Denuncian más anomalías en la RAAN

La no juramentación de miembros de los consejos electorales municipales (CEM) y la falta de cedulación en municipios del Triángulo Minero son algunas de las irregularidades que la Alianza Liberal Nicaragüense-Movimiento Vamos con Eduardo (ALN-MVE) ha detectado en el desarrollo del proceso, denunció ayer Guillermo Medrano, del equipo de organización de esa alianza.

La no juramentación de miembros de los consejos electorales municipales (CEM) y la falta de cedulación en municipios del Triángulo Minero son algunas de las irregularidades que la Alianza Liberal Nicaragüense-Movimiento Vamos con Eduardo (ALN-MVE) ha detectado en el desarrollo del proceso, denunció ayer Guillermo Medrano, del equipo de organización de esa alianza.

[doap_box title=»¡Entre los mejores!» box_color=»#336699″ class=»aside-box»][/doap_box]

Esas denuncias se suman a las realizadas el lunes por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que señaló la falta de una divulgación previa del proceso de verificación y que la entrega de cédulas da preferencia a quienes se identifican con el partido de Gobierno.

La mayoría de irregularidades se presentan en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), dijeron los denunciantes.

CEDULADORES EN OFICINA DE FSLN

Medrano confirmó que en la Secretaría Municipal del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en Rosita, permanecen los técnicos de cedulación del Poder Electoral, y si quien solicita el trámite es sandinista, le dan la cédula en una semana, pero si es de la oposición “no hay ni siquiera talón-foto” para elaborarle el documento.

Agregó que en el proceso de verificación del fin de semana pasado, el partido de Gobierno hizo uso de recursos del Estado para movilizar a sus simpatizantes, muchos de los cuales fueron trasladados desde el municipio de Waslala, donde no habrá elección regional.

La ex presidenta del Poder Electoral, Rosa Marina Zelaya, opinó que la ciudadanía debe vencer la apatía que existe en la Costa Caribe, y participar masivamente en la votación para evitar la posibilidad de “fraudes gigantescos”.