Celebrando la revolución. Cada 19 de julio miles de nicaragüenses se trasladan hasta la mítica Plaza de la Revolución, donde hace ya 30 años los guerrilleros y la población celebraron el acontecimiento que cambió la historia del país. Fotos de La Prensa/ Archivo

Las metamorfosis del Frente

“No tengo miedo, sé que voy a rozarme con la muerte y no tengo miedo. Ustedes y todo un pueblo me acompañan”. La frase es de Ernesto Castillo, uno de los “muchachos” combatientes contra la dictadura de la dinastía somocista. El joven, descendiente de una familia oligárquica de Granada, había dejado todo para hacerse guerrillero en las filas de un entonces ilegal Frente Sandinista de Liberación Nacional, cuya lucha ya era respaldada por todo un pueblo. Castillo murió en una de esas batallas del Frente, en septiembre de 1978, de un balazo en la cabeza. Un mes antes había grabado un mensaje a su madre, Rosa, afirmándole que no tenía miedo a la muerte.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: