Legados arqueológicos en riesgo

El museo indígena de Sutiaba que preserva los hallazgos arqueológicos del pueblo indígena del mismo nombre, en la ciudad de León, permanece desde hace un año cerrado al público, guardado todo en cajas y algunas de sus piezas almacenadas sin el cuido necesario que estas joyas arqueológicas necesitan.

El museo indígena de Sutiaba que preserva los hallazgos arqueológicos del pueblo indígena del mismo nombre, en la ciudad de León, permanece desde hace un año cerrado al público, guardado todo en cajas y algunas de sus piezas almacenadas sin el cuido necesario que estas joyas arqueológicas necesitan.

Al llegar al museo, se pudo constatar que la mayoría de sus piezas, permanecen guardadas en cajas de plástico y algunas de las urnas funerarias y vasijas de gran tamaño, permanecen amontonadas sin la protección debida, lo que ha ocasionado el deterioro de las piezas y el robo de las mismas.

Fidel Bervis, Presidente de la Comunidad Indígena de Sutiaba, ha revelado que muchas piezas indígenas han sido sustraídas por personas desconocidas, y un buen número de piezas presentan deterioro.

Otros miembros de la comunidad indígena, expresaron y lamentaron el deterioro en el que se encuentra el museo, la comercialización de sus piezas y el hurto por parte de personas desconocidas que han debilitado el museo.

El museo permanece cerrado desde octubre del año pasado, cuando comenzó la rehabilitación de él a través del ayuntamiento de la región Toscana, Italia, y esfuerzos propios de la CIS. Según el inventario elaborado por la comunidad indígena, en 2007, el museo contaba con 240 obras precolombinas de distintos tamaños, elaboradas en su mayoría a base de barro y piedras, (vasijas, ollas, platos, comales, piezas en forma de animales, piedras de moler y mojones, entre otros objetos) y existían, además, 60 textos que difunden la historia del pueblo indígena. Bervis, comentó que el museo podría entrar en funcionamiento en los próximos meses y para deslindar responsabilidades por la supuesta pérdida de piezas arqueológicas, solicitarán a la Policía, al INC y a la Alcaldía, que sirvan de garantes al momento de desempacar los recipientes que guardan las piezas indígenas.

El museo alberga valiosas piezas del barrio Sutiaba, que todavía preserva un fuerte carácter indígena y su museo es un buen lugar para aprender más sobre este pueblo originario. En él se destacan; vasijas para preparar alimentos y guardar materiales, también exhibe pinturas y otras imágenes que muestran un poco de los demás pueblos que existieron en Nicaragua. Otras piezas del museo son los objetos rituales y utensilios tallados en piedra y cerámica, muchos de ellos usados para ceremonias que nos remontan a conocer sobre las creencias y ritos indígenas de nuestros ancestros.

El museo indígena fue fundado en 1981-82, por Aquiles Velásquez, Enrique de la Concepción Fonseca y Pablo Medrano, originarios de la comunidad indígena, quienes inician un proceso de investigación y recogen diferentes piezas que estaban en poder de la Biblioteca Fray Bartolomé de las Casas, del doctor Argüello, Aquiles Velásquez, y pobladores de la comunidad indígena.

Don Róger Montoya, dice que el museo alberga algunos Metates, piedras de moler que datan del período clásico (1000 a.C.) y posclásico (S-XVI), aquí hay piezas de diferentes épocas y que pertenecieron a los maya-chorotega, y náhuatl-azteca, de donde descienden los Sutiabas.

Un paseo por el museo indígena Adiact, que actualmente reconstruye sus salas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: