Inundaciones dañan cosechas

Más de 400 manzanas de Jinotega fueron afectadas, dañando cultivos de maíz, frijoles y hortalizas [doap_box title=»Río Coco navegable» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»] Las fuertes lluvias de las últimas semanas han hecho más navegable la parte del río Coco que atraviesa Jinotega. Del muelle de La Bujona, Wiwilí, salen 35 botes a diario, que hacen el recorrido […]

La parcela de 5 manzanas de maíz que sembró Isidoro Rizo, de San Gabriel, fue inundada por el río del mismo nombre. Perdió la cosecha completa. (LA PRENSA/F. Rivera)

  • Más de 400 manzanas de Jinotega fueron afectadas, dañando cultivos de maíz, frijoles y hortalizas
[doap_box title=»Río Coco navegable» box_color=»#336699″ class=»archivo-aside»]

Las fuertes lluvias de las últimas semanas han hecho más navegable la parte del río Coco que atraviesa Jinotega. Del muelle de La Bujona, Wiwilí, salen 35 botes a diario, que hacen el recorrido río abajo. A causa de las lluvias, todos los ríos del departamento están crecidos.

[/doap_box]

CORRESPONSAL/ JINOTEGA

Los desbordes del río San Gabriel, ubicado a 22 kilómetros de la ciudad de Jinotega, y del lago Apanás, en el sector de Chagüite Grande, han inundado más de 400 manzanas dedicadas a la ganadería y al cultivo de granos y hortalizas, causando severas pérdidas a los productores de la zona.

Más de 40 parcelas de cultivos y ganadería fueron afectadas por el desborde del río San Gabriel, afectando la siembra de primera de la región, pues los propietarios de los terrenos inundados ya habían sembrado hortalizas, maíz y frijoles. Fueron más de 300 las manzanas de cultivos afectadas.

Los propietarios de los terrenos dañados tendrán que esperar hasta marzo del 2009, a que se sequen los suelos, para poder pastorear su ganado bovino y cultivar las tierras.

Representantes del Sistema Contra Desastres departamental están preocupados por el desborde del río, apenas comenzado el invierno, y que inundó los terreno a ambos lados de la carretera Tomatoya-San Gabriel-San Rafael del Norte.

Isidoro Rizo, productor de la comarca San Gabriel, perdió las cinco manzanas de maíz que había cultivado. Su parcela quedó inundada. Este productor perdió más de 20 mil córdobas por las inundaciones.

“El problema es que si sigue lloviendo aquí, cosa que 10 de los 12 meses del año llueve, no sé dónde se irá a sembrar, pues en estas tierras tendría que dejar de llover durante un mes para recuperar las parcelas y volver a sembrar”, dijo Santos Chavarría, agricultor de la zona y vecino de Rizo.

Benito Cruz, ganadero, dijo que tendrá que esperar hasta febrero o marzo del 2009 para restituir su ordeño y pastorear su ganado en más de 10 manzanas, pues el río inundó todo su potrero. El agua aquí creció tanto que llegan hasta la mitad de los árboles de elequeme, espino y otras especies del potrero.

DESBORDE EN APANÁS

En Chagüite Grande el desborde de las aguas del lago Apanás ha afectado a más de 15 productores y unas 100 manzanas que ya estaban sembradas de repollos, tomates, zanahorias, remolachas, lechugas, chiltomas, chile, apio, perejil, coliflor, vainica, ayotes, chayotes, pepinos, pipianes, maíz y frijoles.

Representantes del Comité de Emergencia departamental y el Magfor dijeron a LA PRENSA que será hasta la próxima semana que tendrán un recuento de los daños por las lluvias que dejó la tormenta tropical Alma, que afectó el jueves pasado al país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: