Sobrevivir la crisis económica

La Florida es uno de los estados con mayor índice de desempleo en Estados Unidos. A nivel nacional la cifra supera los dos dígitos, el 10.2 por ciento.

Francis González es una empresaria nicaragüense en Miami que ha logrado sobrevivir a la recesión. El Restaurante La Hormiga de Oro redujo los precios para mantener abiertos todos sus restaurantes. LA PRENSA/J.FLORES

Miami

La Florida es uno de los estados con mayor índice de desempleo en Estados Unidos. A nivel nacional la cifra supera los dos dígitos, el 10.2 por ciento.

La cifra de desocupación es superior en la comunidad hispana. Pero los empresarios nicaragüenses no se han quedado de brazos cruzados para enfrentar la crisis económica, y han adoptado medidas para sobrevivir la recesión, una de las más severas que ha afectado al país.

Esperanza Cuevas, empresaria nicaragüense en Miami, sostiene que para ella el cierre de su negocio de colchones no ha sido una opción, pese a que enfrenta una reducción en las ventas.

Asegura que la idea es sobrevivir a la crisis y mantenerse en el mercado, para ese fin ha adoptado medidas como ofertar colchones de menor costo.

[doap_box title=» BUENAS SEÑALES» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Esta semana la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) dio a conocer en su último informe que la economía estadounidense decrecerá 2.5 por ciento este año 2009, pero el 2010 la tendencia es favorable, ya que estima un crecimiento del Producto Interno Bruto de ese país de 2.5 por ciento.

[/doap_box][doap_box title=»La Hormiga de Oro» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Francis González es propietaria de la cadena de restaurantes La Hormiga de Oro, en el sur de la Florida. Contra todo pronóstico en tiempo de crisis, González abrió su noveno restaurante hace menos de un año.
González dijo que con el propósito de mantener sus negocios a flote y ayudar a la comunidad, decidió ofrecer servicios de comida a bajos precios.

“Estamos ofreciendo desayunos de 1.99 dólar por un desayuno que consiste en huevos con jamón o bacón, pan con mantequilla y café con leche; y almuerzos a un costo de 4.99 dólar.

“Somos conscientes en mantener el volumen en cada plato, si el cliente no consume toda la comida se la empacamos para que lo lleve a su casa”, expresó la empresaria.

[/doap_box]

“Ahora he introducido colchones y camas a precios más accesibles, decidí ofrecer mercancía de menor costo manteniendo la calidad, aunque sigo vendiendo los colchones de alta calidad y de mayor precio que siempre he ofrecido”.

ASUMEN COSTOS

Otra de las medidas adoptadas es asumir los incrementos de fabricación y de transporte impuestos a causa del alza en el combustible.

Hace un año, Cuevas también se dedicaba al negocio de ventas y compra de casas, pero tras la debacle del sector inmobiliario no pudo continuar, hoy se dedica a la renta de los inmuebles que no logró vender, mientras espera la recuperación del mercado para continuar con ese negocio.

Otra de las medidas es ofrecer servicios delivery que antes no lo hacían, e introducir comidas vegetarianas a bajo costo. “Hay que crear y adaptarse a los tiempos, la gente está buscando consumir alimentos saludables”, preciso González.

“Gracias a Dios nunca he fracasado en mis negocios, ni hoy durante la crisis, pienso que las ganancias están en el volumen de las ventas por eso hemos reducido los precios”.

Mientras, Ana Rodríguez, propietaria de Alfa Envíos, una agencia de envíos de remesas y carga de Miami a Nicaragua, dice que la recesión ha provocado la reducción de operatividad de su negocio entre un 50 y 60 por ciento.

Rodríguez asegura que los connacionales ya no están enviando la misma cantidad de dinero y de carga como lo hacían anteriormente.

“Tengo clientes que desde hace varios meses no envían nada a sus parientes en Nicaragua, debido a que perdieron sus trabajos”.

Para sobrevivir y mantener abierto su negocio Rodríguez dice que ha adoptado medidas como la reducción de gastos y rentar parte del local donde opera su agencia. “Vamos a ver qué pasa en estos dos últimos meses, si las cosas no mejoran para inicios del próximo año vamos a estudiar otras medidas y ver qué hacer”, sostuvo.

Por ahora Cuevas mantiene detenido el proyecto de apertura de dos nuevas tiendas de colchones, a la espera de la recuperación económica.

Entre sus planes está crear su propia marca de colchones y poder exportar el producto a Centroamérica.

Los empresarios nicaragüenses tienen la esperanza de que la economía mejorará en el 2010.

Aún cuando las señales de la economía son alentadoras, la recuperación de la economía internacional es lenta. Es por eso que según Francis González, propietaria de la Hormiga de Oro, pese a la reducción en los precios dicen mantener la calidad, el volumen de la comida y el buen trato a los clientes de sus establecimiento.

Esta semana la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) dio a conocer en su último informe que la economía estadounidense decrecerá 2.5 por ciento este año 2009, pero el 2010 la tendencia es favorable, ya que estima un crecimiento del Producto Interno Bruto de ese país de 2.5 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: