Oposición arrinconada en Asamblea Nacional

La “oposición” vuelve hoy al parlamento con más lamentos que victorias, en la batalla que dicen librar contra el Gobierno de Daniel Ortega, quien logró la posibilidad de una cuestionada reelección gracias a la firma de seis magistrados judiciales sandinistas.

La “oposición” sigue inmóvil, viendo las acciones que realiza el presidente Ortega a favor de su reelección.
LA PRENSA/Archivo/M. Esquivel

La “oposición” vuelve hoy al parlamento con más lamentos que victorias, en la batalla que dicen librar contra el Gobierno de Daniel Ortega, quien logró la posibilidad de una cuestionada reelección gracias a la firma de seis magistrados judiciales sandinistas.

 

El mandatario, quien sostuvo que su nueva candidatura presidencial (2011) “está escrita en piedra”, doblegó a sus “opositores” en tres ocasiones en el mes de octubre.

 

Primero, seis magistrados sandinistas decidieron declarar inaplicable parte del artículo 147 de la Constitución, que cierra todas las puertas a una reelección de Ortega.

 

Luego, el diputado Alejandro Ruiz, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), desmontó en el parlamento una estrategia para impulsar una ley en contra de la decisión de los seis magistrados sandinistas.

 

Finalmente, de vuelta en el Poder Judicial, los magistrados sandinistas eligieron el pasado 30 de octubre a los magistrados de los tribunales de apelaciones y declararon no ha lugar a 13 recursos contra las elecciones municipales de 2008, denunciadas como fraudulentas.

 

El presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas, dijo en una conferencia que para él la decisión de los seis magistrados sandinistas también “está escrita en piedra”.

 

Tras dos semanas de acciones sandinistas en los cuatro poderes del Estado (Ejecutivo, Judicial, Electoral y Legislativo), los “opositores” no han dado ningún contragolpe.

 

Para hoy las bancadas no oficialistas anunciaron que harán quórum, pues ya se dio trámite en el parlamento a una ley para anular las elecciones municipales de 2008, aunque desde el Poder Judicial los sandinistas dicen que ese capítulo ha concluido.

 

El diputado liberal ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), Eliseo Núñez Morales, indicó ayer que la “oposición” no está amordazada, porque puede efectuar acciones legales, aunque admitió que la batalla también debe llevarse a las calles, debido a que en Nicaragua las leyes que apruebe el Legislativo serán anuladas por los sandinistas desde el Poder Judicial.

 

“El problema real es que el Estado ha sido invadido por una voluntad autoritaria de Ortega y quien tiene que cumplir y hacer cumplir las leyes, que es el Presidente de la República, más bien da la orden de violar la Constitución y lo que vos tenés es, básicamente, un Estado fallido”, dijo Núñez Morales.

 

El también vicepresidente del Movimiento Vamos con Eduardo añadió que bajo las actuales circunstancias todas las acciones son válidas para “enderezar el barco”.

 

“Esto va a tener más soluciones en las calles que las soluciones que podás encontrar en la Asamblea, porque estamos entrando en un círculo vicioso. Hay que hacer cosas en la Asamblea (…), pero vos sacás hoy una ley y estás seguro de que la van a recurrir por inconstitucionalidad y estás seguro de que en la Corte van a fallar en contra de lo que la ley manda”, explicó.