Cárcel por doble homicidio

Seis meses de prisión preventiva deberá descontar Alexander Flores Bravo, por el delito de homicidio calificado en perjuicio de su compañera sentimental Ana Rosa Ortiz Martínez y su suegra Inés Ortiz López, ambas nicaragüenses.

CORRESPONSAL / COSTA RICA

Seis meses de prisión preventiva deberá descontar Alexander Flores Bravo, por el delito de homicidio calificado en perjuicio de su compañera sentimental Ana Rosa Ortiz Martínez y su suegra Inés Ortiz López, ambas nicaragüenses.

La medida cautelar la dictó el Juzgado Penal de San Carlos, al norte de Costa Rica, mientras se resuelven las investigaciones del caso.

[doap_box title=»» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Batalla Naval

[/doap_box][doap_box title=»Hundiendo las flotas» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Sabías que…

[/doap_box]

Flores mató a machetazos la tarde del martes a su mujer y a su suegra (quienes estaban embarazadas) en una vivienda de la comunidad de La Vieja, en Florencia de San Carlos, en el norte del país.

Inicialmente descontará prisión preventiva por los dos crímenes, pero la Fiscalía espera una autopsia de parte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para determinar qué proceso legal se le sigue por los casos de los dos fetos.

SIN ANTECEDENTES

El sospechoso también es nicaragüense y estaba en condición migratoria irregular en Costa Rica. Según testigos, el crimen fue el resultado del maltrato físico que recibían de parte de Flores Bravo.

El crimen ocurrió en casa de Yorleni Torres, adonde las mujeres habían llegado con golpes en las piernas y los brazos, horas antes de su muerte.

Madre e hija buscaron en el hogar de Torres un refugio ante la golpiza que un día antes les había dado Flores Bravo, en un rancho donde vivían en otra comunidad llamada Ronrón, de Ciudad Quesada.

Uno de los machetazos que le dio a Ana Rosa alcanzó el feto, que tenía nueve meses.

Las mujeres llegaron a la casa de Torres después del mediodía y se disponían a almorzar. El hombre llegó, pidió comida y de inmediato le habría quitado el machete a un adolescente de 13 años para asesinarlas.