenses. Que esta política dentro de todas las áreas no sea partidaria ni egoísta.

Ya sabemos que esto es muy difícil. “Bajo el totalitarismo —escribió Pedro Xavier Solís—, la opinión es conspiradora”. Y agrega el poeta: “El FSLN, al condicionar la participación social a la ideología, no dirimió los conflictos políticos, sino que polarizó la sociedad”. La actitud efeselenista es igual o peor que en los años ochenta. En estos funestos años puso de moda sus grupos de choque. “Las turbas divinas”. Durante los 16 años “gobernando desde abajo”, los lanzamorteros y actualmente los CPC.

Los cepecistas murillistas y danielistas llegaron el 14 del pasado mes de febrero (paradójicamente, el Día del Amor y la Amistad), al IV Festival de Poesía en Granada con una manta de varios metros y regando papeletas, con la intención de boicotear la actividad cultural que de manera jubilosa, sana y apolítica se desarrollaba en la ciudad colonial.

“No a la privatización de la poesía” . Atentado poético. “Comando Rigoberto López Pérez”, se leía en la pancarta y las volantes. Increíble pero cierto. El danielismo ortodoxo es la antipoesía en Nicaragua. El “Comando RLP” es formado por un grupo de jóvenes cepecistas que fueron usados como marionetas políticos para tratar de entorpecer un festival cultural donde nadie habló de política y mucho menos que hiciera proselitismo.

Son el prototipo de la anticultura en Nicaragua. Ya les hace falta expresarse en términos guerreristas. Es inaudito que el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), con el apoyo cultural noruego, hayan sido los promotores de tanta aberración. Dichosamente nadie le “paró bola” al reducido grupo de cepecistas dirigidos por Luis Morales, peón político orteguista. Sólo a personas con mentalidad reducida se les puede ocurrir intentar empañar un certamen cultural de trascendencia universal. Nunca es tarde para rectificar, señor Presidente. Reflexione, “pero sin el vértigo —escribió Abelardo Sánchez—, que en los espíritus pobres ocasionan las alturas”.

Douglas Blanco Aragón

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: